domingo, 1 de septiembre de 2013

Convocatoria abierta de Andaluces de Alcalá por la paz en Siria

Todos los pueblos del mundo tenemos el derecho a ejercer la libre determinación. Y ello conforme a las Resoluciones 1514 y 2625 de la ONU.
Por ello, rechazamos rotundamente las injerencias en Siria por parte de poderes extranjeros, que con ello violan los derechos más elementales de este pueblo a través de la amenaza y la intervención militar fuera del orden jurídico  internacional. Consideramos “esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión” (Declaración Universal de los Derechos Humanos).
Entendemos que la guerra planteada contra la República Árabe de Siria es un crimen de lesa humanidad que los agresores justifican con un supuesto derecho a la injerencia humanitaria. Sin embargo, esta guerra responde a motivaciones imperialistas y no tiene absolutamente nada que ver ni con ayuda humanitaria ni con internacionalismo ni con solidaridad. Las víctimas y los perjudicados no serán otros que la población civil, inocente e indefensa. Vietnam, Irak, Afganistán, Granada, Libia o Mali son algunos ejemplos claros de esto.
Los discursos oficiales de los agresores sobre la defensa que con ello realizan de valores como la democracia, los derechos humanos, el humanitarismo, los derechos de la mujer, el derecho internacional, la paz mundial, la ilegal utilización de armas químicas, la defensa de la inocente población civil, etc. no son sino verdadera hipocresía y significa complicidad con las masacres actuales que se perpetran en Oriente Medio. De hecho estos ataques no cuentan con el respaldo de la ONU, que expresamente ha rechazado la intervención mediante su Consejo de Seguridad.
Los gobiernos de EEUU de América, de Israel, de Qatar, de Turquía, de Arabia Saudí, de Reino Unido y de Francia pretenden ocultar sus verdaderos objetivos, que son:
·         financieros (mantener la hegemonía del dólar)
·         económicos (libre acceso de los grandes monopolios transnacionales a los recursos naturales ajenos)
·         militares (establecer posiciones y zonas de interés ofensivo-militar y geoestratégico)
 Así pues, hacemos un llamamiento a la población de Alcalá de Guadaíra a:
·         Respetar la causa árabe en general y al pueblo Sirio en particular
·         Comprometerse con los principios de la paz y la no-violencia
·         Exigir la retirada de todas las tropas militares. Ninguna guerra es humanitaria.
·         Ofrecer espacios y recursos políticos para facilitar la diplomacia y negociación sin perseguir intereses propios como vía para la resolución de los conflictos internos de Siria y demás naciones de Oriente Medio
·         Participar en cuantas concentraciones, actividades y manifestaciones se convoquen para manifestar nuestro rechazo a la guerra y reafirmar nuestro compromiso con la paz

Para proponer y coordinar cuantas actividades se planteen con dichos fines realizamos un llamamiento abierto a organizaciones, colectivos y ciudadanos de Alcalá de Guadaíra el próximo martes 3 a las 20.00 en “La Alacena” (Calle Pepe Corzo).


Andaluces de Alcalá, a 1 de septiembre de 2013.

No hay comentarios: