lunes, 29 de julio de 2013

Andaluces de Alcalá ante la próxima reforma de las pensiones

El pasado 7 de junio de 2013 se hizo público el Informe del Comité de Expertos sobre el factor sostenibilidad del sistema público de pensiones. En síntesis, este informe –elaborado en el tiempo récord de apenas un mes- plantea que debe incluirse un factor que “corrija de forma acompasada y distribuida en el tiempo” los elementos potenciales de insostenibilidad o desequilibrio que presenta el actual sistema de reparto. Esto se realiza a través de la definición de:
a) Factor de equidad intergeneracional para las nuevas pensiones de jubilación.
b) Factor de revalorización anual para todas las pensiones.

En definitiva, parece que comienzan a ponerse algunas de las primeras piedras de lo que pudiera ser el inicio del proceso privatizador de la Seguridad Social a la que el Programa Nacional de Reformas emprendido por el Gobierno quiere conducirnos. De hecho, el pasado 8 de julio en los cursos de verano de la Universidad Menéndez Pelayo, la ministra Bañez ya anunció que para el próximo mes de septiembre tendremos preparado el Anteproyecto de ley que reformará las pensiones.
El actual sistema viene funcionando desde hace décadas con un éxito razonable pues ha alcanzado cierto grado de estabilidad presupuestaria y desarrolla una interesante función de cohesión social. Sin embargo desde hace meses se nos bombardea con la “inviabilidad” del sistema de protección cuando en realidad el problema de fondo no es otro que el desempleo y la política económica de los gobiernos neoliberales. De hecho, y a pesar de las mismas, el Fondo de Reserva de las Pensiones aún permite el equilibrio del sistema y tiene previsiones para al menos otro quinquenio aún en condiciones económicas muy adversas.
Sin embargo, merece la pena plantearnos algunos interrogantes:
¿Estamos ante una Reforma coyuntural o estructural de la Seguridad Social?
¿Por qué el gasto público español en pensiones equivale solo al 10,7 % del PIB -1862 euros por habitante- cuando la media europea asciende al 13 % -2769 euros por habitante-?
¿Por qué no se reordenan las prestaciones de incapacidad permanente, viudedad, muerte y supervivencia que provienen de inicios del siglo pasado y se regulan las prejubilaciones?
¿Por qué no se eliminan las mutuas patronales como gestoras de la salud de los trabajadores accidentados o enfermos a causa del trabajo?
¿Por qué no se unifican los regímenes de Seguridad Social y se produce la integración europea del sistema de protección?
¿Por qué existen topes máximos de cotización?
¿Por qué determinadas mutualidades profesionales –abogados, procuradores, arquitectos, químicos, etc.- no son de carácter exclusivamente complementario?
¿Por qué no se permite el trabajo por cuenta propia a tiempo parcial?
¿Por qué no se establece la nulidad de los despidos de los trabajadores de más de 52 años?
¿Por qué se potencian los despidos colectivos en vez de restringirlos?
¿Por qué no se sustituye el desempleo asistencial por un programa nacional de empleo donde se abonen salarios dignos a cambio de trabajo y no se oferten ayudas a cambio de nada?

Sin duda, desde Andaluces de Alcalá entendemos que es absolutamente necesario alcanzar un amplio consenso social que solo puede ser fruto del debate sosegado y con tiempo. Rechazamos por tanto, las reformas precipitadas y turbulentas, que solo pueden conducir al descontento social y a maniobrar con la Seguridad Social para beneficio de los espúreos intereses de la banca y las aseguradoras privadas, que tienen el punto de mira fijado sobre este suculento “nuevo nicho de mercado”.
De igual manera denunciamos la última subida de los pensiones operada en noviembre de 2012 y que revalorizaba tan sólo con el 1% las prestaciones. Conforme establecen los artículos 48 y 52 LGSS, corresponde una subida mínima del IPC, que ascendió al 2,9%. Por ello, animamos a todos los beneficiarios a reclamar la subida del 1,9% que por ley le corresponde. Las primeras reclamaciones han sido estimadas judicialmente (hay sentencias en tal sentido de los Juzgados de lo Social número 1 de Burgos y número 4 de Donostia).
Desde Andaluces de Alcalá denunciamos las prácticas privatizadoras de los gobiernos neoliberales, planteamos que la Seguridad Social es un bien común que no debe someterse a los vaivenes de los mercados y apostamos por un sistema público, que sea cada vez más fuerte y al que se destinen cada vez mayores recursos a fin de que pueda perfeccionar sus funciones de redistribución de rentas y cohesión social. 


Andaluces de Alcalá, a 29 de julio de 2013.

No hay comentarios: