lunes, 19 de enero de 2015

Andaluces de Alcalá: por qué NO nos presentamos a las elecciones municipales de 2015

Desde el colectivo ciudadano Andaluces de Alcalá deseamos transmitir a la ciudadanía alcalareña nuestra decisión de no presentar ni apoyar ninguna candidatura a las próximas elecciones municipales. Igualmente, y de manera coherente con la metodología asamblearia y transparente que hemos desarrollado durante más de cinco años de trabajo, queremos explicar el proceso de debate y los motivos que nos han llevado a tomar esta decisión.

Durante la segunda mitad de 2013 Andaluces de Alcalá desarrolló un debate interno sobre la experiencia acumulada desde su fundación en 2009. Fruto de este debate fue el documento “Andaluces de Alcalá: cinco años de trabajo, una propuesta de futuro”, que fue hecho público el 28 de febrero de 2014. En dicho documento subrayábamos la tendencia saludable del asociacionismo crítico en nuestra ciudad, que había demostrado un alto grado de madurez y responsabilidad y, consiguientemente, una capacidad constatable para coordinarse y trabajar conjuntamente en beneficio de la ciudad.

En ese documento llamábamos la atención, especialmente, sobre la experiencia de la huelga general de noviembre de 2012. En aquella ocasión Andaluces de Alcalá convocó a toda la izquierda alcalareña para la organización conjunta de una movilización ciudadana en Alcalá en apoyo de la huelga general. Las organizaciones convocadas respondieron positivamente y el resultado fue un éxito histórico, plasmado gráficamente en una de las mayores manifestaciones de la historia de nuestro pueblo.

La experiencia de esa huelga general, así como la sana cooperación lograda con otros colectivos en el seno de plataformas como Salvemos el Guadaíra o la Plataforma Cultural Alcalareña, nos llevó a plantear la conveniencia de trasladar esa unidad generosa a las urnas. Fue así como el 8 de julio de 2014 convocamos una reunión con todos los colectivos y personas de izquierdas de Alcalá para la conformación de un bloque municipal unitario que presentase un desafío serio a PSOE y PP. En esa reunión se propuso la convergencia de todos dentro de un bloque municipal basado en la cooperación, el asamblearismo y la ética, sobre la base de un programa participativo, construido entre todos y sobre de la experiencia acumulada por todos los movimientos sociales y asociaciones de nuestra ciudad. Dicho documento puede ser consultado en http://andalucesdealcala.blogspot.com.es/2014/06/andaluces-de-alcala-ante-las-elecciones.html

Lamentablemente, esta idea no tuvo la acogida esperada y diferentes grupos políticos convocados decidieron desmarcarse para salvaguardar sus propias candidaturas con sus propias siglas.

Los argumentos presentados por los grupos que no apoyaron esta propuesta fueron diversos, y todos ellos respetables. Sin embargo, desde Andaluces de Alcalá consideramos que constituye un error estratégico grave.

La negativa a confluir en una candidatura unitaria, asamblearia y municipalista impide en la práctica plasmar en las urnas la unidad conseguida en la calle. Una vez más la fuerza acumulada en las diferentes luchas (por los derechos laborales, contra los desahucios, por Gandúl, por nuestro río) se fractura y se difumina en un abanico de candidaturas que, en lugar de cooperar, compiten entre sí.

Esta negativa beneficia objetivamente a PSOE y PP, que verán una vez más cómo sus adversarios políticos, aquéllos que realmente pueden subvertir el lamentable estado actual de las cosas, se dividen y se restan potencia mutuamente. En este sentido, el sistema D’Hont promete beneficiarles una vez más frente a una amplia gama de formaciones que, persiguiendo objetivos básicamente comunes, están condenadas a dañarse entre sí.

Finalmente, la negativa a construir esa candidatura unitaria, asamblearia y municipalista torna imposible la puesta en marcha de un proyecto realmente transformador: un proyecto que se construya de abajo arriba, que no deba más obediencia que a los vecinos de Alcalá y que dé a éstos la posibilidad de tomar el protagonismo sin someterse a siglas ni a consignas dictadas desde arriba.

En estas condiciones, y tras debatir pausadamente sobre las circunstancias actuales, Andaluces de Alcalá ha decidido no participar de un proceso electoral que, por la forma en que es afrontado, no podrá ser transformador ni dar respuesta a las necesidades de los alcalareños.

No obstante, desde Andaluces de Alcalá seguimos pensando que la política es algo que excede ampliamente el marco institucional, y por eso prometemos seguir dando batalla durante los próximos cuatro años. Seguiremos luchando por la transformación real en la calle, y por la acumulación de un poder popular real que se plasme en una candidatura fuerte, asamblearia y municipalista. Lo de menos es esperar cuatro años más. Porque no se trata de resignarse ni de renunciar al cambio posible. Se trata de coger impulso para saltar más fuerte.


Ahí estaremos.

Andaluces de Alcalá, 19 de enero de 2015

No hay comentarios: