jueves, 2 de mayo de 2013

Andaluces de Alcalá ante la deuda, los “ajustes” y la transparencia municipal en materia económica

El gobierno municipal se encuentra embarcado en un denominado “Plan de Ajuste”[1] que pretende garantizar los compromisos contraídos, en materia económica, con los gobiernos: central y andaluz. Básicamente, el Plan consiste en reducir el déficit público recortando derechos sociales y aplicando subidas de impuestos, nada nuevo. Recientemente, tarde como siempre, le han dando el visto bueno a las cuentas del ejercicio 2012. El Ayuntamiento afirma que ha recaudado un 102 por ciento de lo previsto y ejecutado el 93,59 por ciento del presupuesto, así como que los recortes no han afectado a las políticas generadoras de empleo o al bienestar social de los vecinos (sic). 
Después de analizar la información difundida y los datos publicados por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas y el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, no podemos por más que deducir que nuestros gobernantes locales, con Limones a la cabeza, están “alucinando”. Es por ello que no se percatan de la magnitud de la deuda que soporta el consistorio, una de las más elevadas de Andalucía; de las cifras de paro registrado, que han batido un nuevo record en el mes de marzo; o de la crítica situación por la que atraviesan un número cada vez un mayor de familias alcalareñas.
Concretando, la deuda financiera con la que ha venido jugando nuestro Ayuntamiento, a fecha 31/12/2011, ascendía a 62.657.000 € (millones de euros), el 75,36 % del presupuesto municipal, que para ese año alcanzaba los 83.144.016 €. Supuestamente, con respecto al ejercicio 2012, se redujo en un 1,74%, “todo un éxito” y una losa para los alcalareños, que necesitaríamos 57 años para saldarla, eso sí, sin contraer ninguna otra durante dicho periodo. Estos días el Ministerio ha facilitado datos actualizados de la deuda financiera local donde se incluyen nuevos créditos comprometidos por la corporación para el pago a proveedores[2], superándose la escalofriante cifra de 85 millones de euros, casi cuatro veces más que Dos Hermanas, situándonos en la segunda posición del ranking provincial, después de Morón de la Frontera. La deuda por alcalareño asciende a 1.160 €. Estos nuevos datos nos sitúan cerca de la cifra real de endeudamiento de nuestro Ayuntamiento, a la cual entendemos que tendríamos que añadir la no financiera: Hacienda, Seguridad Social, otros acreedores, etc. Desde Andaluces de Alcalá exigimos la publicación en la web del Ayuntamiento de todas las cifras de la deuda de una forma clara. El ciudadano debe tener una imagen real de la situación en la que estamos, resultado de la pésima gestión de lo nuestro, de lo público, del despilfarro, de las obras faraónicas, socialmente innecesarias e económicamente insostenibles. 
En relación con el paro registrado en la oficina del Servicio Andaluz de Empleo[3], hemos pasado de 11.079 en marzo de 2011 a 12.064 desempleados en el mismo mes de 2013, último dato oficial -más de 14.000 parados si tomamos los datos de la Encuesta de Población Activa EPA-. Lo cual supone 1.015 nuevos parados registrados. Ninguna iniciativa local generadora de empleo ha sido impulsada desde nuestro consistorio. Andaluces de Alcalá propuso en noviembre pasado una batería de medidas, entre las que se incluían: el cambio radical en la política económica y comercial, restringiendo la apertura de grandes superficies y propiciando el desarrollo del comercio local a través de un plan de inversiones que atienda a transportes públicos, aparcamientos...; la creación de una cooperativa local de servicios financieros, que facilite crédito a PYMES y emprendedores locales en condiciones óptimas; la constitución de un fondo municipal de inversiones sociolaborales para participar en sociedades mixtas que generen empleo en la localidad; la puesta a disposición del patrimonio municipal sin uso a concurso de ideas empresariales; plan de ahorro energético a través de la instalación de sistemas de microgeneración; desarrollo de cooperativas agroalimentarias, etc. A todas estas propuestas no se les ha prestado la más mínima atención ¿A qué estamos esperando? 
En Alcalá se observa un déficit de transparencia y de participación de la ciudadanía. La única excepción pretende ser el Consejo Económico y Social, que tiene entre sus cometidos emitir un informe a los presupuestos con carácter previo a su aprobación por el Pleno del Ayuntamiento. Sin embargo los dictámenes de este Consejo, al ser preceptivos pero no vinculantes, son papel mojado para el equipo de gobierno municipal. La información se le facilita tarde, con escaso margen de tiempo y con escasos recursos técnicos para un estudio adecuado. Además, al resto de Consejos locales no se le da participación, es más, ni tan siquiera se reúnen y la participación vecinal es testimonial. Desde Andaluces de Alcalá exigimos unos presupuestos municipales participativos y austeros, centrados en el capítulo de inversiones generadoras de empleo sostenible y de calidad, respetuosos con los plazos y transparentes para la ciudadanía. 


Andaluces de Alcalá, a 2 de mayo de 2013.



[1] Europa Press, 8 de abril.
[2] Diario de Sevilla DEUDA FINANCIERA
[3] Paro registrado en el Servicio de Empleo Público Estatal PARO REGISTRADO POR MUNICIPIO

No hay comentarios: