miércoles, 20 de noviembre de 2013

Andaluces de Alcalá por el comercio justo y la compra pública ética.

El Comercio Justo es una asociación comercial que se basa en el diálogo, la transparencia y el respeto, y que intenta conseguir más igualdad en el comercio internacional. Este modelo comercial contribuye al desarrollo sostenible porque ofrece mejores condiciones comerciales a los trabajadores marginados, especialmente en el Sur, y protege sus derechos. Las redes mundiales de Comercio Justo establecen estos diez principios rectores: 


  • Creación de oportunidades para grupos productores desaventajados 
  • Transparencia y funcionamiento democrático para beneficiar las necesidades básicas de las comunidades productoras y a los consumidores 
  • Relación comercial equitativa y a largo plazo con los productores 
  • Precio Justo a los productores que cubra los costes de una producción y un modo de vida digno 
  • Lucha contra la explotación laboral infantil 
  • Equidad de género 
  • Condiciones laborales dignas, protegiendo los derechos humanos y de los trabajadores 
  • Construcción de capacidades y asistencia para los grupos productores desaventajados 
  • Información y sensibilización sobre Comercio Justo 
  • Cuidado del medio ambiente 
En este contexto, las Administraciones Públicas pueden y deben jugar un papel fundamental en la promoción del Comercio Justo como herramienta para la cooperación. Además pueden ejercer su influencia social para favorecer comportamientos ciudadanos afines a este modelo y promocionar la implantación de experiencias de comercio justo a nivel local así como jugar un importante papel en la difusión y sensibilización.
Así mismo, es muy importante que las Administraciones incorporen a su política y procedimientos los valores asociados al movimiento del Comercio Justo, e introduzcan criterios éticos en sus prácticas de carácter comercial. En ese sentido, desde Andaluces de Alcalá proponemos que nuestra localidad abogue por la Compra Pública Ética.
La Compra Pública Ética consiste en que los contratos públicos introduzcan criterios éticos relativos al cumplimiento de convenciones internacionales y estándares sobre condiciones laborales dignas, salarios mínimos, derechos de los trabajadores, lucha contra el trabajo infantil, y se de preferencia en las compras públicas a aquellos proveedores y productos que apuestan por criterios o estándares más exigentes, como son los estándares de Comercio Justo.
Desde Andaluces de Alcalá, proponemos la adopción de un Plan Local de Comercio Justo que implique:
  • La creación de herramientas de intercambio de experiencias para fomentar el Comercio Justo 
  • La presentación al Pleno del Ayuntamiento del modelo de adhesión a la Red de Ciudades por el Comercio Justo y la Compra Pública Ética 
  • Dar presencia pública al Comercio Justo y el programa Ciudad por el Comercio Justo en la web municipal 
  • Celebrar jornadas técnicas a propósito de la incorporación del Comercio Justo en las contratación públicas 
  • Desarrollar un programa de charlas formativas y actividades de sensibilización dirigidas a la ciudadanía, al sector empresarial y la comunidad educativa 
  • Establecer un encuentro anual en Alcalá de Guadaíra sobre el programa de ciudad por el Comercio Justo donde se den a conocer y se profundicen en estas experiencias 
Desde Andaluces de Alcalá, saludamos las iniciativas ciudadanas que promocionan el comercio justo, felicitamos a los colectivos locales implicados en estas dinámicas y reivindicamos un Plan Local de Comercio Justo con los contenidos señalados. Apostar por un modelo económico alternativo debe ser prioritario para salir de la crisis, crear empleo y construir un modelo socioeconómico que satisfaga las necesidades de los vecinos de Alcalá.


Andaluces de Alcalá, a 20 de noviembre de 2013.

No hay comentarios: