lunes, 3 de diciembre de 2012

¿Por qué el 4-D?


El 4 de diciembre de 1977, casi dos millones de andaluces y andaluzas salieron a la calle, desbordando las previsiones del gobierno, los partidos políticos y el resto de instituciones y organismos, para pedir lo que se nos negó manu militari en 1936: autonomía; es decir, libertad, capacidad de decisión, y soberanía para tomar las riendas de su realidad y de su propio destino.
Ya en octubre de ese mismo año, una asamblea de todos los partidos democráticos acuerda instaurar el 4 de diciembre como Día de Andalucía, para así convocar movilizaciones como medida de presión para avanzar en la consecución de esa Autonomía.
Al año siguiente, el 4 de diciembre de 1978, todas las fuerzas políticas andaluzas firman en Antequera el Pacto Autonómico andaluz, que compromete a todas ellas a lograr para Andalucía “la autonomía más amplia en tiempo más breve posible”.
En agosto de de 1979, en nuestra vecina localidad de Carmona, representantes de esas fuerzas elaboran el proyecto de Estatuto de Autonomía. Pero el gobierno de la UCD recula, y le niega a Andalucía la vía del artículo 151 de la Constitución para acceder a la Autonomía de primera que nos merecíamos. Tras la presión social, el gobierno convoca un referéndum para que el Pueblo Andaluz decida, el 28 de febrero de 1980. Referéndum que, a pesar del boicot del propio gobierno (algunos de sus integrantes son hoy destacados defensores del “andalucismo constitucionalista”) y de la propaganda que vertió para hacernos creer que lo habíamos perdido, la realidad es que este referéndum fue un triunfo de todo el Pueblo Andaluz, pues las condiciones que se le impusieron eran casi imposibles de salvar. Y las salvamos.
A partir de la instauración de la Junta de Andalucía en 1982, el 4-D fue sustituido por el 28-F como Día de Andalucía. Es decir, desde la nueva oficialidad se retira como día nacional de nuestro pueblo una efeméride de lucha popular, reivindicación y conciencia común del Pueblo Andaluz, por otra en la que se prima la institucionalización, el constitucionalismo, y la oficialidad.
Las andaluzas y andaluces de conciencia seguimos hoy recordando aquel 4-D de 1977, pero también seguimos reivindicando el 4-D como auténtico Día de Andalucía. Por ello, desde Andaluces de Alcalá denunciamos la campaña que contra la soberanía de los diferentes pueblos del Estado Español, incluido el andaluz, se está orquestando desde el más rancio centralismo (tanto de derechas como de izquierdas), con excusa de la crisis. Desde Andaluces de Alcalá consideramos que la vuelta de la soberanía a los pueblos no es la causa de la crisis del capitalismo, antes al contrario, es una de sus soluciones.

No hay comentarios: