lunes, 30 de marzo de 2015

Andaluces de Alcalá sobre el resultado de las elecciones autonómicas

Desde que se conocieron los resultados electorales, no dejan de aparecer mensajes que hacen referencia a la inteligencia o madurez democrática de los andaluces. Estas personas, claramente identificadas con partidos políticos sean andaluces o no, no paran de realizar análisis maniqueos en los que asocian la ¿victoria? del PSOE a cuestiones simplistas como que estamos "apesebrados", "engañados", "somos incultos", "ignorantes", etc. Las personas que retratan así lo ocurrido en las pasadas elecciones solo dan luz a su propia incapacidad de análisis de la situación socio-política andaluza.
Como colectivo, estamos igual de descontentos que esas mismas personas en relación a los resultados del pasado domingo, pero entendemos que se impuso la "lógica" política. Para argumentar esta afirmación creemos necesario detenernos en cuatro aspectos que a nuestro entender han resultado determinantes en el resultado final:

1º- La red clientelar del PSOE asociada a una "simbiosis social" entre el Partido y la Administración, donde no solo existen duplicidades administrativas que han alimentado la contratación irregular, sino que, además, se ha creado un entramado de Empresas Públicas, Institutos y organismos en los que muchos de esos potenciales votantes tienen su puesto de trabajo asegurado siempre que se sepa votar, claro, correctamente en las elecciones autonómicas. La grabación de audio de la delegada de empleo en Jaén, realizada en 2012, viene a demostrar lo que todo el mundo sospechábamos. Y por si fuera poco, y contradictorio, la privatización de cada vez más servicios públicos, que deberían ser gestionados por las administraciones públicas, ha contribuido en la misma dirección, la conformación de un “régimen” sustentado por una tupida red clientelar. 
No es necesario ser muy inteligente para entender que, dada las características geográficas de Andalucía en cuanto a extensión, demografía, sistema de ciudades u organización comarcal, nos encontramos ante un territorio muy complejo para su gestión. De ahí que pueda estar justificado que nuestra Administración Autonómica deba tener mayor tamaño que en el resto de comunidades autónomas del Estado español. Desde Andaluces de Alcalá entendemos que los procedimientos de acceso a la función pública y empresas públicas deben estar justificados y ser transparentes e iguales para todos, única forma de evitar cualquier tipo de clientelismo político. 
2º- Intoxicación informativa alentando a repudiar a Podemos con una constante analogía a lo que la prensa "ultracentrista" llama "Régimen Bolivariano". Este punto no es baladí, y ha provocado que muchas personas con escasa información o preparación -por falta de interés en la mayoría de los casos- para diferenciar información de "desinformación" hayan variado su voto de descontento, que a priori habría acabado en Podemos, hacia la candidatura de Ciudadanos. La aparición de estos dos partidos nuevos en las elecciones andaluzas ha producido un mayor fraccionamiento del voto, que anteriormente estaba más concentrado en 3 partidos, y eso, como es lógico, favorece a la lista más votada.
3º- La caída de IU que lleva décadas anunciándose, no solo en Andalucía, sino también en otras partes del Estado español y que básicamente responde a una constante traición hacia sus bases y electorado, nuevamente la hemos vuelto a ver en la actitud pedigüeña de Maíllo pidiendo otro pacto tras las elecciones, a pesar de la traición de Susana Díaz. Mensaje patético cuando todos los pronósticos decían que el pacto de estabilidad del anterior gobierno le iba a salir muy caro. Su electorado tradicional no ha perdonado que apoyase al PSOE a cambio de un puñado de cargos. Parte de ese electorado ha virado hacia Podemos y otro (a nuestro juicio mayoritario) hacia la abstención activa.
4º- La abstención de conciencia (activa), un sector, nada desdeñable, de la sociedad andaluza que tiene claro que Andalucía es una nación o considera que, al menos, es una nacionalidad histórica con características singulares o simplemente que a Andalucía se la está nunguneando nuevamente y no cuenta con ningún referente político válido. En este sentido, la gran abstención lleva sin encontrar representación real a sus anhelos políticos desde hace varias décadas y sienten que elecciones como las celebradas solo apuntalan un sistema caduco, donde gobiernan los partidos que obedecen -en mayor o menor medida- a intereses que le son completamente ajenos. Pues no se ha articulado aún una herramienta política andaluza que pueda dar respuesta a los eternos problemas de nuestra tierra.

Consecuentemente, ha ganado el partido que lleva más de treinta años construyendo un “régimen” clientelar. La lógica de “administrar” trabajos, ayudas y/o prebendas en una coyuntura de crisis como la actual -con un 34% de paro- ha terminado por imponerse. 
El futuro pertenece a los andaluces, y más pronto que tarde se articulará esa herramienta política que nuestra tierra necesita para avanzar por sí, los pueblos y la humanidad.

¡Viva Andalucía Libre!

Andaluces de Alcalá, a 29 de marzo de 2015.

No hay comentarios: