sábado, 21 de marzo de 2015

ANDALUCES DE ALCALÁ POR LA IGUALDAD DE LAS MUJERES

Coincidiendo con la celebración del mes de marzo como mes de la Mujer, desde Andaluces de Alcalá hacemos una reflexión sobre la situación de la mujer andaluza y alcalareña en la actualidad.

Respecto a las condiciones de las mujeres en Andalucía, el Pacto Andaluz por la Igualdad de Género suscrito en 2013 y promovido por el Consejo de Participación de las Mujeres, dentro del Instituto Andaluz de la Mujer, admite que la igualdad de género “sigue siendo un objetivo por alcanzar en su integridad”. En este documento se apunta que las recientes políticas económicas están teniendo consecuencias particularmente graves sobre las personas más vulnerables y también sobre las mujeres. ¿Cómo es esto posible, si el apoyo institucional en pos de la igualdad de la mujer con el hombre es amplio y variado, como vamos a ver a continuación?

En efecto, existe un gran apoyo institucional en temas de género. En el Estatuto de Autonomía de Andalucía, el artículo 15 “garantiza la igualdad de oportunidad entre hombres y mujeres en todos los ámbitos”. No olvidamos tampoco la ley 12/2007, de 26 de noviembre, para la promoción de igualdad de género en Andalucía, el Instituto Andaluz de la Mujer, el cual ha elaborado el I y el II Plan Estratégico para la Igualdad de Mujeres y Hombres en Andalucía, así como el programa IGUALEM (Igualdad en las empresas), cursos de formación y un largo etcétera de programas de participación y asociacionismo, coeducación… Asimismo, la Consejería de Justicia e Interior alberga la Dirección General de Violencia de Género y Asistencia a Víctimas.

Aparentemente, desde arriba se promueve la igualdad, pero la población femenina sigue sufriendo graves problemas. Para comprender lo que está ocurriendo con la situación de las mujeres en nuestra tierra, podemos dar ejemplos en relación con dos de sus grandes problemas: la violencia de género y los obstáculos en el ámbito laboral.

Según los últimos datos facilitados por la Consejería de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía en relación a la violencia de género (1), Andalucía cerró 2014 con un 19% de muertes por violencia de género en España. En términos absolutos somos la comunidad con mayor número de mujeres muertas por violencia de género en todo el Estado español. A través de estas cifras observamos cómo el apoyo institucional no se ha traducido en un descenso significativo de las denuncias desde 2003: hace doce años se produjeron en Andalucía un 18,3% de las muertes por violencia de género del Estado. Poco ha cambiado la situación. Además, durante 2013 se tuvo que reforzar el programa de Atención Psicológica a las Mujeres Menores de Edad Víctimas de Violencia de Género, dirigido a adolescentes, ante el aumento de casos detectados entre las mujeres más jóvenes.

En cuanto a lo laboral, el observatorio ARGOS, de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, ofrece datos de 2014 (2). En ellos comprobamos que la tasa de actividad entre los hombres es de un 65%, mientras que entre las mujeres es de catorce puntos menos, un 52%. En los últimos años, se ha destruido más empleo femenino que masculino. Ante estos datos comprendemos que la mayor perjudicada por esta crisis económica está siendo la mujer, quien está siendo expulsada del mercado de trabajo, tiene trabajos aún más precarios y con peores salarios.

A ellas les afectan, directa o indirectamente, los recortes presupuestarios en los servicios públicos y las ayudas sociales, que inciden en los cuidados de la vida y la familia asumidos casi en exclusividad por las mujeres. No debemos perder de vista que Andalucía ostenta el tristísimo mérito de ser la región europea con más paro y en nuestra localidad en concreto, en Alcalá de Guadaíra, la cifra de parados es de aproximadamente 12.000 personas. Podemos deducir que todas estas circunstancias mencionadas en Andalucía y Alcalá afectan especialmente a las mujeres. ¿Que hay que volver a traer a los abuelos a casa y ya no se paga ayuda externa? Se hace, y los cuida la mujer de la casa. ¿Que no se pueden mantener a los hijos e hijas en las guarderías? Se quedan en casa, y la madre los cuida (y ya no puede trabajar o buscar trabajo) o la abuela los cuida, a menudo con grandes dificultades. ¿Que el hijo discapacitado no obtiene ayudas sociales de dependencia? La madre se dedicará a sus cuidados. Todas estas situaciones apartan a las mujeres de una verdadera igualdad con los hombres.

En cuanto a Alcalá de Guadaíra, y según los datos de 2013 (3), hay más paradas mujeres que hombres y hay dos veces más contratos registrados en hombres que en mujeres. El Ayuntamiento aprobó en 2011 un “ambicioso Plan para la Igualdad de Oportunidades entre Hombres y Mujeres”, válido de 2011 a 2014, del que los ciudadanos no tenemos informes, no se nos rinden cuentas al respecto. ¿Qué políticas lleva a cabo la Delegación de Igualdad? No lo sabemos. Los Servicios Sociales, por su parte, no mantienen activo ningún plan específico de apoyo a la igualdad de género. El proyecto RELAS (Red Local de Acción en Salud), con el Plan Local de Salud, promete preocuparse de los temas de género, específicamente coeducación y violencia, y publica un informe con datos y objetivos de 2011. ¿Pero y las acciones acometidas? ¿Dónde están los resultados? En nuestro ayuntamiento, la información brilla por su ausencia.

Por tanto, a la pregunta ¿se están vulnerando los derechos de las mujeres en Alcalá? La respuesta es sí, en muchos casos se vulnera el derecho a la integridad física y el derecho a un trabajo en igualdad de condiciones que los hombres. ¿Cómo es que con tantas instituciones, programas y planes estratégicos, siglas, acrónimos, grandes palabras y lo que es peor, grandes subvenciones, la situación no sólo no mejore, sino que empeore?

En Andaluces de Alcalá tenemos claro que debemos cambiar de estrategia. El gran reto consiste en cambiar nosotros y nosotras mismas nuestra sociedad, la más cercana, la de nuestro pueblo, cambiar para obtener la igualdad. Algunas propuestas concretas serían promover la alfabetización de las mujeres de Alcalá; mejorar la gestión de los Asuntos Sociales, priorizando las ayudas sociales para mujeres y especialmente para cuidadoras, aumentando el presupuesto de Asuntos Sociales y contratando más personal para gestionar la enorme demanda ya existente; crear guarderías públicas que den respuesta a las necesidades de todos los niños y niñas del pueblo; promover la participación y toma de decisión de las mujeres en las Asociaciones de Vecinos de cada barrio… y un largo etcétera que es fácil de imaginar si lo que se quiere es cambiar algo de verdad.

 Andaluces de Alcalá, 21 de Marzo de 2014

(1) Informe de Magnitudes en materia de Violencia de Género: http://www.juntadeandalucia.es/export/drupaljda/03-12%20Informe%20Magnitudes.pdf

(2) Informe “La mujer en el mercado de trabajo andaluz. 2014”. http://www.juntadeandalucia.es/servicioandaluzdeempleo/web/argos/web/es/ARGOS/Publicaciones/pdf/20150306_mujer_2014.pdf

(3) Datos del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía.



No hay comentarios: