martes, 4 de septiembre de 2012

Andaluces de Alcalá ante los insultos y amenazas vertidas contra el director de “La Voz de Alcalá”


Han transcurrido algunas semanas desde que sucedieron los hechos, no por eso queremos dejar pasar la oportunidad de mostrar nuestro más sincero reconocimiento y apoyo a Enrique. Su compromiso personal con Alcalá, primero como concejal y, fundamentalmente, como colaborador y director de “La Voz de Alcalá”, actividad que desempeña en la actualidad, se ha desarrollado en todo momento por los senderos de la ética y el servicio a los intereses generales de Alcalá. En el periódico que él dirige tienen cabida todas las opiniones y acontecimientos que, lógicamente, unas veces compartimos y otras no. En dicho equilibrio es donde radica el virtuosismo de un periódico realmente democrático y plural, característica de la que otros medios no pueden presumir.

Entendemos que los hechos, por si mismos, revisten una gravedad especial al provenir de un representante político integrante del equipo de gobierno municipal, que ha mostrado una actitud despreciable ante la labor de cobertura informativa de unas protestas ciudadanas.

En circunstancias normales, la dimisión o el cese del concejal hubieran sido fulminantes. El respaldo político del alcalde de Alcalá, Antonio Gutiérrez Limones a su concejal, es un hecho igualmente grave que nos muestra, una vez más, de que pasta están hechos algunos de nuestros gobernantes locales, y nos reafirma en exigir no solo la dimisión del concejal sino la del propio alcalde, recordemos que en su persona recae la máxima representación de todos los alcalareños, y no la de unos cuantos.

El incidente lo enmarcamos dentro de una dinámica en la que algunos sectores locales no han tenido nunca claro lo necesario de la crítica, la oposición, la participación o la reivindicación ciudadana, como instrumentos fundamentales para que podamos hablar de democracia y profundicemos en ella.

Igualmente, nos preguntamos ¿qué es lo que temen algunos personajes locales? Posiblemente, al igual que ellos, todos conozcamos la respuesta. No obstante, son escasos los momentos en los que el poder local se ha sentido “amenazado” por la labor de algún concejal, sindicalista, periodista o asociación independiente. Es verdad que muy pocos son los que han intervenido en la vida política local ejerciendo su mandato fiscalizador hasta las últimas consecuencias, pero igualmente, es cierto que el miedo ha podido correr por las arterias de más de un representante ante la tesitura de verse expuesto, como ha ocurrido en algunos de estos casos, a panfletos o pintadas anónimas amenazantes o difamadoras en fachadas de domicilios o centros de trabajo.

A Enrique todos le debemos muchas cosas, sobre todas una, dirigir un medio de comunicación de una forma valiente, que se encuentra siempre en la primera línea en cuanto a la defensa de la libertad en nuestro pueblo ¿Os imagináis que supondría para Alcalá la desaparición del periódico que él dirige?

¡Ánimo Enrique, estamos contigo y a tu disposición!

Andaluces de Alcalá, 4 de septiembre de 2012

Nota:
Más información en la pestaña del blog: "Lo tienes que leer". Articulo de J.A.Frances.
y los siguientes enlaces:



No hay comentarios: