lunes, 9 de julio de 2012

El Urbanismo en Red, una nueva cortina de humo del Ayuntamiento

El Ayuntamiento se ha adherido al programa “Urbanismo en Red”, una aplicación informática habilitada por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, destinada a facilitar una mayor información urbanística a los ciudadanos. Sin lugar a dudas, si se mejora el acceso a la información relacionada con nuestro planeamiento urbanístico estamos ante una buena noticia. Así lo cree el Gobierno Municipal al manifestar “que se conseguirá aumentar y potenciar la transparencia en la gestión pública del sector urbanístico de nuestra ciudad” (1).
El “urbanismo en red” debe llevar parejo otros avances, de igual o mayor importancia, a la hora de valorar tan loables intenciones, así, entendemos que una mayor transparencia pasa por reconocer la existencia en Alcalá de una brutal bolsa de “activos tóxicos”, compuesta por miles de m2 de terreno recalificado y cuyo valor de mercado, hoy, es una entelequia; transparencia es informar que el suelo urbanizable programado industrial, el no programado industrial, el suelo urbanizable programado residencial, el suelo urbanizable no programado, entre otros previstos en el Plan de Ordenación Urbana de 1994, no se ha desarrollado en su totalidad, después de dieciocho años, aunque eso sí, la iniciación de su urbanización resultó ser muy oportuna para poder elaborar una nueva propuesta de Plan de Ordenación con el mismo carácter expansionista que tuvo el PGOU anterior; transparencia, por tanto, es admitir la muerte nonata del nuevo Planeamiento Urbanístico de la ciudad y, consecuentemente, transparencia es informar de cuanto nos ha costado los trabajos relacionados con su elaboración; dónde han ido a parar las miles de toneladas de albero extraídas de los sectores: La Isla, Club de Tiro, Zacatín y ... o cuánto nos ha costado la urbanización de amplias zonas convertidas hoy en páramos.
El “urbanismo en red” necesita de transparencia a nivel andaluz. Hay que reconocer públicamente que el Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA), norma paradigmática de la legislación “progresista”, según sus parteras y apoyos, no lo es en realidad. La norma fija unos límites amplísimos en materia de recalificación de suelo y construcción de viviendas. Así, para un periodo de ocho años es posible recalificar un 40% de suelo e incrementar la población un 30%, “limitaciones”, como hoy todos entendemos, propias de la era de la burbuja inmobiliaria, causante en gran medida de la crisis que padecemos y del sufrimiento de cientos de miles de andaluces en paro. Aún así, dichas “limitaciones” se las ido cargando el PSOE con “artimañas” (2) legales como el Decreto 309/2010, en relación con los campos de golf o Planes metropolitanos, sacándose de la chistera, al efectos, las famosas “áreas de oportunidad”.
El PP no anda en otros parámetros de modelo de desarrollo, no nos equivoquemos. Dicho partido se encuentra empeñado en modificar la Ley de Costas, con el objeto de privatizar amplias zonas, ante “la inquietud e inseguridad” del sector hotelero, “víctimas” de la actual protección costera y de los extranjeros “que están dejando de invertir en el mercado residencial español”, la misma “red urbanística” (3).
Andaluces de Alcalá propone a la ciudadanía un modelo de desarrollo sostenible y realmente transparente, un modelo de desarrollo armónico dentro de Andalucía, donde se garantice una vivienda digna para todos, se desclasifiquen los terrenos de la especulación y se proteja los espacios históricos y naturales (4).

Andaluces de Alcalá, a 9 de julio de 2012

(1) La Voz de Alcalá
(2) Ecologistas en Acción
(3) Ecologistas en Acción
(4) "Andalucía vuelve al ladrillo con la excusa del golf", Andaluces de Alcalá

No hay comentarios: