martes, 29 de mayo de 2012

De la ZONA AZUL o de cómo quitarle el blanco a la bandera de Alcalá

El Ayuntamiento de nuestra ciudad planea convertir en zona azul todo el área entre la Casa de la Cultura y La Plazuela, esto es: la calle Mairena desde la callejuela del Carmen, Pepe Corzo, General Prim, Pepe Luces, Luna y Juez Pérez Díaz, además de otras calles secundarias, lo que sigue demostrando que en estos tiempos de crisis continúa el “todo vale” en cuanto a medidas puramente recaudatorias se refiere.
De momento, según la Concejala Delegada de Gobernación, Mª Dolores Gutiérrez Peral, la medida no es firme hasta no escuchar la opinión de los vecinos, pero se deja ya caer para que cuando suceda, que acabará sucediendo, pues ya sabemos lo que este Ayuntamiento tiene en cuenta la opinión de los ciudadanos, no nos pille por sorpresa.
Todos los alcalareños y alcalareñas sabemos de la falta de un buen criterio circulatorio que soporta nuestra localidad, de lo cual el centro es la mayor de sus muestras, y cuya solución no es, insistimos, volver a tener que pagar por algo que ya hemos pagado entre todos con nuestros impuestos: ¿otro RE-pago como en la sanidad? Lo público no implica que “no sea de nadie”, sino al exactamente lo contrario, que es de todos y todas.
Una parte de los comerciantes del centro de Alcalá vienen por su parte reclamando esta medida, pues entienden que podría ser un impulso a su ya demasiado prolongada época de decadencia. Pero desde Andaluces de Alcalá denunciamos, como lo venimos haciendo desde largo tiempo también, que las causas del decaimiento del pequeño comercio alcalareño son de tipo estructural, y que deben ser contrarrestadas con medidas encaminadas a combatir las grandes superficies (donde hay pocos comercios y sólo hay franquicias), las multinacionales (que no dejan ningún beneficio en lo local) (1), y el monopolio de locales comerciales en manos de unos pocos propietarios (que controlan los precios sin permitir su abaratamiento), y no con medidas como ésta, que lo que hacen es encarecer y dificultar aún más el ir a comprar al centro.
Asimismo, tampoco podemos olvidar que la zona próximamente afectada no es sólo una zona comercial, sino también, y sobre todo, residencial. Las calles Mairena, General Prim o Pepe Luces no son las calles Sierpes o Tetuán de Sevilla, en las que a partir de las 20’30h ya no hay un alma en ellas, sino que son donde tienen su vivienda una buena parte de la población alcalareña, que además en su mayor parte sí efectúa sus compras en la misma zona.
En todo este asunto destacan por obvias dos cuestiones: Una, que Alcalá está falta de aparcamientos públicos, pero estos deben ser a precios asequibles y estar planteados como alternativa, no como obligatoriedad, y siempre acompañados a su vez de una buena red de transporte público. Y otra, que nuestros gobernantes siguen aprovechándose de nuestra falta de memoria colectiva, ¿o es que nadie se acuerda de la fallida implantación de la zona azul en el centro a principios de los años 90?, ¿o del prometido gran parking que se iba a construir en la antigua Plaza de Abastos, excusa además por la cual ésta fue desmantelada?


Andaluces de Alcalá

domingo, 20 de mayo de 2012

Andaluces de Alcalá condena el ataque brutal a los derechos de los empleados públicos perpetrado por el Gobierno PSOE/IU.

Desde hace unos días veníamos escuchando un rumor, hoy se ha confirmado, de que las retribuciones de los empleados públicos sufrirán un nuevo recorte. No es una noticia novedosa, pues todos tenemos otros recortes en la memoria. Así, en 1994 se congelan los sueldos con un Gobierno de Felipe González; en 1997 con uno de Aznar; en el 2010 con Zapatero se reducen los salarios un 5% de media y se congelan en el 2011; en el 2012 los congela Rajoy y de facto los reduce nuevamente al incrementar el IRPF; y hoy, el Gobierno Andaluz de PSOE e IU vuelve a reducir la nómina y los derechos laborales de los empleados públicos.

Los recortes se concretarán el próximo mes de junio y no solo afectarán a los salarios: también a la jornada de trabajo, a las prestaciones sociales, a las vacaciones, y un largo etcétera. Conviene detallar con crudeza la magnitud del ataque:

*Se recorta un 10% todo lo que no es salario base -que sólo puede ser modificado mediante normativa estatal-.
*La paga extra se queda en el salario base más trienios.
*Se aumenta en media hora diaria la jornada laboral.
*Se elimina las ayudas de acción social: prótesis, ayudas al estudio, etc.
* Se reduce a seis los días de asuntos propios.
*Se reduce el importe de trienios y sexenios.
* Se elimina la productividad.
*Se reduce brutalmente la movilidad y sentencia definitiva al concurso de traslado.
*Y en adelante, sólo habrá un nuevo funcionario por cada diez que se jubilen. Lo cual no sólo supondrá una mayor carga de trabajo para los empleados, sino que además deteriorará seriamente la calidad de los servicios.

En un alarde nuevo de cinismo los consejeros se bajan un 5% sus retribuciones, mientras a los titulados medios, maestros, enfermeros se les viene a recortar !!UN 16%!!. Nos intentan convencer de que, ante la baja recaudación de impuestos, la desastrosa marcha de la economía y las exigencias de Madrid, no hay otra salida que las medidas tomadas. Un mal menor, nos dicen, para garantizar que no habrá despidos. Todo el que se opone a estas medidas es inmediatamente descalificados y acusado de “egoísta” o “corporativista”.

La estabilización en el empleo de funcionarios, laborales, interinos, agencializados, contratados, etc. no puede hacerse a costa de bajar sueldos y suprimir derechos. Las preguntas que tenemos que hacerle al PSOE/IU en Andalucía, y al PP en Madrid, son: ¿se puede recortar de otro lado?.

Desde Andaluces de Alcalá, pensamos que otras medidas son posibles, y si tenemos en cuenta que todo este infortunio de reducción del capítulo de personal se hace para ahorrar 777 millones de euros, pronto nos viene a la cabeza que el cómputo total de los ERES (dinero malversado por los políticos) es de unos 800 millones, pues nos parece más sensato exigir su devolución (pues por algo fue malversado o robado), y con esto se supla este “ahorro solidario” como nos quieren hacer ver.

Además es preferible para el conjunto de los andaluces establecer un sistema impositivo justo, perseguir de verdad el fraude fiscal, retirar las tropas de Afganistán, detener el saqueo bancario creando una banca pública. Y aún tendríamos varias preguntas que hacerle al Gobierno Andaluz: ¿siguen manteniendo sus indemnizaciones los ex altos cargos?; los funcionarios que han sido altos cargos, ¿continúan cobrando el complemento específico como tales hasta su jubilación?; los ex alcaldes, ex concejales, ex consejeros, etcétera, ¿cobran como "altos cargos" en las agencias? Éstas, entre otras, son las preguntas que deberíamos hacerle a nuestro Gobierno Andaluz.

Hoy conviene recordar que el acceso a muchos puestos de trabajo en empresas públicas, hoy estabilizados en las agencias, se llevó a cabo sin ninguna garantía jurídica o principio democrático. Estos puestos de trabajo cumplían una doble función: servir de coladero a los del partido y encaminar el sector público a su privatización. Sin embargo, y a pesar de la gravedad de estas medidas, nuestro papel no es ni debe ser pedir el despido de ningún colectivo. Lo que exigimos desde Andaluces de Alcalá es el cumplimiento de la Ley, y la protección de un sector público que preste servicios que hoy brillan por su ausencia y en unas condiciones dignas tanto para el ciudadano como para el empleado público. Debemos ser los primeros en reclamar que se garantice el acceso a los puestos públicos en igualdad de condiciones. Dejamos el discurso sistémico a las cúpulas sistémicas de los sindicatos mayoritarios. La Ley regula claramente cuál es la función del interino, del contratado en base a programa, etc.: no tenemos que inventar nada. Simplemente nos corresponde exigir que se cumpla la Ley y, en todo caso, denunciar leyes antidemocráticas o que lesionan los derechos y la dignidad de los andaluces.

Defender al empleado público no significa defender los intereses personales de quienes hoy tienen un puesto de trabajo. Se trata de garantizar el derecho de todos a acceder al empleo públicos en condiciones de igualdad. Pero también de defender unos servicios públicos que son de todos y a los que, lamentablemente, el nuevo gobierno auto-calificado “de izquierdas” (¿?) acaba de asestar un terrible golpe.

Andaluces de Alcalá, 20 de mayo de 2012


ANEXO

EXTRACTO DEL DOCUMENTO “ACTUALIZACIÓN DEL PLAN ECONÓMICO-FINANCIERO DE REEQUILIBRIO DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA 2012-2014

Aplicación del incremento de jornada hasta las 37,5 horas al conjunto de los trabajadores.

TRABAJAREMOS MEDIA HORA MÁS

Suspensión de distintos beneficios de los funcionarios y laborales de la Junta de Andalucía: los permisos de jubilación. las licencias previas a la jubilación anticipada y los contratos de relevo. la acción social. los premios de jubilación. Modulación del complemento autonómico por incapacidad temporal.

SE ELIMINAN LAS AYUDAS DE ACCIÓN SOCIAL

Aplicación en el sector público de la Junta de Andalucía, exclusivamente lo previsto en los artículos 48.1.k) (séis días de asuntos particulares) y 48.2 del Estatuto Básico del Empleado Público (dos días adicionales de vacaciones al cumplir el sexto trienio, incrementándose en un día adicional por cada trienio cumplido a partir del octavo), en lo relativo a días de permiso por asuntos particulares y de días adicionales de vacaciones.

REDUCEN A SÉIS LOS DÍAS DE ASUNTOS PROPIOS

Las horas extraordinarias se reducirán a aquellas tareas y servicios imprescindibles. Armonización de las condiciones de trabajo de los empleados de las Empresas Públicas con los de la Administración General, entre las que se encuentran: homologación las retribuciones en concepto de antigüedad a lo establecido en la Administración General.

REDUCCIÓN EN EL IMPORTE DE TRIENIOS Y SEXENIOS

Aplicar la normativa de indemnizaciones por razón del servicio de la Administración General. Suspensión de los complementos retributivos variables vinculados a objetivos o resultados empresariales.

ELIMINAN LA PRODUCTIVIDAD

Homologación de los días de permiso retribuido y días de vacaciones adicionales a lo establecido en el EBEP para el conjunto del personal de la Junta de Andalucía.

Eliminación de los complementos adicionales -"paga adicional"- de las pagas extraordinarias de los meses de junio y diciembre.

LA PAGA EXTRA SE QUEDA SIN EL CONCEPTO PAGA ADICIONAL. EL IMPORTE ES SIMILAR AL DEL COMPLEMENTO ESPECIFICO

Reducción de un 10% de las percepciones vinculadas a las retribuciones de carácter variable.

EL TERMINO VARIABLE EN PURIDAD SE VINCULA A LOS CONCPETOS PRODUCTIVIDAD Y HORAS EXTRA EXCLUSIVAMENTE EN FUNCIONARIOS.

AUNQUE DE LA INTERVENCIÓN NO SE PUEDE DESCARTAR QUE EL RECORTE SE REFIERA A OTROS COMPLEMENTOS.

Reducción de la jornada del personal temporal en un 15% con minoración retributiva equivalente.

LOS INTERINOS TRABAJARÁN CASI LO MISMO (REDUCEN 15% PERO AUMENTAN UN 10% EL HORARIO GENERAL) COBRANDO UN 15% MENOS!

Reducción para el sector público instrumental de aquellos complementos, que no siendo parte sustancial de la estructura salarial básica, permitan una minoración similar a la aplicada al resto de la Administración.

Reclasificación de los equipos directivos de las entidades pertenecientes al sector público instrumental según tipología de entes.

Amortización de las plazas vacantes pertenecientes a entidades del sector público instrumental y eliminación de las dotaciones vacantes del sistema Sirhus.

REDUCCIÓN BRUTAL DE LA MOVILIDAD Y SENTENCIA DEFINITIVA AL CONCURSO DE TRASLADO

Aplicación de la tasa de reposición fijada en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2012.

POR CADA 10 FUNCIONARI@S QUE SE JUBILEN SÓLO ENTRARÁ UNO TRABAJAREMOS MÁS Y EL SERVICIO PÚBLICO SE DETERIORARÁ

Limitación de las ayudas a las organizaciones sindicales y aplicación de lo establecido en la normativa legal a las horas sindicales.

Aplicación de lo dispuesto por el Gobierno de España en el artículo 3 del Real Decreto-ley 14/2012 de 20 de abril de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo.

(25 HORAS EN EDUCACIÓN INFANTIL Y PRIMARIA Y DE 20 HORAS EN LAS RESTANTES ENSEÑANZAS)



miércoles, 16 de mayo de 2012

La situación de Los Alcores. Algunas propuestas.

Los más de treinta y cinco kilómetros de alcor, entendido éste en sentido amplio y no sólo la caída desde las cornisas hasta la vega, que van desde El cortijo de La Motilla, El Mogotillo, las Lomas del Galloso y Ranilla en Carmona hasta Mateos Pablo, Gallegos, Rosalejos y Marchamorón en Alcalá de Guadaíra, han sido sometidos a un rápido proceso de deterioro como consecuencia, fundamentalmente, de la presión urbanística y especulativa de los últimos años. A ello se han unido la extracción de áridos y otros materiales, la expoliación del patrimonio arqueológico, la proliferación de escombreras y basureros, la sobreexplotación del acuífero, el arado en profundidad, la quema de las zonas forestales y los palmares, el abandono de lo público... Ante todo este estropicio, las Administraciones con competencias, Ayuntamiento y Junta de Andalucía, no han sabido o querido preservar nuestro patrimonio histórico y medioambiental, actuando como si todo fuera nada más que presente sin pasado y sin futuro. (1)

No hemos llegado a la situación del Aljarafe, aunque se ha actuado básicamente con los mismos planteamientos expansionistas. Aún así, el escarpe sigue mostrando aspectos dignos de destacar y proteger, pues el potencial patrimonial de Los Alcores deriva de sus numerosos recursos patrimoniales: históricos, arqueológicos, paleontológicos, etnológicos, paisajísticos, naturales, hidrológicos... Sus numerosos yacimientos arqueológicos, entre ellos: Ranilla, Martín Pérez, El Acebuchal, el Judío, Alcaudete, La Tablada, Santa Lucía, Bencarrón, Gandul, Maestre o Gallegos; su rico patrimonio arquitectónico civil y religioso como alcázares, castillos, palacios, haciendas, cortijos, iglesias, ermitas...; el patrimonio ligado al agua como sus huertas, norias, pozos, fuentes, abrevaderos, molinos, galerías...; sus restos de monte mediterráneo como el lentiscal de Ranilla, el Acebuchal y palmar de Gandul, dehesa del Judío, Trigueros o dehesa Nueva; sus miradores naturales; sus costumbres y fiestas, su toponimia, sus caminos y vías pecuarias, todo ello y más así lo confirman.

La riqueza de Los Alcores es de tal potencia que, pese a encontrarse poco valorada y desprotegida, la “explosión” de la burbuja inmobiliaria nos brinda una nueva oportunidad para su recuperación y puesta en valor.

En este contexto, es urgente la declaración de todo el conjunto con la figura de Zona Patrimonial y la creación de un “Parque Cultural” que lo gestione de una forma justa e integral. Sin lugar a dudas, es precisa la prohibición de todo tipo de nuevas construcciones en “El Escarpe” y su entorno, así como la recuperación y puesta en valor de la “Vía Verde”, antiguo “tren de los panaderos”. Urge su inclusión en los PGOUS o normas de Ordenación Urbana de los distintos municipios afectados, de modo que queden perfectamente reguladas las actuaciones y actividades destinadas a su conservación. Para ello es evidente que no basta con que algunos de sus espacios cuenten ya con ciertas calificaciones que no han servido para nada, como se demuestra en los casos de Gandul y Bencarrón. Se hace necesaria una protección de conjunto para la cual, como viene proponiendo desde hace cinco años la Plataforma en Defensa de Los Alcores y acogiéndose a la Ley de Patrimonio de Andalucía, parece adecuada la figura de “Zona Patrimonial con órgano gestor “Parque Cultural.

Igualmente, sería necesario por parte de los Ayuntamientos un esfuerzo en recuperar lo público, especialmente los caminos y, junto a la administración competente, las vías pecuarias, los descansaderos y demás espacios públicos, realizando un catálogo de todos ellos con sus respectivas descripciones y toponimia. Estas “calles rurales” servirán para mejorar la conectividad dentro del territorio del propio municipio y de la comarca y de la puesta en valor de la riqueza de esta posee.

Asimismo, sería importante que en los distintos pueblos se ubicasen Centros de Interpretación de toda la comarca, donde el visitante pueda conocer las distintas alternativas que ésta puede ofrecer. Se debería fomentar I+D de las huertas, como la producción de excelencia y ecológica, ello redundaría en la reactivación de huertas, cultivos y edificaciones que se han ido abandonando debido al “boom” de la especulación y el ladrillo. Otras propuestas interesantes serían la creación de huertos sociales; la restauración de los molinos como elementos patrimoniales claves; la elaboración de una estrategia de eliminación de los impactos paisajísticos, restaurando las canteras y cárcavas, si bien en aquéllas que se han convertido en lagunas debería ser estudiada la importancia que pueden tener para la avifauna; la eliminando vertederos y escombreras. Finalmente, hay que poner coto al expolio arqueológico y los Ayuntamientos de la comarca deben impulsar de forma decidida la figura de protección “Zona Patrimonial” y la necesidad del “Parque Cultural de Los Alcores” ante el resto de administraciones con competencia.

Desde el colectivo Andaluces de Alcalá consideramos que todas estas propuestas beneficiarían el fomento de actividades relacionadas con el medioambiente y el patrimonio: visitas culturales, senderismo, ciclismo, recorridos ecuestres e incluso el surgimiento de alojamientos de turismo rural que combinen la creación de empleo y protejan, al mismo tiempo, nuestro entorno medioambiental. Por este motivo respaldamos las iniciativas que se desarrollen en dicho sentido y exigimos a las administraciones que asuman sus responsabilidades en cuanto a su protección y puesta en valor.

Andaluces de Alcalá, 16 de mayo de 2012

(1) a) Documentos de Arquitectura y Patrimonio. “Alrededores. Una geografía patrimonial por Los Alcores y el Aljarafe.” EDap03/04, marzo 2011. Departamento de Proyectos Arquitectónicos ETSA, Universidad de Sevilla. b) “El Patrimonio de Los Alcores” “Una propuesta de Parque Cultural”. 2011. Plataforma en Defensa de Los Alcores.

jueves, 10 de mayo de 2012

Andaluces de Alcalá contra la invisibilización de los problemas y por su solución

En Alcalá, como en toda Andalucía, se están agravando de manera preocupante problemas como el paro, la pobreza y la marginación. Cada vez más familias ven vulnerados en la práctica derechos básicos, como el acceso a la vivienda, al empleo o el disfrute de una vida digna. Sin embargo, es relativamente fácil pasear por Alcalá sin tener que ver la fea cara del parado, del pobre, del chabolista, del desahuciado. Dice el refranero popular que “lo que no se ve, no existe”. Y los gobernantes de nuestra ciudad han aprendido bien la lección: la fisionomía de nuestra ciudad ha ido engullendo estos problemas, ocultándolos a la vista del turista e incluso del vecino alcalareño. Desde hace años asistimos a toda una remodelación urbanística orientada a ocultar todo aquello que desmiente el discurso triunfalista del poder. La consigna es ocultar el paro, la pobreza, la exclusión y la desigualdad bajo una fachada de fuentes, césped, palmeras y mega-edificios. La receta es sencilla: expulsar, maquillar, ocultar y asustar.
Expulsar es lo que se hace cuando se intenta trasladar los problemas más allá del casco urbano. Es el caso, por ejemplo, de los chabolistas de la Verea del Cerero. Manteniéndolos más allá de la ciudad, allí donde nadie puede verlos, es posible tolerar la presencia de la extrema pobreza con un discurso de progreso y éxito socioeconómico. Así es como se consigue, también, pregonar cínicamente la recuperación del río Guadaíra cuando esta se limita al corto tramo que atraviesa nuestra ciudad.
Maquillar es embellecer la apariencia de nuestras calles para desviar la atención de los problemas reales. Éste es el objetivo de la ya tristemente célebre combinación de césped (artificial en algunas ocasiones), fuentes y palmeras con que el consistorio derrocha el dinero público en las principales avenidas de la ciudad. Se trata de que estas avenidas estén “bonitas” por fuera, aunque la crisis vacíe por dentro sus locales comerciales. Se trata de que estén bonitas, aunque por ellas paseen cada vez más parados.
Ocultar es lo que se consigue cuando el trazado urbano contribuye a esconder físicamente los problemas. De todos los ejemplos existentes en Alcalá, que no son pocos (terrenos urbanizados y medioambientalmente degradados producto de la especulación desbocada, patrimonio abandonado como la zona arqueológica de Gandul,…), destaca por su importancia el de la nueva oficina del SAE. Si antes los parados eran visibles en la cuesta de Duquesa de Talavera, ahora se ha logrado esconderlos tras el centro de servicios sociales. Si a ello le sumamos el aporte invisibilizador de las nuevas tecnologías, que permiten al parado renovar su demanda de empleo a través de Internet, constatamos el éxito del modelo: ya es posible sufrir una tasa de paro superior al 30% sin que eso se plasme cotidianamente ante nuestros ojos. Para tranquilidad de las autoridades, el parado queda oculto tras la pared de su casa, bajo el aspersor roto que inunda el césped, tras la palmera cara e innecesaria.
Sin embargo, una parte de la ciudadanía se empeña en tener en cuenta a los chabolistas, se niega a enterrar a los parados bajo el olvido del wi-fi y el “palmerío”. Los movimientos sociales críticos siguen exigiendo una Alcalá digna, con empleo, igualitaria y democrática. Cuando estos movimientos sociales adquieren visibilidad, el único recurso que le queda al poder es el de asustar. Eso es lo que ha intentado el Ayuntamiento recientemente con la gente del movimiento 15-M que desde hace meses apoya y asesora a las familias afectadas por desahucios. Mientras este trabajo era invisible, el Ayuntamiento lo toleró, e incluso intentó capitalizar los esfuerzos del 15-M “cediéndole” a este colectivo un despacho en el centro de servicios sociales. Con el paso de los días, cada vez más familias han acudido a este despacho, y ha empezado a ser una evidencia que en Alcalá son muchas, demasiadas, las familias a las que los bancos están arrancando de sus viviendas. Los desahuciados empezaban a ser visibles. Pero a finales de abril, una vez pasadas las elecciones, el Ayuntamiento ha decidido que deben volver a ser invisible: ha expulsado al 15-M del despacho que tenían, e incluso les ha retenido documentos privados de las familias desahuciadas. Se trata de asustar a todos: movimientos sociales, desahuciados, parados, chabolistas, para que dejen de molestar y se retiren a sus casas, a navegar por wi-fi o a disfrutar del césped: todo menos visibilizar, denunciar y exigir.
Desde el colectivo ciudadano Andaluces de Alcalá consideramos que invisibilizar los problemas no contribuye a solucionarlos. Los graves problemas que sufre Alcalá siguen existiendo, por mucho que algunos intenten ocultarlos. La ciudadanía alcalareña sabrá valorar el esfuerzo de quienes se niegan a olvidar estos problemas y luchan por solucionarlos. Andaluces de Alcalá agradece públicamente el trabajo desinteresado de quienes luchan cotidianamente por evitar que las expulsiones, el maquillaje, la ocultación y el miedo mantengan en la oscuridad los graves problemas que seguimos teniendo pendientes.

Andaluces de Alcalá

viernes, 4 de mayo de 2012

LOS PRIMEROS HUERTOS ECOLÓGICOS DE ALCALÁ

Recientemente, algunas personas integradas dentro de la Asociación de Consumo Ético “La Talega” han puesto en marcha el primer huerto ecológico de Alcalá. Aunque el proyecto está aún en ciernes, las bases son sólidas y el proyecto marcha viento en popa. Lanzado por Noelia Sánchez y Ana Macarena Bustos, ellas han sido las encargadas de la búsqueda de la finca, negociar con el propietario, coordinar los trabajos previos, buscar parcelistas, etc. Para primeros de marzo se realizó la siembra en semilleros, mientras la preparación del suelo ya ha sido realizada. Actualmente ya están las matas en sus bancales y algunas dando flores.
La idea surgió hace ya unos 3 años, llevándose a cabo un experimento en una finca de Carmona, pero la lejanía del terreno llevó a que se abandonara. Esta necesidad de huertos ecológicos surge como consecuencia de dar salida a lo que se viene explicando en las jornadas que desde hace 6 años realiza la Asociación “La Talega” donde se explican formas de relacionarnos tanto con nuestro medio-ambiente como entre nosotros de forma diferente, más justa, equitativa y responsable. En los últimos años, por diferentes colectivos, y en diferentes foros, se ha propuesto al ayuntamiento de impulsar la figura del huerto ecológico. (1) La respuesta del ayuntamiento fue siempre el silencio; ahora, sin embargo, tiene en proyecto ofrecer en breve parcelas públicas a las personas que las soliciten para su cultivo. Aunque el proyecto se ha publicitado y difundido, todavía no tenemos constancia de que se haya puesto en marcha, y estamos en la segunda quincena de abril, por lo que han perdido la oportunidad de llegar a tiempo para los cultivos de temporada de este año. Como en otras ocasiones, la negativa del ayuntamiento a facilitar la participación ciudadana, participar o ayudar a cualquier proyecto alternativo interesante de iniciativa privada pero cooperativista, es percibido por los colectivos como se convierte en un deseo de encabezarlo cuando el proyecto ya está en marcha y es rentable.
La finca de la que hablamos, situada en las inmediaciones de la carretera Alcalá-Dos Hermanas, cuenta con 16 parcelas de 120 m2 cada una. Cada parcela pertenece a un co-propietario o representante, ya que la mayoría de las parcelas son compartidas por al menos 2 parcelistas. Su precio, de 25 euros al mes, es accesible para cualquier economía, esperando que las parcelas sean rentables y productivas en breve.
Las normas para el trabajo de las parcelas es realizar un cultivo ecológico y eficiente de los recursos: se han plantado variedades autóctonas, se ha implantado el sistema de riego por goteo, están prohibidos los fertilizantes e insecticidas químicos y no naturales, se impondrá la alternancia de cultivos, etc. Además se está construyendo un compostero natural, para proporcionar materia a la tierra cuando el tiempo y los gusanos realicen su trabajo. Es una experiencia que muestra a pequeña escala que otra forma de producir, sostenible, en armonía con la naturaleza, sin modificaciones genéticas, sin la utilización de fertilizantes químicos, conservadora de la biodiversidad en la agricultura,.... es posible. Consideramos, que lo que es un proyecto local, debe transformarse en un objetivo global impulsado por todos, ciudadanos y administraciones.
Este proyecto vendrá a demostrar en Alcalá que la agricultura ecológica es rentable, demostrando a los propietarios de las fincas sembradas la existencia de otras alternativas, en cuanto a semilla, abonos no químicos, etc, más en sintonía con nuestro medioambiente y más sostenibles. También demostrará que la independencia de las familias respecto a los mercados es bueno para estas. Pero además, es una forma de divulgar entre la demostración para los vecinos de nuestro pueblo que la soberanía alimentaria es viable si cunde el ejemplo, a pequeña y gran escala, por lo menos en cuanto a productos naturales se refiere.
Consideramos que las administraciones públicas deben apoyar canales de distribución alternativos que faciliten la distribución de la producción agrícola, presentando una alternativa a la dependencia del sistema de intermediarios y especuladores para la alimentación basada en el consumo en grandes supermercados. Estos intermediarios, que imponen sus precios a los agricultores, tienen nombre, y son Alcampo, Continente, Hipercor, Carrefour, Día, Mercadona, etc. y son los que están consiguiendo acabar con el campo andaluz.
Andaluces de Alcalá, así como otros colectivos andaluces como el SAT, Ecologistas en Acción, o La Talega, defienden la soberanía alimentaria, que es el derecho de los pueblos a definir su política agraria y alimentaria, sin dumping frente a terceros países y conseguir de paso ser lo más independiente posible del sistema de grandes multinacionales de la distribución. Aunque los productos elaborados son más complicados de conseguir, es posible, y de hecho se planea instalar también en la finca un horno de leña para hacer pan y destinarlo al autoconsumo.
Desde Andaluces de Alcalá queremos agradecer a estas personas su interés por mejorar nuestro medioambiente y nuestra sociedad, cambiando el entorno que nos rodea y haciéndolo mejor. Algunos de los componentes de Andaluces de Alcalá participan de forma activa en el proyecto y solo esperamos que en unos años los huertos ecológicos se multipliquen por nuestra tierra, por eso, animamos a todas las personas interesadas que contacten con los responsables del proyecto. Para ello, solo tienen que ponerse en contacto con Andaluces de Alcalá.

(1) Sirva como ejemplo, el Artículo de Andaluces de Alcalá, de fecha 26 de febrero de 2010. “Los molinos harineros de Alcalá de Guadaíra. Su situación hoy. Algunas propuestas”

ANDALUCES DE ALCALÁ
Alcalá de Guadaíra, a 30 de abril de 2012
andalucesdealcala@gmail.com