lunes, 17 de junio de 2013

No al cierre de ROCA. Análisis de un fallo judicial a favor de los trabajadores de la factoría de Alcalá de Guadaíra

A finales de la semana pasada hemos tenido conocimiento del dictado de la sentencia número 119/2013 por parte de la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional que resuelve la impugnación del despido colectivo en la empresa ROCA.
La sentencia comienza recordando el historial de despidos de la empresa en los últimos años: 265 despidos en agosto de 2008, 504 despidos en enero de 2010 y varias suspensiones temporales hasta alcanzar un total de 7 expedientes de regulación de empleo. Así mismo debemos destacar que se ha mantenido por parte de la empresa los objetivos de producción y que la cifra de negocios ha crecido (1.600.465.000 euros en 2012 frente a 1.419.769.000 euros en 2009). Resulta pues, evidente que en los últimos tiempos ha existido un claro compromiso por parte de los trabajadores en incrementar la productividad y sin embargo la empresa ha destruido empleo de manera muy significativa.
El último episodio de esta serie de medidas es el supuesto enjuiciado: el 18 de diciembre de 2012, de la plantilla de 1439 trabajadores, la empresa propone ERE que afecta a Alcalá de Henares (249 despidos) y Alcalá de Guadaíra (227 despidos), que vería cerrado totalmente el centro de trabajo. 
Durante el proceso negociador la empresa amenazó a los representantes de los trabajadores con más despidos en Alcalá de Henares si los representantes de los trabajadores ejercían su derecho de preferencia y conminó al comité de empresa de Alcalá de Guadaíra a dimitir para mantener el centro de trabajo abierto. Por ello, la Inspección de Trabajo resolvió que la empresa había vulnerado el derecho de libertad sindical conforme a la doctrina del Tribunal Constitucional: STC 191/1996.
Y en este mismo sentido la sentencia de la Audiencia Nacional resuelve que es nulo el despido colectivo operado por el ERE 55/2013, al haberse vulnerado el derecho fundamental de libertad sindical.
Desde Andaluces de Alcalá valoramos como un rotundo éxito la sentencia obtenida por las cuatro centrales sindicales que han participado en el proceso (CGT, COP, UGT y CCOO) y saludamos la iniciativa de la Sala de lo Social de aceptar los argumentos planteados y acreditados por los representantes de los trabajadores. Sin duda, esta resolución judicial abre un nuevo escenario para la solución del conflicto y esperamos que en los próximos tiempos todas las partes estén a la altura de las circunstancias.
Así mismo, rechazamos las declaraciones de la multinacional ROCA de que volverá a plantear un nuevo ERE ya que solo pretende burlar la decisión judicial que le ha sido desfavorable. Desde Andaluces de Alcalá felicitamos al conjunto de la plantilla de ROCA y a sus familiares y allegados, animándolos a seguir en la lucha que han emprendido en defensa de sus puestos de trabajo. A tal fin, hacemos un llamamiento a todas las Administraciones implicadas en el conflicto a fin de que faciliten todos los medios a la plantilla y se comprometan activamente con los mismos para evitar el cierre de la factoría de Alcalá de Guadaíra e impedir la destrucción de más puestos de trabajo.

Andaluces de Alcalá, a 17 de junio de 2013.

1 comentario:

aljofaifa63 dijo...

Hay que luchar y luchar.