viernes, 27 de junio de 2014

La Ignominia de pertenecer al Estado español

Como decía la mítica letra de John Lennon “Strawberry fields forever”: Living is easy with eyes closed (Vivir es fácil con los ojos cerrados). Caso que puede aplicarse perfectamente a aquellos estamentos sociales: instituciones, organizaciones empresariales, sindicatos y prensa que se empeñan en sostener la actual organización del Estado español a costa de todo lo demás. 
Se pueden poner cientos de ejemplos sobre la catastrófica organización de los poderes del Estado, pero en esta ocasión solo basta con poner de relieve la obscena Sentencia de la Sala Tercera del Tribunal Supremo en relación a la solicitud de sondeos petrolíferos en territorio canario por parte de una de las grandes corporaciones multinacionales del sector de la energía y los hidrocarburos.
Antes de iniciar el pertinente análisis de este desaguisado, cabría recordar al señor ministro de Industria, Energía y Turismo que el meridiano de Greenwich no pasa por Canarias, es cierto que sí lo hace por el Estado español, pero ni siquiera pasa por Madrid, capital del reino. En este sentido, parece que ser un ignorante en Geografía es consustancial a los altos cargos políticos del Partido Popular, a los que más les valdría volver a pasar por las aulas –eso sí, esta vez por las de la Escuela Pública-.
Hecho este paréntesis, habría que iniciar esta reflexión partiendo de la situación geoestratégica de Canarias y su aportación al PIB del Estado español. Las Islas Canarias se encuentran ubicadas entre los meridianos 13 y 19º W y los paralelos 27 y 30º N, frente a la costa de Marruecos y Sáhara occidental, y ubicadas en una zona climática de marcado carácter subtropical. La predominancia de los vientos alisios y la corriente fría de Canarias, hacen de esta zona un paraíso terrenal explotado desde antaño por el sector turístico, pues no en vano, supone el 74,6% de su economía. La aportación de esta comunidad al conjunto del PIB del Estado español es de 40.299 millones de euros y ocupa el 8 puesto en el ranking de aportación de las CCAA –en datos de 2013-.[1] 
No obstante, no todo es economía, pues el valor de sus recursos naturales es incalculable. En el conjunto de islas que componen este archipiélago enmarcado en la Región biogeográfica Macaronésica, se calcula que existen unas 12.700 especies de fauna terrestre, más unas 4.500 especies marinas. Del conjunto de fauna que habita en Canarias, 3.600 especies animales son endémicas –solo habitan en este archipiélago-, y un tanto parecido ocurre con la flora, donde es posible encontrar unas 511 especies endémicas que en conjunto suponen el 25% de la vegetación presente en territorio canario. [2]
Pero, además, a la innegable vinculación existente entre los recursos naturales del archipiélago y el potente sector turístico, hay que añadir el derecho a decidir de su población –organizada mediante su tejido asociativo y ciudadano- sobre aquellas cuestiones que afectan directamente a su territorio y que pueden poner en serio riesgo su patrimonio natural y su modo de vida (basado en el sector turístico, como ya se ha analizado). 
Es una vergüenza que una sentencia del Tribunal Supremo avale una iniciativa empresarial con apoyo del Gobierno del Estado en contra de la opinión pública representada por la fuerte respuesta contestataria de la sociedad civil en forma de 7 recursos (desestimados por la Sala tercera del Supremo), más de 200.000 firmas (recogidas en 183 países) y con la oposición de los cabildos de Lanzarote y Fuerteventura, Gobierno de Canarias, Ecologistas en Acción-Ben Magec, Fundación César Manrique, WWF, IU y la Coordinadora Canaria contra las Prospecciones Petrolíferas que engloba a más de 50 partidos políticos, sindicatos y asociaciones.
¿Cómo se puede autorizar semejante aberración en contra de la sociedad canaria? ¿Cómo se puede gobernar autoritariamente un territorio situado a más de 1.800 km de la capital del reino?
Pues muy fácil, volviendo al encabezamiento del artículo y tomando como referencia la letra del genio de Liverpool: “Vivir es fácil con los ojos cerrados”.
Desde Andaluces de Alcalá nos solidarizamos con el pueblo canario, cuyos derechos se han visto pisoteados una vez más, y nos mostramos favorables al derecho a decidir de los ciudadanos sobre estas y otras cuestiones que atañen al modelo de organización, producción y consumo de sus territorios.



Andaluces de Alcalá, a 27 de junio de 2014.


[1] Datos macro.com
[2] Gran Enciclopedia Virtual de las Islas Canarias.

lunes, 23 de junio de 2014

Andaluces de Alcalá: sobre la incineración de residuos y Portland Valderrivas (II)

En 2012 se emitieron en el Estado español 343,9 millones de toneladas CO2 a la atmósfera, un 1,9% menos que el año anterior, un descenso debido sin lugar a dudas a la crisis económica. Si tomamos los datos publicados por WWF,[1] que tienen como  base 1990, año que toma como referencia el Protocolo de Kioto[2] para cumplir el objetivo de la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en nuestro planeta, éstas se han venido incrementado una media del 24,5% anual.[3]


La fabricación de cemento es una de las actividades industriales que generan más emisiones de gases de efecto invernadero, y esto de varias formas: consumo de electricidad (molienda de minerales y clínker), descarbonatación de la roca caliza y quema de combustibles fósiles (extracción y transporte de las materias primas, funcionamiento del horno, precalcinación, etc).[4] Si, como pretende el sector, añadimos la “valorización” de residuos como combustible, tendríamos que añadir el llamado "turismo de residuos": transporte de cientos de miles de toneladas de una zona a otra, que conlleva malos olores, emisiones de gases, ruidos, saturación de carreteras con grandes camiones, la dificultad de controlar las múltiples sustancias que se generan en la utilización de una cantidad tan amplia de desechos, el problema de las cenizas y, lo que es más importante, la extracción y procesado de nuevas materias primas necesarias para mantener el actual ritmo de consumo irracional de nuestra sociedad.[5]

Según el sector cementero andaluz, en 2011 emitió 3.078.066 toneladas de CO2. Y aunque la producción se ha visto reducida por la ausencia de obra civil y pública, “la cantidad total ha evolucionado conforme a una ratio constante de 0,86t de CO2 por cada tonelada de clínquer producido”. Dato que desmiente toda la propaganda “verde” del sector. Otras cifras de interés, relacionadas con la emisión de contaminantes derivados de la producción de cemento en Andalucía son: 6.604t óxidos de nitrógeno; 156t óxido de azufre  y 100,21t partículas.[6]

Apostar por la incineración de residuos en contraposición a la prevención, reutilización, reciclaje y compostaje, no es una necesidad real de la ciudadanía. El sector cementero, en estos momentos,  dispone de una capacidad de producción sobredimensionada. Más bien estamos ante su reconversión en plantas incineradoras, política que respalda el Estado para aproximarse a los objetivos de la Directiva Marco de Residuos de la UE: 2008/98, y vía de escape que no tiene en consideración el daño medioambiental y a la salud de las personas, a pesar de que hay multitud de estudios científicos que ponen en evidencia la relación entre el aumento de la morbilidad y mortalidad por diversos tipos de cánceres y la cercanía a incineradoras de residuos. Así lo demuestra el informe titulado “La mortalidad por cáncer en ciudades situadas en las proximidades de incineradoras e instalaciones para la recuperación o eliminación de residuos peligrosos” elaborado por el Área de Epidemiología Ambiental y Cáncer, Centro Nacional de Epidemiología, Instituto de Salud Carlos III.[7]

En este contexto es donde se enmarca la pretensión de Pórtland Valderrivas de incinerar 292.000 toneladas de residuos en su planta de Alcalá de Guadaíra. Pórtland es la multinacional más importante del sector cementero en España, con un 22,7% de cuota de mercado en 2009.[8]

Detrás de Pórtland Valcerriva, controlando el 78% del capital,[9] se encuentra Fomento de Construcciones y Contratas, S.A. (FCC) , con sede en Barcelona, empresa que tiene la concesión de la recogida de basuras de gran parte del Estado español. Su accionista mayoritario es Esther María Koplowitzquien compagina los cargos de vicepresidenta primera y miembro del Consejo de Administración de FCC , con el de vicepresidenta y miembro del consejo de administración de Cementos Portland Valderrivas, entre otros muchos cargos. En mayo de 2013[10] se le otorgó, por el Consejo de Ministros, la Gran Cruz de la Orden Civil al Mérito Ambiental.[11] Y como dato anecdótico, debe saberse que el consejo de administración de Portlad, mientras abría ERE en sus plantas, se subió el sueldo un 16% en 2013.[12]

Andaluces de Alcalá no está en contra de los trabajadores del sector cementero. Todo lo contrario: estamos a favor del mantenimiento de los puestos de una forma sostenible y de la protección del medio ambiente en general y de la salud de la ciudadanía en particular.

Andaluces de Alcalá, 23 de junio de 2014



[2] http://unfccc.int/resource/docs/convkp/kpspan.pdf
[3] http://awsassets.wwf.es/downloads/informe_de_emisiones_de_gei_en_espana_1990_2012.pdf
[5] http://ecodiario.eleconomista.es/espana/noticias/2899654/03/11/MConsejeria-rechaza-una-peticion-formal-de-traslado-de-basura-de-Napoles-a-Jerez-de-la-Frontera.html#.Kku8bEnFlxe9xAO
[8] y una de las primeras del mundo, con 15 fábricas de cemento, 170 plantas de hormigón, 63 canteras y 18 plantas de fabricación de mortero. Tiene capacidad para producir 18,8 millones de toneladas de cemento.
[9] http://labolsa.com/empresas/cementos-portland
[10] http://es.wikipedia.org/wiki/Esther_Koplowitz
[11] http://es.wikipedia.org/wiki/Esther_Koplowitz
[12] Europa Press 20 de marzo de 2014 https://es.finance.yahoo.com/noticias/cementos-portland-fcc-eleva-16-remuneraci%C3%B3n-consejo-llegada-115617319--sector.html Según se aprecia en el informe de remuneración remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el nuevo presidente de Cementos Portland y antiguo consejero delegado de Cemex en España recibió 663.000 euros por el desempeño de sus funciones durante el pasado ejercicio.

martes, 17 de junio de 2014

Andaluces de Alcalá agradece reconocimiento del grupo ecologista Alwadi-ira

El pasado sábado 14 de junio la sociedad
ecologista Alwadi-ira – Ecologistas en Acción hizo entrega de su reconocimiento anual, distinguiendo en esta ocasión al colectivo ciudadano Andaluces de Alcalá por nuestro trabajo en defensa del Medio Ambiente y del Patrimonio en nuestra ciudad. Esta distinción contiene para Andaluces de Alcalá un especial valor por la ejemplar trayectoria de Alwadi-ira en nuestra ciudad, y nos da fuerzas para seguir trabajando por los derechos de todos y por los intereses colectivo generales.
 

jueves, 12 de junio de 2014

ANDALUCES DE ALCALÁ ANTE LAS ELECCIONES MUNICIPALES DE 2015

Desde el colectivo ciudadano Andaluces de Alcalá queremos hacer pública nuestra posición antes las próximas elecciones municipales, a celebrar en 2015. Esta posición, fruto de un acuerdo basado en el debate asambleario y el consenso, se concreta en la propuesta que a continuación lanzamos a la ciudadanía de Alcalá en su conjunto:
                 
Andaluces de Alcalá concibe la acción política como algo que excede muy ampliamente del ámbito institucional. Nuestro colectivo parte de que la realidad social sólo puede ser transformada mediante una articulación real del tejido social, y en consecuencia, plantea que actualmente la acción electoral debe ser secundaria respecto al trabajo político en la calle. Es la sociedad civil y son los movimientos sociales quienes deben determinar la participación electoral para que esta sea un verdadero reflejo de los proyectos y aspiraciones del pueblo. Proponemos un municipalismo crítico, solidario y transformador.


            Andaluces de Alcalá se alinea del lado de quienes desean impulsar un profundo cambio políti­co para Alcalá de Guadaira. Nuestras raíces están en los grupos que componen el movimiento social asambleario, los que se sitúan abajo y a la izquierda, los que trabajan por evitar la injusticia y la desigualdad social. Lo que algunos llaman “El Limonato” se ha revelado como un régimen inútil para la política local, creador de paro, foco de corrupción, ineficiente políticamente, degradador del medio ambiente y del patrimonio, privatizador de los servicios públicos, irrespetuoso con las decisiones del Pleno Municipal, etc. Esto debe necesariamente ser superado por la izquierda local en las próximas elecciones locales.


            Por ello, y ante la alarmante situación de crisis que atravesamos en nuestra localidad -desempleo masivo, emigración, corrupción institucionalizada, parálisis institucional, inexistente participación ciudadana, falta de perspectivas, desindustrialización, cierre de pequeños comercios, etc.- planteamos una propuesta concreta ante las próximas elecciones:

1.- Bloque municipal
La configuración de un Bloque municipal democrático, asambleario, andalucista y de izquierdas que aglutine, sin excepciones a todas las fuerzas sociales y políticas de nuestra localidad. Es el momento de la unidad popular -sin exclusiones- para disputar con opciones reales las próximas elecciones.

2.- Cooperación
Pedimos una reflexión en profundidad a todos los grupos políticos locales a la izquierda del “Limonato”: PA, IU, Podemos, ISA, etc, y a los grupos sociales progresistas de nuestra localidad. Y ello para tomar el impulso necesario a fin de superar una situación que se prolonga demasiado en el tiempo.. Es el momento de la sociedad civil y los movimientos sociales. Los grupos políticos locales deben adquirir el compromiso sincero de facilitar la creación, participar y favorecer el bloque e integrarse en este para aportar y no para sustituir. No es el momento de la competición electoral sino de la cooperación municipal. Empujar entre todos y no darse los mismos codazos de siempre entre los mismos es pieza clave para que este proyecto pueda ser realidad.

3.- Programa
Proponemos elaborar un programa participativo, que recoja el trabajo, los análisis y las propuestas de los movimientos sociales. Proponemos poner en común todo el potencial disperso de asociaciones, movimientos y ciudadanos en un ejercicio de inteligencia colectiva que desborde la política convencional.

4.- Ética
Sin ética no hay justicia social. Y sin principios no hay política progresista. Por ello, defendemos un modelo de gestión trasparente que priorice la claridad, el rigor y el establecimiento de mecanismos que hagan posible otra forma de hacer política para reformar el sistema democrático desde la base. Por eso las decisiones deben adoptarse de forma distinta a como se hace en el resto de partidos políticos. Si hacemos algo diferente a lo que siempre se hace, seremos radicalmente diferentes.

5.- Asamblearismo
Funcionaremos a través de una organización asamblearia, donde la máxima es la bús­queda del consenso. Trabajamos por crear una cultura de la asamblea, donde las pautas a seguir son la tolerancia, el respeto a las ideas de los demás y el convencimiento de que lo común es superior a lo individual. No se trata de vencer, sino de con-vencer.


Andaluces de Alcalá, junio de 2014

miércoles, 11 de junio de 2014

Reconocimiento de Alwadi-ira a Andaluces de Alcalá

Estimados compañeros y compañeras:
            El próximo sábado 14 de junio a partir de las nueve y media de la noche está previsto celebrar en nuestra sede el acto de convivencia que tradicionalmente organizamos a comienzos de verano.
            Durante el acto se van a entregar reconocimientos al colectivo ciudadano Andaluces de Alcalá y a Cristóbal Raya Sancho, a ambos por su defensa y promoción del Patrimonio y el Medio Ambiente en nuestra localidad.
            Igualmente se va a realizar la entrega de carnés a los nuevos socios.
          Como en años anteriores, y para amenizar la velada, tendrá lugar un concurso para elegir la mejor elaboración en repostería que se presente, y el premio, como siempre, será una cesta de productos ecológicos.
            Como viene siendo habitual el grupo aportará las bebidas y los socios/as las tapas o postres. Desde la Junta Directiva os animamos a que participéis. Todos y todas somos importantes en los actos reivindicativos pero también en los actos de convivencia.
          Como en la anterior convivencia solicitamos a todos los socios que acudan a la convivencia, y que puedan, la entrega de un kilo de alimentos no perecederos con el objeto de entregarlo a una asociación para su posterior distribución a personas necesitadas.
 
Sociedad Ecologista Alwadi-ira

jueves, 5 de junio de 2014

Andaluces de Alcalá: sobre la incineración de residuos y Portland Valderrivas (I)


El pasado mes de marzo, el denominado Panel Intergubernamental de la ONU sobre Cambio Climático (IPCC) [1] emitió un informe elaborado por 235 expertos donde se advierte a los gobiernos y organismos internacionales, que “sólo un gran cambio institucional y tecnológico, acompañado de inversiones sustanciales, puede contener la subida de las temperaturas por debajo de los dos grados”, precisando que “tan sólo quedan 15 años para hacer ese esfuerzo intenso antes de que detener el cambio climático sea tremendamente costoso y sus consecuencias desastrosas”. 
Este consenso generalizado de la comunidad científica confirma lo que la mayoría de los grupos ecologistas y otras muchas organizaciones sociales venimos denunciando persistentemente: la sostenibilidad ecológica de la vida es incompatible con el actual modelo de desarrollo basado en la producción irracional de bienes materiales, muchos de los cuales no necesitamos, o bien son socialmente dañinos o superfluos. Por el contrario, sería más consecuente apostar por la mejora de las condiciones de vida: el trabajo, la salud, la democracia o la cultura, aspectos mucho más necesarios para los ciudadanos. La forma en la que tratemos los residuos tiene mucho que ver con todo esto. 
La Directiva Marco de Residuos de la UE: 2008/98, aparentemente, se hace eco de la grave situación y apuesta claramente por una jerarquía de gestión de residuos: prevención en origen, reutilización, reciclado, valorización energética y, finalmente, la eliminación. [2] En este mismo sentido, el Gobierno español, entre otras, aprobó la Ley 22/2011 de Residuos y suelos contaminados . [3]
No obstante, los datos oficiales de Eurostat correspondientes a 2012[4] recogen que en la UE se recicla o composta el 42%, de los residuos, mientras que en el Estado español tan solo el 27%; mientras que en la UE se arroja al vertedero el 34 %, en el Estado español se arroja un 63%; y se incinera o valoriza el 24 %, frente al 10% en el Estado español. 
Si tomamos como ciertos los datos oficiales de Eurostar, la UE se encuentra lejos de cumplir la Directiva 8/2008, ya que el 58% de los residuos producidos se arrojan al vertedero o se incineran. Las estadísticas oficiales muestran que los grandes generadores de residuos son, al mismo tiempo, grandes incineradores: Alemania y Austria (35%), Dinamarca y Suecia (52%), Francia (33%), Holanda (49%), ...[5] Por otra parte, estudios de universidades y ONGs [6] denuncian que de los cerca de 8 millones de toneladas de residuos tecnológicos producidos en la UE, casi un 75% de ellos terminan en África o Asia sin ninguna medida de control. 
Aunque tradicionalmente en la Unión Europea la incineración de residuos ha sido considerada como una forma de eliminación de los mismos, últimamente se ha abierto la posibilidad de considerarla como una técnica de recuperación, en lugar de eliminación. Esto está relacionado con una involución en materia medioambiental que contemplamos en las nuevas regulaciones o actitudes, cuyo exponente más destacado es el Estado español: Ley de Costas, Aznalcóllar, instalación de antenas de telefonía móvil, parques naturales, fracturación hidráulica o fracking, incineración de residuos en cementeras y un largo etc. Hay una apuesta clara por priorizar las cuestiones económicas inmediatas sobre las consideraciones medioambientales y de sostenibilidad.
En este contexto, la capacidad del Parlamento Europeo a la hora de legislar para revertir este proceso involutivo, es fundamentalmente estética. Es cierto que tras el tratado de Lisboa la institución ha asumido competencias de colegislador en un número importante de cuestiones. No obstante, como establece el artículo 289 [7] del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE), el procedimiento legislativo ordinario sólo puede dar comienzo a iniciativa de la Comisión, que debe dirigir la propuesta al Parlamento y al Consejo, verdadero poder dentro de la UE. No obstante, al menos de palabra, se quiere corregir esta situación en el 2020 y cumplir con la pirámide propuesta. ¿Alguien se lo cree?


martes, 3 de junio de 2014

III Feria feria con Andaluces de Alcalá

Por tercer año consecutivo Andaluces de Alcalá ha organizado una comida de convivencia en la feria. Como en ocasiones anteriores, tuvo lugar en la caseta de la Asociación de Vecinos "Los Panaderos".