jueves, 12 de junio de 2014

ANDALUCES DE ALCALÁ ANTE LAS ELECCIONES MUNICIPALES DE 2015

Desde el colectivo ciudadano Andaluces de Alcalá queremos hacer pública nuestra posición antes las próximas elecciones municipales, a celebrar en 2015. Esta posición, fruto de un acuerdo basado en el debate asambleario y el consenso, se concreta en la propuesta que a continuación lanzamos a la ciudadanía de Alcalá en su conjunto:
                 
Andaluces de Alcalá concibe la acción política como algo que excede muy ampliamente del ámbito institucional. Nuestro colectivo parte de que la realidad social sólo puede ser transformada mediante una articulación real del tejido social, y en consecuencia, plantea que actualmente la acción electoral debe ser secundaria respecto al trabajo político en la calle. Es la sociedad civil y son los movimientos sociales quienes deben determinar la participación electoral para que esta sea un verdadero reflejo de los proyectos y aspiraciones del pueblo. Proponemos un municipalismo crítico, solidario y transformador.


            Andaluces de Alcalá se alinea del lado de quienes desean impulsar un profundo cambio políti­co para Alcalá de Guadaira. Nuestras raíces están en los grupos que componen el movimiento social asambleario, los que se sitúan abajo y a la izquierda, los que trabajan por evitar la injusticia y la desigualdad social. Lo que algunos llaman “El Limonato” se ha revelado como un régimen inútil para la política local, creador de paro, foco de corrupción, ineficiente políticamente, degradador del medio ambiente y del patrimonio, privatizador de los servicios públicos, irrespetuoso con las decisiones del Pleno Municipal, etc. Esto debe necesariamente ser superado por la izquierda local en las próximas elecciones locales.


            Por ello, y ante la alarmante situación de crisis que atravesamos en nuestra localidad -desempleo masivo, emigración, corrupción institucionalizada, parálisis institucional, inexistente participación ciudadana, falta de perspectivas, desindustrialización, cierre de pequeños comercios, etc.- planteamos una propuesta concreta ante las próximas elecciones:

1.- Bloque municipal
La configuración de un Bloque municipal democrático, asambleario, andalucista y de izquierdas que aglutine, sin excepciones a todas las fuerzas sociales y políticas de nuestra localidad. Es el momento de la unidad popular -sin exclusiones- para disputar con opciones reales las próximas elecciones.

2.- Cooperación
Pedimos una reflexión en profundidad a todos los grupos políticos locales a la izquierda del “Limonato”: PA, IU, Podemos, ISA, etc, y a los grupos sociales progresistas de nuestra localidad. Y ello para tomar el impulso necesario a fin de superar una situación que se prolonga demasiado en el tiempo.. Es el momento de la sociedad civil y los movimientos sociales. Los grupos políticos locales deben adquirir el compromiso sincero de facilitar la creación, participar y favorecer el bloque e integrarse en este para aportar y no para sustituir. No es el momento de la competición electoral sino de la cooperación municipal. Empujar entre todos y no darse los mismos codazos de siempre entre los mismos es pieza clave para que este proyecto pueda ser realidad.

3.- Programa
Proponemos elaborar un programa participativo, que recoja el trabajo, los análisis y las propuestas de los movimientos sociales. Proponemos poner en común todo el potencial disperso de asociaciones, movimientos y ciudadanos en un ejercicio de inteligencia colectiva que desborde la política convencional.

4.- Ética
Sin ética no hay justicia social. Y sin principios no hay política progresista. Por ello, defendemos un modelo de gestión trasparente que priorice la claridad, el rigor y el establecimiento de mecanismos que hagan posible otra forma de hacer política para reformar el sistema democrático desde la base. Por eso las decisiones deben adoptarse de forma distinta a como se hace en el resto de partidos políticos. Si hacemos algo diferente a lo que siempre se hace, seremos radicalmente diferentes.

5.- Asamblearismo
Funcionaremos a través de una organización asamblearia, donde la máxima es la bús­queda del consenso. Trabajamos por crear una cultura de la asamblea, donde las pautas a seguir son la tolerancia, el respeto a las ideas de los demás y el convencimiento de que lo común es superior a lo individual. No se trata de vencer, sino de con-vencer.


Andaluces de Alcalá, junio de 2014

No hay comentarios: