viernes, 20 de julio de 2012

Las derechas asfixian a Andalucía: por una respuesta creíble al ajuste neoliberal

El pasado 11 de julio el gobierno español certificó su cuarto hachazo al gasto público, firmando un paquete de medidas que contribuirán sin duda a empobrecer a los sectores sociales más desfavorecidos frente a las grandes rentas. Las nuevas medidas marcan una subida del IVA del 18 al 21%, y del 8 al 10% en el tipo reducido, lo cual se traducirá en una subida generalizada de los precios para el conjunto de la población. Además bajará el sueldo de los funcionarios, a quienes se vuelve a castigar tanto material como simbólicamente, culpándoles de una crisis cuyos principales responsables siguen indemnes. Quedan reducidas igualmente las prestaciones de los parados, que suman más de 12.000 personas sólo en nuestra ciudad y que empiezan a temer seriamente un horizonte de pobreza severa.
Este nefasto conjunto de políticas ha sido realizado, como es costumbre ya por desgracia, aprovechando la “nocturnidad” social del verano, con la intención de rebajar la posible respuesta de la población en las calles. Y para justificar todo esto se recurre a las ya familiares exigencias de la Unión Europea y de los mercados, certificando la intención decidida de este gobierno a obedecer a esos agentes externos antes que a la población que representa.
Desde el colectivo ciudadano Andaluces de Alcalá consideramos que la senda marcada por este gobierno nos conduce de manera acelerada a un empobrecimiento generalizado de la población andaluza. Y en este contexto, nos preocupa especialmente la ausencia de alternativas suficientemente válidas y creíbles en el panorama político y sindical. Los andaluces se sienten hoy agredidos por las políticas neoliberales del PP en el Congreso, pero desconfían con motivos sobrados de una izquierda parlamentaria seriamente deslegitimada y de unos sindicatos mayoritarios totalmente desacreditados. El futuro de los andaluces se ve así asfixiado entre la derecha dura y agresiva del PP y el progresismo acomodaticio de IU, CCOO y UGT, que intentan desesperadamente la cuadratura izquierdista en el círculo neoliberal. Unos y otros aceptan el dogma de la rentabilidad inmediata, del equilibrio presupuestario, de la competitividad empresarial, del dinamismo de los mercados y de la rentabilidad de las inversiones. Todos desaparecen de las calles y se encierran en unas estructuras tan herméticas y aisladas como los propios congresos que PP y PSOE celebran en nuestra tierra en estos días.
Andaluces de Alcalá apuesta por una respuesta participativa, asamblearia y construida de abajo arriba. Es el momento de construir desde nuestras ciudades una respuesta política que tome como referencia nuestra propia realidad, y no los indicadores macroeconómicos ni los discursos enlatados del establishment político-sindical. Frente al descrédito de la política institucional, no existen fórmulas mágicas ni soluciones inmediatas. Las manifestaciones, acampadas y huelgas pueden y deben desembocar en la consolidación de un tejido asociativo fuerte, horizontal y asambleario que sea capaz de marcar el ritmo de la agenda política desde el terreno local. Hoy nos enfrentamos al peligro de que cada hachazo de una de las derechas sea capitalizado por la otra derecha. Está en manos de los andaluces la construcción de una alternativa sólida, creíble y de futuro.


ANDALUCES DE ALCALÁ

Así mismo, Andaluces de Alcalá apoya la concentración que organiza la Unión Local del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) el próximo jueves 26 de julio, a las 10h, en la puerta del Servicio Andaluz de Empleo (SAE), en el Callejón del Huerto. ¡ACUDE!

No hay comentarios: