viernes, 22 de junio de 2012

Santa Bárbara Sistemas y el blanqueo moral del negocio de la guerra

Con el argumento de la creación de empleo, se pretende que la multinacional de la guerra Santa Bárbara Sistemas-General Dynamics (1) fabrique en Alcalá doscientos carros de combate “Leopard 2E” para posteriormente venderlos al Reino de Arabia Saudí. La venta ha sido negociada los días 7 y 8 de junio por el príncipe saudí Salman bin Abdelaziz, que en visita oficial se ha reunido con el ministro de Defensa Pedro Morenés, con el presidente del Gobierno español Mariano Rajoy y con el rey Juan Carlos de España. El negocio, que reportaría a la empresa más de tres mil millones de euros, no ha despertado sin embargo la fuerte conciencia humanitaria que los representantes españoles aparentaban tener en su trato con otros gobernantes árabes. Arabia Saudí es una de las dictaduras más despóticas del mundo árabe. En Arabia Saudí rige la ley islámica y son totalmente ignoradas todas las libertades políticas y civiles de la población. La violación de los Derechos Humanos en este país es sistemática, siendo la situación de las mujeres especialmente dolorosa. Pero la injusticia, el machismo, el dolor y el desprecio hacia los Derechos Humanos quedan en un discreto segundo plano cuando se trata de negociar con los Leopard 2E. En este caso, y a diferencia de Afganistán, los señores de la guerra son presentados como respetables hombres de negocio que “crean riqueza” en nuestra Alcalá.
Tras el negocio de Santa Bárbara Sistema-General Dynamics subyace una ciudadanía alcalareña angustiada por el paro. El número de desempleados de nuestra ciudad supera ya las once mil personas. La cifra se ha triplicado en los últimos veinte años. Los alcalareños contemplan su futuro con preocupación y sufren la carencia de puestos de trabajo. En este contexto, es lógico que la creación de puestos de trabajo en nuestra ciudad sea una prioridad. La construcción de armas para la guerra es moralmente blanqueada en nuestro pueblo como una honrosa creación de puestos de trabajo. Sin embargo, no todos los puestos de trabajo son iguales. Aunque el trabajador sólo busque legítimamente un medio de vida, los puestos de trabajo en empresas como Santa Bárbara constituyen un engranaje más en la maquinaria del negocio de la guerra.
Las guerras fueron, durante mucho tiempo, escenas de combate cuerpo a cuerpo donde el sólo hecho de estar presente suponía un riesgo para la vida propia. Todos tenemos en la cabeza esas escenas cinematográficas de griegos y persas, romanos y cartagineses, donde el que muere mancha con su sangre al que le mata. Desde entonces y hasta hoy han pasado unos siglos en los que el “arte” de la guerra ha consistido, fundamentalmente, en matar a una distancia cada vez mayor. La guerra hoy consiste en matar sin mancharse de sangre. La violencia y el sufrimiento de los más débiles queda oculta a los ojos de quienes les matan. La guerra moderna es un ejercicio de tecnología orientado a crear distancia entre el asesino y su víctima. La conciencia del soldado permanece aislada tras la mirilla de un rifle de asalto que le permite apuntar a kilómetros de distancia. Bombardear es más fácil cuando se hace desde el ordenador de de un avión no tripulado. Y financiar la muerte y el dolor de los demás es mucho más cómodo cuando uno se auto-convence de que simplemente está “creando empleo”.
Desde Andaluces de Alcalá, rechazamos el chantaje moral que esta forma de creación de empleo supone para los alcalareños. Y lamentamos profundamente que las autoridades locales, autonómicas y estatales vendan este tipo de negocio como un éxito. Consideramos que la creación de empleo debe ser una prioridad en Alcalá. Pero además afirmamos que los alcalareños tienen derecho a otro tipo de empleo: un empleo que no sirva para alimentar el negocio de la guerra. Porque esta vez, lamentablemente, las víctimas no serían elefantes.
ANDALUCES de ALCALÁ


(1) Para más información sobre esta empresa y su actividad en Alcalá, ver http://andalucesdealcala.blogspot.com.es/2011/07/alcala-en-el-mundo-deslocalizado.html

lunes, 18 de junio de 2012

Blas Infante hecho jirones

(Artículo aparecido en algunos medios de prensa escrito por el catedrático Isidoro Moreno, el escritor Joaquín Recio y el miembro de Andaluces de Alcalá Jesús Vergara)

En la pasada Feria del Libro de Sevilla se presentó un cuaderno o comic divulgativo titulado Blas Infante. Una vida, un destino, editado por el Centro de Estudios Andaluces de la Consejería de la Presidencia de la Junta de Andalucía, con guión y textos de Editorial Jirones de Azul SL.. Sobre su contenido, no es nuestra intención entrar en cuestiones ideológicas –a pesar de que el texto silencia aspectos centrales del significado del “padre de la patria andaluza”-, y mucho menos discutir sobre su estética o sus ilustraciones, pero sí nos parece necesario opinar sobre lo inadecuado de que una institución pública edite y pague una obra en la que se cometen, además de faltas de ortografía (como en las páginas 1, 3, 15 y 27), numerosos y graves errores históricos.
Entre estos, hay algunos que, benévolamente, podrían ser calificados de menores, como comerse una s en el segundo apellido de don Blas (pág. 1); o presentar una ilustración con la estación de tren de Casares, cuando la localidad nunca ha tenido ferrocarril (pág. 1); o el baile de algunas fechas (pág. 17) y el orden de algunos acontecimientos (pág. 26-27); o la atribución de una disputa con Blas Infante al andalucista Antonio Ariza (pág. 10), cuando en realidad fue con Antonio Albendín; o que entre los ambientes intelectuales que frecuentó Infante en Sevilla se contara, supuestamente, el Círculo de Labradores (pág. 7); o que fuera nombrado, en 1936, Presidente de la Junta Regional (pág. 28), cuando en realidad lo fue de la Junta Regional Pro-Estatuto…
Junto a estos “deslices”, también encontramos otros errores aún más graves, como la fecha de comienzo de la dictadura de Primo de Rivera, que es situada en 1922 y no en 1923 (pág. 24); que Companys fuera encarcelado por proclamar el Estado Catalán durante esa dictadura y no en la Segunda República (pág. 28); o que las Juntas Liberalistas de Andalucía se presentaran a las elecciones de 1931 (pág. 26), cuando jamás concurrieron a ningún comicio.
Por otra parte, el texto tiene también problemas que parecen reflejar algunos tics poco saludables: a los galleguistas con los que entró en contacto Blas Infante se les define como “idealistas” (?) y no como nacionalistas (pág. 26); apenas se explican las razones de la presentación a las elecciones de 1919 ni se comparan los votos conseguidos con los de las otras candidaturas; y vuelve a utilizarse la expresión franquista de que “estalló la guerra civil” (como si del accidente de una fábrica de cohetes se tratara) en lugar de decir, llanamente, que se produjo un golpe de estado militar-fascista, uno de cuyos resultados fue el asesinato de Infante. Para explicar éste, se dice que fue “detenido por unos falangistas”… Como es bien sabido, su muerte fue ordenada por las autoridades golpistas, y lo fue, como puede leerse en la sentencia emitida varios años después, por ser nacionalista andaluz y por ser revolucionario. ¿Por qué no se dice claramente esto?
El que se trate de una obra con intención divulgativa y dirigida especialmente a los más jóvenes no puede ser excusa para esta multitud de fallos, errores y silenciamientos. Divulgar no es vulgarizar y mucho menos tratar de forma descuidada o sectaria los datos. Precisamente, para divulgar hay que tener una preparación y conocimientos que echamos en falta en los autores del cuaderno. Demandamos, sobre todo a las instancias oficiales y paraoficiales, rigurosidad y respeto en el tratamiento de nuestra historia y, en concreto, de Blas Infante: un símbolo de la lucha de Andalucía por su liberación tan manoseado como falsificado. Y una cosa más. Al contrario de lo que se afirma en el título, Infante no tenía un destino. Lo que sí tuvo fue un ideal, Andalucía y su liberación, por el que luchó toda su vida, que fue truncada por los enemigos de Andalucía y de la democracia, que lo asesinaron.

Isidoro Moreno, Catedrático de Antropología de la Universidad de Sevilla
Joaquín Recio, Editor
Jesús Vergara, Llicenciado en Historia

sábado, 16 de junio de 2012

EL DESPILFARRO CONTINÚA: MÁS DINERO PARA LA BANCA Y LA PATRONAL


A) Las subvenciones directas a la CEOE

Hace apenas una semana, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, la CEOE, es decir, la patronal, rechazó mediante una encuesta interna a sus asociados la posibilidad de financiarse exclusivamente con la cuota de sus socios, eliminando las aportaciones públicas (1). Sensu contrario, la CEOE manifiesta que su financiación debe continuar proviniendo de las arcas públicas, es decir, que todos debemos pagar los gastos de la gran patronal, que agrupa, según su página web, a 230 organizaciones empresariales y a más de 5.000 organizaciones de base que aglutinan a 1.450.000 empresarios y autónomos.

Esta situación no es nueva pues ya en 2010 se destapó que el presupuesto anual de la gran patronal (incluidas sus confederaciones territoriales y sectoriales) mueve al año más de 587 millones de euros. Pues bien, de esos 587 millones de euros, según los presupuestos de 2010, aproximadamente el 68%, es decir, unos 400 millones, procedía directamente de subvenciones públicas, tanto del Estado como de las comunidades autónomas. Hasta la fecha no se han hecho públicos datos ni de 2011 ni de 2012.

B) Los descuentos fiscales para grandes empresarios

Según datos del Ministerio de Hacienda, publicados hace apenas una semana, los grandes conglomerados empresariales de este país, que tributan como una sola compañía, representan el 0,2% de declarantes del impuesto de sociedades y acaparan, sin embargo, el 60% de las deducciones fiscales. En 2010, último año del que hay datos, la cuota íntegra en el impuesto sobre sociedades de los 3.000 grupos consolidados que tributan en España ascendió a 12.146 millones, una cifra que, tras aplicar las deducciones que contempla la legislación, se redujo a 6.100 millones.

El impuesto de sociedades es, sobre el papel, un impuesto progresivo en el que las pymes tributan al 25% y las grandes empresas al 30%. Sin embargo, la multitud de deducciones y la capacidad de ingeniería fiscal de las grandes compañías provoca que, en realidad, una pyme aplique un gravamen mayor que una multinacional. Por ejemplo, una empresa con unos ingresos que no superan los 50.000 euros tributa a un tipo efectivo del 22,9%, mientras que un grupo consolidado -con ingresos superiores a los 1.000 millones- aplica un gravamen del 15%. De hecho, una multinacional paga como un asalariado medio en el IRPF. Y a esto hay que añadir las nuevas ventajas que contempla por un lado la Reforma Laboral y por otro la Amnistía Fiscal, por la cual hasta el próximo mes de noviembre, todos aquellos empresarios que hayan estafado a Hacienda podrán blanquear todo su dinero a cambio de un 10% de la cantidad estafada.

C) Las inyecciones de dinero público a la banca

En los últimos tiempos, el Estado español ha inyectado 140.000 millones de euros a los bancos, y ello tras proceder a la liquidación del sistema territorial y semipúblico de Cajas de Ahorro para concentrar el gran capital bancario y poder así formar un oligopolio en toda regla. A estos efectos es especialmente sintomático el plan de ayudas a Bankia, una entidad que ya ha recibido 4.500 millones de euros de dinero público. Sin embargo, nada de esto evitó que su presidente, Rodrigo Rato, se embolsara 2,3 millones de euros el pasado año ni que los indicios de delito sean tales como para que la Fiscalía Anticorrupción haya abierto diligencias de investigación.

Pero, ¿por qué no salen estas cifras en ningún medio de comunicación? Muy sencillo. Los presidentes de los grandes emporios de la comunicación en nuestro país son socios importantes de la patronal. Con ello, se pretende poner a toda la ciudadanía en contra de unos sindicatos que, guste más o menos, son las únicas organizaciones previstas en este sistema para defender los derechos de trabajadores y trabajadoras. Por ahora, la derecha y los medios de comunicación están consiguiendo su objetivo. ¿Te vas a dejar engañar y manipular?

D) El rescate bancario

Luis de Guindos, el ministro de Economía, presentó el día 9 de junio, la situación de insolvencia del sistema bancario español. La pésima gestión ha podido con todos los millones de euros y ayudas concedidas al capital financiero y especulativo. Por ello y para evitar otra desastrosa intervención de la “troika” -la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional-, ya experimentadas sin éxito alguno en Portugal, Irlanda o Grecia, el Gobierno ha decidido aceptar la intervención del sistema bancario español.

Está claro quién pagará “los platos rotos”, pues el ministro de finanzas alemán Wolfgang Schäuble ya ha manifestado: "No son los bancos, es España quien recibe el dinero", por lo que "ahora el país tendrá que negociar su reestructuración bancaria con el FMI y el BCE". Es decir, que quienes crean el problema son los responsables de su solución.

Sin duda el rescate bancario revela la debilidad del sistema bancario español, la mentira persistente del Gobierno como fórmula de hacer política y la preferencia de las instancias internacionales por presionar desde la zona euro. Ningún criterio social, laboral o de bienestar para las poblaciones ha sido tenido en cuenta para la adopción de estas decisiones. El euro manda y la moneda lo es todo para los capitalistas de la banca, que están dispuestos a apretar más el cinturón a la ciudadanía, generar más desempleo, recortar servicios públicos y eliminar prestaciones sociales. Estos son los precedentes ya conocidos a los que nos enfrentaremos en los próximos meses.

E) Algunas alternativas

A la vista de esta situación límite, desde Andaluces de Alcalá nos planteamos: ¿Es preferible que el Estado español salga de la zona euro? ¿Sería adecuado aplicar recortes a las subvenciones millonarias a banca y gran patronal? ¿Es sostenible este modelo bancario? ¿Están definitivamente fracasadas las teorías económicas capitalistas? ¿Debemos apostar por oros modelos financieros a partir de los valores y experiencias de la banca ética (2)? ¿Quiénes vamos a pagar el rescate bancario? ¿Cuántas veces vamos a pagar a la banca y quién fija esos importes? ¿Aportan algo medidas como la Reforma Laboral o el plan de ajuste en servicios públicos básicos (sanidad y educación)? ¿Podríamos establecer un impuesto especial para las entidades bancarias establecidas en Alcalá que compensase esta situación? ¿Podríamos impulsar un sistema local y público de crédito público? Sin duda el grado de debate y movilización social que alcancemos marcarán parte del futuro de esta situación.

(2) Fiare, BPE ó Coop57 son ejemplos prácticos de Banca ética.

Andaluces de Alcalá, 16 de junio de 2012


viernes, 8 de junio de 2012

Andaluces de Alcalá rechaza la incineración de residuos en Cementos Pórtland Valderrivas.



Pórtland Valderrivas
 
La crisis en el sector de la construcción ha traído, entre otras muchas cosas, la intrusión de las constructoras en la sanidad pública de la mano de gobiernos de uno u otro signo. En este sentido y, por poner un ejemplo, la gestión de los hospitales de Madrid se encuentra, en gran medida, en manos de la constructora FCC.(1) Las cementeras, que durante el despelote inmobiliario no tuvieron tiempo de diversificar sus actividades, están encontrándose ahora con la colaboración desinteresada de unas administraciones estatal, autonómicas y locales, sumamente dispuestas a otorgarles una salida, la incineración de residuos como formula de paliar el temporal, o lo que es lo mismo, el saneamiento de la cuenta de resultados.

En nuestra localidad, con fecha 7 de enero de 2012 se publicó en el BOP un proyecto de Cementos Pórtland Valderrivas para adaptar sus instalaciones a la incineración de residuos “no peligrosos” (¿?). La propia empresa reconoce, en una nota publicada en su web, que “el consumo de cemento en España se situó el año pasado en 20,4 millones de toneladas, un 64 % por debajo del máximo alcanzado en 2007, y que para 2012 se espera una demanda inferior a los 16 millones de toneladas”. Creemos que es éste el verdadero motivo de la incineración de residuos en sus instalaciones: no el ahorro energético, que según ellos les hará competitivos, sino el negocio de la gestión de residuos.

Andaluces de Alcalá cree que no existen dudas sobre la peligrosidad e insostenibilidad de la incineración de residuos en general, (2) y en particular en las cementeras. Desde todos los ámbitos se advierte del peligro que comporta la incineración en este tipo de instalaciones, y de la dudosa rentabilidad energética de algunos de los residuos que se incineran. Todo el movimiento ecologista se ha posicionado contra dicha práctica por motivos de sostenibilidad. Son varias las claves a tener en consideración antes de tomar una decisión de tan hondo calado para el conjunto de la ciudadanía: (3)

1.- La incineración de residuos no reduce las emisiones de gases de efecto invernadero, y así lo entiende el desarrollo legislativo del Protocolo de Kioto y de la Directiva 96/61/CE. En España las emisiones de CO2 generados en cementeras representan el 17,7% del total industrial.

2.- La incineración de residuos puede interferir y subvertir la jerarquía en el tratamiento de residuos establecida en la misma legislación europea y estatal. Consideramos que una vez generado el residuo, se ha de reutilizar, reciclar, recuperar y en último lugar está la eliminación. Los residuos son recursos que, si no se aprovechan, habrá que fabricarlos de nuevo con el consiguiente gasto energético, de recursos y emisiones de gases de efecto invernadero.

3) La incineración de residuos contribuye al aumento en las emisiones de COPs prohibidos por el Convenio de Estocolmo (mayo 2001). En este sentido, en los procesos de incineración se sintetizan nuevas sustancias por las complejas reacciones químicas que tienen lugar en los procesos de oxidación. Algunas de esas nuevas sustancias pertenecen a la “docena sucia” de sustancias que son consideradas contaminantes orgánicos persistentes: dioxinas y furanos, los hexaclorobencenos o los bifenilpoliclorados.

4) Posibles afecciones a la salud humana de los habitantes próximos a las fábricas de cemento. Debe tenerse en cuenta que la cementera de Alcalá se encuentra a escasos metros de la escuela y barriada “Venta de la Liebre, e igualmente se ve afectada la agricultura y otras actividades de la zona.

Andaluces de Alcalá muestra su total apoyo al recurso presentado por Alwadi-ira-Ecologistas en Acción contra el proyecto presentado por Cementos Pórtland Valderrivas. exige a las administraciones públicas que no concedan más permisos o aprueben proyectos que adapten instalaciones que conviertan a las cementeras en industrias incineradoras y que por el contrario, desarrollen alternativas para los residuos basadas en la Reducción, Reutilización y Reciclaje, Hacemos un llamamiento a los ciudadanos/as a movilizarse en contra de estos proyectos que atentan contra nuestra salud.

Andaluces de Alcalá, 8 de junio de 2013


(2) http://www.youtube.com/watch?v=JxPqew_LdmQ http://youtu.be/JxPqew_LdmQ

Existen alternativas a la quema de basuras como son los sistemas de depósito, devolución y retorno y la recogida Puerta a Puerta que elevan las tasas de recuperación material al 90% de la basura generada en nuestra ciudades. Además, y en tiempos de crisis, recuperar y reciclar supondría crear hasta 39 veces más empleos que incinerar, como demuestra el informe socioeconómico La incineración de residuos en cifras de Greenpeace.

(3) Ponencia de Carlos Arribas, Ecologistes en Acció del País Valencià, en la Mesa redonda: Desarrollo Sostenible y Valorización energética en el sector cementero. Celebrada el 15 de abril de 2008. http://cementeraalbentosa.wordpress.com/noticias-generales/6/incineracion-de-residuos-en-hornos-de-cementeras/




sábado, 2 de junio de 2012

Cesio 137. Andaluces de Alcalá por el derecho a la salud y contra la contaminación de Siderúrgica Sevillana S.A.

Polígonos industriales.
El pasado martes 29, con veinte días de retraso, se dio a conocer un suceso acaecido el 9 de mayo en Siderúrgica Sevillana S.A., (1) la detección de chatarra contaminada con Cesio-137. El incidente ha sido calificado como de nivel 2 por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). El episodio de contaminación radiactiva no ha tenido consecuencias, según se desprende de la información difundida por los medios de comunicación, no obstante, no podemos perder de vista que un incidente de nivel 2 (2) en la escala INES significa “que ha habido exposición de un miembro del público a más de 10 mSv (10 veces el límite anual recomendado) o exposición de un trabajador en exceso a los límites legales anuales”. (3)

No es la primera vez que una situación de este tipo se produce en Alcalá. En el “Boletín Alwadi.ira” de enero de 2002 se afirma que “ya en otras ocasiones se ha detectado chatarra radiactiva en los controles de entrada a la acería. Controles que por otra parte no han sido capaces de descubrir la presencia esta vez de cesio 137”. La información se publicaba entonces como consecuencia de la entrada en el proceso de fundición de una pieza de chatarra radiactiva, considerándose por Alwadi-ira-Ecologistas en Acción, “como muy grave máxime si se tiene en cuenta la no comunicación del incidente inmediatamente al Consejo de Seguridad Nuclear, Ayuntamiento y Junta de Andalucía”. La empresa se defendía afirmando que la chatarra se encontraba en sus instalaciones con anterioridad a la colocación de los mecanismos de seguridad en la entrada a sus instalaciones. Lo cual nos plante una inquietante pregunta: ¿qué ocurría con la chatarra contaminada antes de colocar los sistemas de control en la entrada?.

Desde Andaluces de Alcalá celebramos que la chatarra radiactiva sea detectada en un momento previo a su inclusión en el proceso de fundición. No obstante, es evidente la necesidad de establecer mecanismos de control y certificaciones en el origen de la materia prima. Por otra parte, la empresa asumió en 2004 (4) el compromiso de establecer un “Sistema de Gestión Medioambiental conforme a la Normativa ISO 14001”, compromiso que consideramos incumplido, al menos, en los referente a “Contribuir a dar confianza a las partes interesadas mediante una comunicación abierta con los clientes, trabajadores, administración, vecinos, etc.”. Y es que las organizaciones vecinales y ecologistas, entre otras, no hemos recibido en ningún momento información de ningún tipo que nos tranquilicen sobre las bondades o no de la política medioambiental de la empresa. En dicho sentido, exigimos conocer cuántos casos como el acaecido suceden al cabo del año, o han sucedido en estos últimos años, quién paga la factura de la Unidad Técnica de Protección Radiológica (UTPR) de Proinsa y el traslado y almacenamiento de los residuos contaminados en El Cabril.

En cualquier caso, el suceso acaecido es la punta del iceberg de la dudas sobre la contaminación en Siderúrgica. Así, una información aparecida en el periódico Expansión de fecha 29 de octubre de 2004 y recogida en un artículo publicado en el “Boletín Alwadi-ira” nº 14, se afirma que Siderúrgica Sevillana es “una de las empresas más contaminantes de Europa (...) que emite un 16,3% del hexaclorobenceno del total emitido por la UE (…) Su acción contaminante se produce principalmente a través de los alimentos (...) y respirando el aire contaminado (…) fundamentalmente las personas contaminadas severamente con esta sustancia desarrollan una enfermedad del hígado llamada porfiria cutánea tardía (…) Además, puede dar lugar a coloración roja en la orina, ulceración y cambio de coloración en la piel, artritis y desórdenes en el sistema nervioso y estómago.”

Por otra parte, los datos oficiales de residuos contaminantes emitidos por Siderúrgica Sevillana publicados en el Registro Estatal de Emisiones y Fuentes Contaminantes del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente son alarmantes (5). Los residuos peligrosos supusieron en el 2010 un total de 12.098,92 toneladas y consistieron en: “residuos sólidos del tratamiento de gases que contienen sustancias peligrosas; ceras y grasas usadas; aceites sintéticos de motor, de transmisión mecánica y lubricantes; envases que contienen restos de sustancias peligrosas o están contaminados por ellas; absorbentes, materiales de filtración (incluidos los filtros de aceite no especificados en otra categoría), trapos de limpieza y ropas protectoras contaminados por sustancias peligrosas”. Las información sobre emisiones de agua contaminada no se encuentra actualizada en la web del Ministerio, aparecen datos de 2001: “hidrocarburos aromáticos policíclicos totales PRTR (HAP totales PRTR) 96,2 kg/año” y en 2004 “cobre y compuestos (como Cu) 106 kg/año”. Por último, son escalofriantes los datos sobre emisiones contaminantes emitidas a la atmósfera, así se desprende del cuadro que adjuntamos a la nota.

Desde Andaluces de Alcalá exigimos a Siderúrgica Sevillana S.A. y al resto de empresas radicadas en Alcalá el cumplimiento estricto de la normativa medioambiental y de salud pública. Exigimos igualmente a las autoridades políticas que velen por este cumplimiento, y que protejan el derecho de la ciudadanía a la salud antes que el beneficio económico de una empresa privada. Felicitamos el trabajo ejemplar de las asociaciones que intentan organizar a la sociedad civil frente a los peligros de un modelo productivo depredador de recursos e insostenible en términos sociales y medioambientales. Finalmente, desde Andaluces de Alcalá abogamos por un cambio hacia un modelo productivo diferente, razonablemente ajustado a nuestras necesidades como pueblo y que respete escrupulosamente tanto los derechos de la ciudadanía como el equilibrio medioambiental.
Los datos de emisiones, cuando se consultan en forma agregada se muestran en t/año (toneladas/año) y cuando se consultan a nivel de complejo industrial se dan en kg/año (kilos/año).
(1) http://www.elcorreoweb.es/provincia/147194/detectan/chatarra/radiactiva/aceria/siderurgica/sevillana

(2) EL MUNDO. Martes 29 de mayo de 2012.
(3) EL MUNDO. Martes 29 de mayo de 2012.
(4) Compromiso Medioambiental de Siderúrgica Sevillana, S.A. 2004.
(5) Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. http://www.prtr-es.es/Informes/fichacomplejo.aspx?Id_Complejo=2108
Alcalá de Guadaíra, a 2 de junio de 2012
andalucesdealcala@gmail.com