viernes, 4 de mayo de 2012

LOS PRIMEROS HUERTOS ECOLÓGICOS DE ALCALÁ

Recientemente, algunas personas integradas dentro de la Asociación de Consumo Ético “La Talega” han puesto en marcha el primer huerto ecológico de Alcalá. Aunque el proyecto está aún en ciernes, las bases son sólidas y el proyecto marcha viento en popa. Lanzado por Noelia Sánchez y Ana Macarena Bustos, ellas han sido las encargadas de la búsqueda de la finca, negociar con el propietario, coordinar los trabajos previos, buscar parcelistas, etc. Para primeros de marzo se realizó la siembra en semilleros, mientras la preparación del suelo ya ha sido realizada. Actualmente ya están las matas en sus bancales y algunas dando flores.
La idea surgió hace ya unos 3 años, llevándose a cabo un experimento en una finca de Carmona, pero la lejanía del terreno llevó a que se abandonara. Esta necesidad de huertos ecológicos surge como consecuencia de dar salida a lo que se viene explicando en las jornadas que desde hace 6 años realiza la Asociación “La Talega” donde se explican formas de relacionarnos tanto con nuestro medio-ambiente como entre nosotros de forma diferente, más justa, equitativa y responsable. En los últimos años, por diferentes colectivos, y en diferentes foros, se ha propuesto al ayuntamiento de impulsar la figura del huerto ecológico. (1) La respuesta del ayuntamiento fue siempre el silencio; ahora, sin embargo, tiene en proyecto ofrecer en breve parcelas públicas a las personas que las soliciten para su cultivo. Aunque el proyecto se ha publicitado y difundido, todavía no tenemos constancia de que se haya puesto en marcha, y estamos en la segunda quincena de abril, por lo que han perdido la oportunidad de llegar a tiempo para los cultivos de temporada de este año. Como en otras ocasiones, la negativa del ayuntamiento a facilitar la participación ciudadana, participar o ayudar a cualquier proyecto alternativo interesante de iniciativa privada pero cooperativista, es percibido por los colectivos como se convierte en un deseo de encabezarlo cuando el proyecto ya está en marcha y es rentable.
La finca de la que hablamos, situada en las inmediaciones de la carretera Alcalá-Dos Hermanas, cuenta con 16 parcelas de 120 m2 cada una. Cada parcela pertenece a un co-propietario o representante, ya que la mayoría de las parcelas son compartidas por al menos 2 parcelistas. Su precio, de 25 euros al mes, es accesible para cualquier economía, esperando que las parcelas sean rentables y productivas en breve.
Las normas para el trabajo de las parcelas es realizar un cultivo ecológico y eficiente de los recursos: se han plantado variedades autóctonas, se ha implantado el sistema de riego por goteo, están prohibidos los fertilizantes e insecticidas químicos y no naturales, se impondrá la alternancia de cultivos, etc. Además se está construyendo un compostero natural, para proporcionar materia a la tierra cuando el tiempo y los gusanos realicen su trabajo. Es una experiencia que muestra a pequeña escala que otra forma de producir, sostenible, en armonía con la naturaleza, sin modificaciones genéticas, sin la utilización de fertilizantes químicos, conservadora de la biodiversidad en la agricultura,.... es posible. Consideramos, que lo que es un proyecto local, debe transformarse en un objetivo global impulsado por todos, ciudadanos y administraciones.
Este proyecto vendrá a demostrar en Alcalá que la agricultura ecológica es rentable, demostrando a los propietarios de las fincas sembradas la existencia de otras alternativas, en cuanto a semilla, abonos no químicos, etc, más en sintonía con nuestro medioambiente y más sostenibles. También demostrará que la independencia de las familias respecto a los mercados es bueno para estas. Pero además, es una forma de divulgar entre la demostración para los vecinos de nuestro pueblo que la soberanía alimentaria es viable si cunde el ejemplo, a pequeña y gran escala, por lo menos en cuanto a productos naturales se refiere.
Consideramos que las administraciones públicas deben apoyar canales de distribución alternativos que faciliten la distribución de la producción agrícola, presentando una alternativa a la dependencia del sistema de intermediarios y especuladores para la alimentación basada en el consumo en grandes supermercados. Estos intermediarios, que imponen sus precios a los agricultores, tienen nombre, y son Alcampo, Continente, Hipercor, Carrefour, Día, Mercadona, etc. y son los que están consiguiendo acabar con el campo andaluz.
Andaluces de Alcalá, así como otros colectivos andaluces como el SAT, Ecologistas en Acción, o La Talega, defienden la soberanía alimentaria, que es el derecho de los pueblos a definir su política agraria y alimentaria, sin dumping frente a terceros países y conseguir de paso ser lo más independiente posible del sistema de grandes multinacionales de la distribución. Aunque los productos elaborados son más complicados de conseguir, es posible, y de hecho se planea instalar también en la finca un horno de leña para hacer pan y destinarlo al autoconsumo.
Desde Andaluces de Alcalá queremos agradecer a estas personas su interés por mejorar nuestro medioambiente y nuestra sociedad, cambiando el entorno que nos rodea y haciéndolo mejor. Algunos de los componentes de Andaluces de Alcalá participan de forma activa en el proyecto y solo esperamos que en unos años los huertos ecológicos se multipliquen por nuestra tierra, por eso, animamos a todas las personas interesadas que contacten con los responsables del proyecto. Para ello, solo tienen que ponerse en contacto con Andaluces de Alcalá.

(1) Sirva como ejemplo, el Artículo de Andaluces de Alcalá, de fecha 26 de febrero de 2010. “Los molinos harineros de Alcalá de Guadaíra. Su situación hoy. Algunas propuestas”

ANDALUCES DE ALCALÁ
Alcalá de Guadaíra, a 30 de abril de 2012
andalucesdealcala@gmail.com

No hay comentarios: