lunes, 29 de abril de 2013

Andaluces de Alcalá contra el desempleo y por la plena ocupación

El pasado jueves, 25 de abril, conocimos los datos de la EPA correspondientes al primer trimestre del año 2013. Desgraciadamente volvemos a batir otro nuevo récord histórico situándonos en una tasa de desempleo del 27,16%, lo que significa que en el conjunto del Estado 6.202.700 trabajadores en activo se encuentran en situación de desempleo.
Pero si son preocupantes los datos relativos al conjunto del Estado, la situación en Andalucía es dramática. La cifra de parados roza el millón y medio de personas en nuestra tierra. Los andaluces tenemos una tasa de paro del 36,87%, casi diez puntos por encima de la media estatal. En las provincias de Huelva, Cádiz y Jaén se supera ya el 40% de paro. Sólo en los últimos tres meses más de cincuenta y siete mil puestos de trabajo han desaparecido en Andalucía. 
La tasa de desempleo juvenil también alcanza una cota histórica: un 57,22% de quienes no alcanzan los 25 años de edad están en paro. Se trata, sin duda, de una situación límite que no puede tolerarse por más tiempo. Existen 1,9 millones de hogares con todos sus miembros en situación desempleo, la población activa ha disminuido en 235.300 personas y los parados de larga duración se han incrementado en 515.700. Parecía difícil empeorar los datos de los que partíamos pero las políticas neoliberales del Gobierno lo han conseguido.
Ante esta incontestable realidad, no cabe sino valorar como un absoluto fracaso la Reforma Laboral operada en 2012. Ninguno de sus pretendidos objetivos se ha cumplido. De hecho, todos los indicadores son negativos (contratación, población activa, tasa de desempleo, tasa de temporalidad) y únicamente se ha conseguido incrementar drásticamente el paro, aumentar los despidos individuales y colectivos y fomentar la precariedad. En definitiva, un desastre económico y social sin precedentes. No existe ningún profesional sensato que pueda concluir otro resultado a la vista de los últimos datos. 
Por ello, desde Andaluces de Alcalá reiteramos nuestro llamamiento a la participación del conjunto de la ciudadanía en las movilizaciones del próximo Primero de Mayo, para convertir las exigencias de empleo y protección social en un clamor popular que obligue a los gobernantes a cambiar radicalmente de políticas. Las políticas de empleo del Gobierno central, autonómico y local son verdaderamente catastróficas y es necesario plantear un nuevo escenario. El diálogo con todos los agentes sociales, la planificación democrática y el establecimiento del pleno objetivo como máximo objetivo socioeconómico son las máximas de las que partir para invertir esta situación. A este respecto se hace indispensable la elaboración de un Plan de Empleo Local que palie la desindustrialización en Alcalá más allá de las fotos y declaraciones efectistas de la alcaldía. El primero de Mayo debe ser un punto de inflexión local

Desde el colectivo ciudadano Andaluces de Alcalá apoyamos la concentración convocada por el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) para el 1º de Mayo, bajo el lema “NO AL PARO Y A LA CRISIS. POR EL PLENO EMPLEO Y CONTRA DESINDUSTRIALIZACIÓN EN ALCALÁ DE GUADAÍRA”. Esta concentración tendrá lugar el miércoles 1 de mayo, a las 12.00 horas frente al Ayuntamiento de nuestro pueblo.

Andaluces de Alcalá, a 29 de abril de 2013.

miércoles, 24 de abril de 2013

Andaluces de Alcalá ante el Pacto por el Empleo para nuestro pueblo

Todos los grupos políticos de nuestro ayuntamiento han aprobado en Pleno Municipal la puesta en marcha de un Pacto por el Empleo en Alcalá. Este Pacto se materializará, básicamente, en reuniones periódicas en las que se recogerá ideas y propuestas concretas para la creación de trabajo en Alcalá. La primera de estas reuniones tendrá lugar el próximo día 16, quedando así inaugurado el Pacto en cuestión. Desde el colectivo ciudadano Andaluces de Alcalá deseamos trasladar a la ciudadanía nuestra opinión al respecto.

Entendemos que el éxito de una iniciativa de este tipo se encuentra sujeto a la respuesta que se dé a tres cuestiones fundamentales:
1) ¿Qué se pretende hacer? 

Para que este Pacto tenga resultados satisfactorios sus impulsores deben tener una voluntad política real de intervenir en la vida económica local. Se ha acabado el tiempo de los eslóganes y la escenografía: es la hora de tomar decisiones. 
Hace menos de un año, el 25 de mayo de 2012, se anunciaba a bombo y platillo el nacimiento del “Foro de Ideas e Iniciativas de Alcalá”. Esta iniciativa, que también fue aprobada en Pleno Municipal, que también recibió el apoyo unánime de todos los grupos, que también pretendía recoger ideas e iniciativas, que también incorporaba la participación de los “agentes sociales” y que también tenía como objetivo el crecimiento económico, el fomento de la empleabilidad y la cohesión social, no ha conseguido hasta la fecha ni un solo logro que merezca ser subrayado. Su propia existencia es desconocida por la mayoría de los alcalareños, y en la práctica apenas es más que una página web infrautilizada. Pero el fracaso de este foro no es el único. Anteriormente ya habían existido otros programas coordinados en esta misma línea, como el Pacto por la Cohesión Social y el Empleo de Alcalá de Guadaíra, también conocido por el estrambótico nombre de Atticus. Más allá de valoraciones particulares, la realidad testaruda nos habla de una cifra de paro alarmante que crece desde hace años y que no se ha visto contrarrestada por estos planes ya desarrollados. 
El Pacto por el Empleo que ahora nace debe comenzar por hacer una revisión crítica de las experiencias anteriores, y muy especialmente del ya citado “Foro de Ideas e Iniciativas” por su similitud y por su cercanía en el tiempo. Si los objetivos del nuevo Pacto, sus mecanismos de funcionamiento y sus impulsores vienen a ser los mismos, ¿qué sentido tiene lanzar un nuevo plan? 
2) ¿Con quién se pretende hacer? 
El nuevo Pacto por el Empleo ha surgido de una iniciativa del Partido Popular, y se espera que en él desarrolle un papel de cierto protagonismo la Federación de Empresarios local FICA. Está confirmado que en él tendrán representación los cuatro grupos municipales. Pero mucho más dudoso es el papel reservado en él a otros interlocutores sociales estratégicos para el empleo, como los propios sindicatos y otras organizaciones relevantes en este punto. 
La participación activa de un número amplio y representativo de interlocutores sociales no sólo es importante para dotar de legitimidad a este Plan: es absolutamente fundamental para que sus decisiones lleguen a materializarse en la práctica. No basta con que estos interlocutores den un apoyo testimonial al nacimiento del Pacto por el Empleo: es preciso que tomen un papel protagonista en él, y que sepan canalizar a través de sus estructuras la participación del conjunto de la población. 
Si hasta la fecha no se ha determinado con claridad quiénes participarán de este Pacto por el Empleo, cabe preguntarse: ¿con quién se cuenta para ello? 
3) ¿Cómo se pretende hacer? 
El tan cacareado “consenso” no puede sustituir el debate político de fondo: ¿qué modelo económico se pretende implantar en nuestro pueblo? Este debate es crucial porque no nos enfrentamos a un mero desajuste técnico que se arregle con cuatro retoques: nos enfrentamos a un modelo económico en crisis que requiere transformaciones profundas. ¿Se va a seguir apostando por el desarrollismo depredador o se va a apostar por medidas ajustadas a nuestra realidad local? ¿Se pretende crear empleo abaratando los costes para las empresas o protegiendo a la mayoría de la población? ¿Se volverá a ceder todo el protagonismo a la inversión privada de grandes capitales o se hará una apuesta decidida por el cooperativismo y la economía social? ¿Se apostará por fin por el potencial agrícola y patrimonial de nuestro pueblo o se priorizará una vez más la industria contaminante y los centros mayoristas de capital foráneo? ¿Se apostará por seguir con el cuestionable axioma de crecimiento económico neoliberal para salir de la crisis? 

Desde Andaluces de Alcalá hemos defendido desde hace años la importancia de un Plan de Empleo Local que apueste de manera decidida por un modelo económico diferente para nuestro pueblo[1]. Hemos subrayado la necesidad de implementar un plan de empleo público que contribuya a un reparto más justo del trabajo. Hemos insistido en la necesidad de reforzar otras formas de economía posible, apostando reiteradamente por el cooperativismo y la economía social. Y hemos subrayado la importancia estratégica de implementar un modelo adecuado a nuestra realidad geográfica y cultural, que sepa reforzar nuestras potencialidades sin poner en riesgo el equilibrio social y medioambiental de nuestro pueblo. Deseamos que este nuevo Pacto por el Empleo sepa recoger estas iniciativas e intervenir de manera eficaz en una ciudad que, con más de catorce mil parados, se encuentra ya en una situación de gravedad. No obstante, y a la luz de los antecedentes y de las primeras noticias, sobran los motivos para aguardar con cautela, permanecer a la expectativa y, en función de los nuevos acontecimientos, exigir responsabilidades a quienes nos gobiernan. 


(*) Andaluces de Alcalá apoya la concentración convocada por el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) para el 1º de Mayo, bajo el lema “NO AL PARO Y A LA CRISIS. POR EL PLENO EMPLEO Y CONTRA DESINDUSTRIALIZACIÓN EN ALCALÁ DE GUADAÍRA”. Esta concentración tendrá lugar el miércoles 1 de mayo, a las 12.00 horas frente al Ayuntamiento de nuestro pueblo.



sábado, 20 de abril de 2013

“La Junta pare un ratón”. Artículo de Isidoro Moreno (*)

Es evidente que son las grandes instituciones de la globalización del Mercado (el Banco Mundial, el FMI, el Banco Central Europeo, la OMC…) las responsables últimas de la actual ruina de países, sectores productivos, familias y personas y de la voladura controlada del llamado “estado del bienestar”, pero esto no hubiera sido posible sin la colaboración cómplice de los que Blas Infante llamaba “políticos de oficio”, que debieran representar los intereses ciudadanos. Complicidad no sólo de los partidos declaradamente (neo)liberales sino también de la mayoría de los que siguen autoproclamándose de izquierda. Unos y otros asumen hoy el TINA de Margaret Thatcher: el “That is not alternative” (no hay alternativas). Es esto lo que está en el fondo de la crisis de la democracia representativa, que ha llegado a ser muy poco representativa (de los intereses no oligárquicos) convirtiéndose por ello en una democracia de muy baja intensidad. 
Es en este contexto en el que hay que inscribir el drama de los desahucios, uno de los resultados más sangrantes de la estrecha colaboración entre banqueros y políticos. Las familias que son expulsadas de sus casas, a la vez que pierden sus dineros y siguen ampliando su deuda con los bancos, constituyen un drama que puede medirse en números pero que es inconmensurable en sufrimiento. Un millón de firmas han sido entregadas en el parlamento, a través de una Iniciativa Legislativa Popular, con el objetivo de poner ciertas barreras a esta verdadera catástrofe humanitaria mediante la modificación de preceptos que incluso han sido considerados ilegales, por abusivos, por los tribunales europeos. Gracias a la presión popular que apoyó la iniciativa, el gobierno del PP tuvo que dar marcha atrás en su posición de ser totalmente indiferente a esta demanda y ha planteado una ley que aplaza dos años el desahucio de aquellas familias que cumplan una serie de requisitos. Inmediatamente, la Junta de Andalucía ha aprobado un decreto-ley sobre vivienda que, en una disposición adicional, se refiere al tema estableciendo algo no muy diferente aunque se haya pregonado, a bombo y platillo, que contiene medidas casi revolucionarias. La diferencia principal es que se amplían a tres los años de la prórroga. Eso sí, incorporando una batería de palabras de alto contenido emocional, como “expropiación” (?) En el colmo del paroxismo publicitario, el vicepresidente de la Junta y coordinador general de IU, Diego Valderas, ha llegado a afirmar que con este decreto se declara Andalucía “territorio libre de desahucios”. Y se ha quedado tan ancho. 
Estos días, los respectivos entornos mediáticos del PP y del PSOE se están dedicando a ensalzar las bondades, reales o supuestas, de los respectivos decretos y a ridiculizar las del contrario, cuando la realidad es que tanto el gobierno central como el de la Junta han parido un ratón. Que –hay que subrayar- ni siquiera hubiera nacido sin la presión de la calle, el clamor popular y los suicidios provocados por el tema. En ninguna de las dos leyes se hace mención a la “dación en pago”, que es la reivindicación central del millón y medio de firmas, ni se obliga a los bancos a renegociar las condiciones y plazos de los pagos, ni se dictan medidas de alcance general: en ambas se señala que habrá que estudiar los casos uno por uno y cada familia tendrá que demostrar que se encuentra en una situación límite, cumpliendo una serie de requisitos que hacen muy escaso el número de las que podrán acogerse a este respiro. 
Más allá del alud propagandístico en prensa, radio y televisión para tratar de convencernos, unos, de su sensibilidad social dentro del máximo respeto a la propiedad privada y a los “derechos” de los bancos, y, los otros, de que practican una política verdaderamente de izquierda (ocultando su complicidad directa en cuanto está ocurriendo), ¿cuántos entre las decenas de miles de desahucios previstos van efectivamente a anularse o, al menos, a paralizarse? Concretamente, aquí en Andalucía desde la Junta deberían responder a varias cuestiones: ¿es cierto que con los requisitos fijados sólo se suspenderían unos doscientos de entre los más de siete mil en trámite? Si no fuera así, ¿cuál es el número que se baraja? Y ¿cuál va a ser la asignación presupuestaria para la puesta en práctica de las medidas? 
Es tal la gravedad del tema que sería criminal utilizarlo sólo como un elemento más para la bronca entre partidos o incluso para el pulso intrapartidario. Más allá de esto, me temo que se están alimentando esperanzas que en pocos casos van a materializarse. Siempre habrá quien nos diga que es mejor poco, o incluso muy poco, que nada. Pero entonces, aunque sea por humanidad (hablar de decencia creo que es inútil), no hagan demagogia y no engañen a quienes es lógico que quieran agarrarse incluso a un clavo ardiendo. 


(*) Publicado el sábado 20 de abril de 2013 en la “Tribuna” de Diario de Sevilla y los demás diarios del Grupo Joly. Isidoro Moreno es Catedrático de Antropología de la Universidad de Sevilla y miembro de la Asamblea de Andalucía. Andaluces de Alcalá participa del proyecto Asamblea de Andalucía.

jueves, 18 de abril de 2013

Éxito de público en la obra de teatro Romance de "El Aguaucho"

Desde Andaluces de Alcalá, el colectivo de teatro El Gallo Rojo y la asociación Mercao Social de Alcalá de Guadaíra agradecemos la asistencia de nuestros vecinos a la obra de teatro Romance de "El Aguaucho" el pasado 17 de abril. Además queremos dar las gracias públicamente al Centro Público de Educación de Adultos “Diamantino García Acosta” por su colaboración en esta actividad, pero también por su trabajo cotidiano en nuestro pueblo. Nuestros vecinos disfrutaron con la obra de teatro representada por la compañía El Gallo Rojo. 
Esta obra de teatro nos habla sobre un hecho real que tuvo lugar muy cerca de Alcalá, en el año 1936. Nos habla de las mujeres que fueron asesinadas en el pueblo de Fuentes de Andalucía, en una finca llamada “El Aguaucho”, a raíz del alzamiento militar fascista. Pero a través de este episodio tan concreto de nuestra historia, esta obra reivindica la importancia de la memoria. Una memoria que, en el caso de las mujeres andaluzas y también de los hombres andaluces, está profundamente marcada por la represión franquista. 
El levantamiento militar franquista ejerció desde el primer momento formas de represión muy duras contra todos aquéllos que se atrevían a pensar de forma diferente a los militares golpistas. La represión fue doblemente cruel en el caso de las mujeres. En los pueblos, en los campos, en las ciudades y en los sindicatos, las mujeres antifranquistas fueron señaladas, humilladas, torturadas, violadas y con frecuencia asesinadas. La memoria, en el caso de miles de mujeres andaluzas, es una memoria marcada por el miedo y las amenazas. El objetivo de la representación de esta obra es precisamente rescatar esa memoria y traerla hasta el presente. Pero no para recrearnos en el dolor, sino para dignificar la memoria de estas mujeres y, de esta forma, reivindicar su protagonismo en el presente y en el futuro. 
La memoria es como una carretera que empieza en el pasado, pasa por el presente y llega hasta el futuro. Al hablar de nuestra Historia nos conectamos con nuestro pasado, pero también le damos una explicación a nuestro presente y nos posicionamos frente al futuro. Por eso creemos que es importante que nuestras asociaciones, nuestros grupos de teatro y la ciudadanía en general se impliquen en la tarea de rescatar nuestra memoria como pueblo. Es nuestra responsabilidad conocer nuestro pasado para ser consecuentes en el presente y para luchar por un futuro digno. Con actos como el del pasado 17 de abril intentamos aportar nuestro granito de arena en esta tarea, en nuestro pueblo y con vuestro apoyo. Muchas gracias.


Andaluces de Alcalá, a 18 de abril de 2013.

viernes, 5 de abril de 2013

Andaluces de Alcalá contra el “Acuerdo para el progreso económico y social de Andalucía"


Durante los últimos días del pasado mes de marzo ha tenido lugar la firma del conocido como “Pacto por Andalucía”. De nuevo los agentes sociales oficiales (de un lado UGT y CCOO, y de otro lado la CEA), vuelven a suscribir junto a la Administración autonómica un nuevo texto plagado de buenas intenciones pero que carece de contenidos y medidas concretas. Pasamos a analizarlo:
I.- Los firmantes
De nuevo vuelve a utilizarse la “concertación social” como mecanismo de resolución de problemas. De una parte, desde AdA criticamos abiertamente las fotos institucionales que solo sirven para la prensa y que resultan vacías de contenidos, como veremos a continuación. Y de otra parte, criticamos la exclusión del resto de agentes sociales, que no han sido convocados ni al proceso de diálogo ni invitados a la firma. A la vista de la dramática situación económica y social, desde AdA proponemos una convocatoria abierta a todos los agentes sociales y con un verdadero y profundo consenso y compromiso social sin exclusiones de ningún tipo.
II.- El contexto
Nos encontramos con un análisis superficial y que ni siquiera llega a ser descriptivo. Entendemos que la situación merece –cuando menos- un análisis detallado, que incluya las variables y magnitudes económicas básicas, así como que interprete su evolución. No es de recibo pasar “de puntillas” y sin entrar a analizar causas y realidades de la situación actual. Quizá a los firmantes esto no les interese pero es seguro que para proponer soluciones se requiere de un estudio profundo de la situación que no se ha realizado y aquí denunciamos.
III.- Los compromisos
A la vista del acuerdo, podemos concluir que se establece:
- Las partes se reunirán en un mes para comenzar a negociar una nueva Estrategia 2020.
- Las partes diseñarán nuevas actuaciones en el marco del Plan de Choque para 2013 y se definirá un nuevo Plan para 2014. Y ello sin realizar la más mínima crítica al Plan actual.
- Se evaluará el Plan de Empleabilidad para las personas con discapacidad 2007-2013 y se negociará un nuevo Plan de idéntica denominación para el período 2014-2020.
- Se planteará un nuevo Programa Extraordinario de Inversiones en el mundo rural, del que no se dice a qué se destinará (¿tierras públicas?, ¿obras municipales?, ¿PER?, ¿formación?).
- Se reclama al Gobierno Central un Plan Especial de Empleo como el de Extremadura y Canarias (¿acaso son Planes exitosos para tomarlos como referencia?).
- Se adoptará un acuerdo para reactivar la negociación colectiva a partir del VII Acuerdo de Concertación Social y del II Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva.
- Las partes iniciarán las conversaciones en un mes para fomentar el SERCLA como mecanismo de resolución de conflictos.
- Se señalan como objetivos económicos para la fomentar la actividad productiva “el aumento del tamaño de las empresas” y “la concentración empresarial”. Se apuesta por tanto por potenciar la gran empresa como modelo de desarrollo económico.
- Se crea un grupo para trabajar en el Plan de Internacionalización 2014-2020.
- Se crea otro grupo para diseñar la estrategia de innovación en Andalucía 2014-2020.
- Se prevé un nuevo Acuerdo de Concertación Social –suponemos que el VIII- para 2014.
- Los planes sectoriales y horizontales (no se dice cuáles) serán revisados por los órganos del actual VII Acuerdo de Concertación Socia.
Por lo tanto, el balance es claro:
a) Se crean nueve nuevas mesas/comisiones de “diálogo social”, sin plazo fijado para alcanzar resultados.
b) Se persiste en la estrategia de la concertación como mecanismo de dinamización socio-económica. Así mismo se destaca que la concertación es un fin en sí mismo y en ningún caso un medio. No encontramos ninguna referencia crítica con los resultados actuales del modelo vigente de concertación.
c) Se anuncia el VIII Acuerdo de Concertación Social sin evaluar siquiera la situación creada tras desplegar sus efectos el VII Acuerdo. 
d) No se enuncia medida ninguna para la consecución de los fines pretendidos por el acuerdo.
Como vemos, la improvisación, la ausencia real de voluntad, la inconcreción y la lentitud son las características básicas de los compromisos del Acuerdo. Es por ello que no parece creíble que este Pacto vaya más allá de la mera retórica y del lavado de imagen de quienes lo suscriben.
IV.- Las motivaciones
Aunque de las grandilocuentes declaraciones efectuadas en prensa pudiera parecer que estamos ante otra cosa, lo cierto y verdad es que en el Pacto no se incluye ninguna medida concreta, no se analiza en profundidad la situación y se insiste en fórmulas agotadas que han demostrado su inutilidad. Por ello, desde AdA preconizamos un verdadero Pacto Social por Andalucía, donde sean convocados todos los agentes sociales, sin exclusiones y donde se articule un Plan Económico de Mínimos con medidas concretas dirigidas a la superación de la situación económica actual y donde se garantice en todo caso el pleno empleo, se acometa la reforma agraria, se establezcan las bases de un Plan Energético de autosuficiencia y los recursos básicos (banca, transportes, comunicaciones, agua, tierra, etc.) sean gestionados en exclusividad por la Administración Pública andaluza además de ser declarados inalienables.

Andaluces de Alcalá, a 5 de abril de 2013.

miércoles, 3 de abril de 2013

Teatro Romance de "El Aguaucho"

TEATRO ROMANCE DE "EL AGUAUCHO"
Homenaje a la memoria de todas las mujeres que fueron asesinadas o represaliadas por la barbarie fascista.

Día: MIÉRCOLES 17-ABRIL, 18H
Lugar: Centro de Educación de Adultos "Diamantino García Acosta" (Plaza del Guadalquivir)

Organizan:
Andaluces de Alcalá
Colectivo de Teatro El Gallo Rojo
Colaboran:
Centro de Educación de Adultos "Diamantino García Acosta"
La Alacena-Mercao Social de Alcalá