jueves, 22 de septiembre de 2011

Nos “felicitamos” por lo avanzado de las obras del tranvía.

Puente para el tranvía.
El Ayuntamiento comunica que las obras del viaducto sobre la zona industrial finalizarán en septiembre. El “tranvía” seguirá superando obstáculos, afirman. Cada cierto tiempo nos informan de lo avanzado de las obras, de esta o de aquella fase... Las noticias suelen ir revestidas del “éxito” sin paliativos, tal vez quieran emular la obra maestra de Tennessee Williams, Un Tranvía Llamado Deseo, llevada al cine por Elia Kazan, un verdadero éxito. Piensan que la memoria nos falla y la hemeroteca no la consulta nadie.

Visto lo visto, los ciudadanos tenemos que fiscalizar y cuestionar más que nunca, desde una visión crítica, las actuaciones y proyectos de las administraciones públicas. Se trata de como se emplea el dinero de todos. Por ejemplo el tranvía. Si nos remontamos al 29 de octubre de 2005, Gutiérrez Limones daba una gran noticia, “el proyecto de conexión de este municipio con la Línea 1 del metro de la capital hispalense se realizará y se licitará a lo largo del año 2006, para así, posibilitar que las obras comiencen en 2007 y finalicen en 2008".1

Estamos en septiembre de 2011 y, si tenemos en cuenta los datos facilitados por la propia Consejería de Obras Públicas y Vivienda, el último tramo se encuentra a un 20% de ejecución, lo que nos augura nuevos partes y, suculentos espacios periodísticos con “buenas y exitosas noticias”. 2

El tranvía de Alcalá de Guadaíra es un proyecto altamente costoso, con una inversión prevista al inicio de las obras más de 133 millones de euros, cofinanciada por Junta de Andalucía y Ayuntamiento en un 75% y un 25% respectivamente y, cuya cantidad real final, está por determinar. Los ingentes recursos destinados por nuestro municipio a una obra de dudosa efectividad, no han hecho más que agravar la ya de por sí escalofriante deuda municipal, como han señalado diferentes agentes sociales y políticos de la localidad. 3

Desde Andaluces de Alcalá nos preguntamos, ¿si es ésta una inversión rentable socialmente? ¿si reducirá el transporte por carretera y, consecuentemente, el consumo energético en una magnitud significativa para iniciar la reversión del actual modelo de trasporte que padecemos? Nos tememos que no. Las políticas implementadas por el PSOE en carreteras y líneas de AVE vienen a desmentir toda la propaganda relacionada con el transporte público colectivo, dentro y fuera de nuestra localidad.

La línea del tranvía tiene una longitud de 12,5 kilómetros y un total de 11 paradas. Su obra se ha dividido en tres tramos: Montecarmelo-Cabeza Hermosa, Cabeza Hermosa-Parque Tecnológico y el último tramo, el que conecta con la Línea 1 del Metro de Sevilla y la Universidad Pablo Olavide. Es ésa, la información que conocemos. Se ha optado por el “tranvía”, con un trazado más que cuestionable, por desafortunado y absurdo, que deja la mayor parte del municipio fuera de su ámbito de cobertura, ignorando la reivindicación histórica de un tren de cercanías para Alcalá, planteada por diferentes colectivos sociales al menos desde los años ochenta.

La diferencia entre un tren de cercanías o un metro, y un tranvía, se encuentra directamente relacionada con la cantidad de personas que tienen que llevar, lo cual determina su peso, tamaño y velocidad a la que van. Los tranvías son trenes ligeros de poca velocidad máxima. Se usan para determinadas zonas urbanas, poco masificadas, distancias cortas y transportan menos pasajeros. Es inapropiado para utilizarlo como servicio de transporte público masivo entre dos núcleos de población de la categoría de Alcalá, con 75.000 habitantes y Sevilla con 700.000. El metro (subterráneo) propiamente dicho y el cercanías que son más grandes, rápidos y con mas capacidad de carga que los tranvías, son usados en zonas densamente pobladas y circulan por vías de ancho estándar. Necesitamos ir a Sevilla 15 o 20 minutos no en hora y media.

1.- EUROPA PRESS, 29 de octubre de 2005.
2.- El Correo de Andalucía, 29 de agosto de 2011.
3.- El Correo de Andalucía, 8 de diciembre de 2010.

Andaluces de Alcalá
Alcalá de Guadaíra, a 21 de setiembre de 2011

lunes, 19 de septiembre de 2011

Exitosa celebración del acto "Memoria histórica del flamenco".

El pasado viernes 16 de septiembre los alcalareños disfrutaron de una noche de convivencia en torno al flamenco y el compromiso social. Las jornadas tuvieron un éxito rotundo, y más de trescientas personas asistieron al espectáculo de los artistas Antonio "Colchón" y Manuel Palacios, así como a la actuación del Coro de La Nocla. El acto "Memoria histórica del flamenco" ha estado organizado de forma conjunta por cinco asociaciones locales: Grupo Cultural Deportivo El Naranjo, Grupo Ecologista Alwadi-ira-Ecologistas en Acción, Casa de Extremadura de Alcalá Alwadaira, Peña Cultural Flamenca Solea Alcalá y Andaluces de Alcalá.

La conferencia fue perfectamente guiada David Roldán introduciendo al público de manera didáctica y perfectamente ilustrada, de como el Flamenco a tenido que sobrevivir a los cambios de la sociedad desde sus inicios hasta el día de hoy.

Destacamos la importancia de que; por vez primera en Alcalá cinco entidades sociales han sido capaz de llevar a cabo un evento cultural como el del pasado viernes, en el que puntuó de manera sobresaliente la infraestructura de medios técnicos y humano empleado, así como una perfecta coordinación de los organizadores durante el desarrollo del acto.

Alcalá de Guadaíra, a 19 de septiembre de 2011
 
NOTA: El colectivo Andaluces de Alcalá quiere agradecer públicamente a los alcalareños que hayan participado de este evento. Asimismo, expresa su especial agradecimiento a las organizaciones Club Deportivo El Naranjo, Grupo Ecologista Alwadi-ira-Ecologistas en Acción, Casa de Extremadura de Alcalá Alwadaira y Peña Cultural Flamenca Solea Alcalá, por su implicación en estas jornadas y su esfuerzo. Andaluces de Alcalá valora muy positivamente esta experiencia de colaboración y anima al tejido asociativo de la ciudad a seguir trabajando conjuntamente.

martes, 6 de septiembre de 2011

ANDALUCES DE ALCALÁ A FAVOR DE LA BANCA ÉTICA Y EL AHORRO SOLIDARIO

El uso de nuestros ahorros se puede convertir en un instrumento que sirva para el logro de una sociedad diferente, donde los objetivos principales a lograr sean la justicia social y medioambiental. Sin embargo, el ahorro de todos es usado normalmente por las entidades bancarias para todo lo contrario, para reforzar y consolidar un modelo social, económico y cultural opuesto. Es muy escaso el número de personas que asume su responsabilidad sobre el uso que se hace de sus recursos financieros, de su ahorro. Lo normal es delegar en las entidades financieras la responsabilidad del uso que se hace del depositado en su cuenta corriente. De este modo, y aunque sea de forma implícita, se permite de manera inconsciente el uso y destino que se realiza de esos bienes.

Esto tiene importantes consecuencias. Así, el dinero depositado en los bancos se convierte a menudo en créditos para industrias contaminantes o armamentísticas. Los grandes flujos económicos potencian el modelo económico y social imperante a costa de los países o personas de menor poder económico, con enormes consecuencias negativas. El sistema financiero se rige de modo casi exclusivo por criterios de beneficios y tamaño, por lo que contribuye a incrementar las diferencias de renta y riqueza, fomenta el consumo irresponsable y consolida la exclusión social de los sectores más desfavorecidos.

El dinero, o mejor la posibilidad de decidir su uso, es una fuente de poder, y ese poder, que en buena lógica pertenecería a sus propietarios, es decir a los ahorradores, es ejercido por las entidades financieras en función de sus propios intereses, sin dar cuenta a los ahorradores, y sin que estos puedan ejercer ningún tipo de control. Esto supone, en definitiva, que el sistema financiero no sólo se apropia de una parte significativa de la rentabilidad puramente económica del ahorro, sino que utiliza para sus propios fines el poder que lleva aparejado el manejo de estos recursos.

Los criterios de concesión de créditos y préstamos suelen basarse principalmente en la existencia de garantías, ya sean propias -propiedad de bienes o recursos-, o ya sean ajenas -avales-. La utilización de estos criterios funciona a menudo como una barrera insalvable para una serie de personas que por su propia situación o por la naturaleza o dimensión de sus proyectos carecen de recursos iniciales. La palabra crédito, en el sentido de confiar o creer en alguien, pierde así completamente su significado. La consecuencia de todo esto es que una serie de iniciativas y actividades socialmente útiles y beneficiosas quedan excluidas del circuito bancario de financiación.

Para acabar con esta situación es necesario ejercer un control y velar por un uso y destino social y ambientalmente correcto de nuestro ahorro. El dinero depositado en bancos o cajas de ahorro se cede a empresas que no dan cuenta de sus actos. En muchas ocasiones, en caso de conocer directamente estos proyectos, no consentiríamos que utilizaran nuestros recursos financieros. Se hace preciso, pues, recuperar nuestra capacidad de decisión y control sobre el destino que queremos dar a nuestros ahorros para poder establecer nuestras preferencias. De este modo, restaríamos fuerza a esas otras entidades que, en demasiadas ocasiones, fomentan a especuladores e intermediarios que no aportan ningún valor social. A nivel local es de destacar la tarea realizada por la asociación La Talega, que trabaja por las finanzas éticas como una constante de su actividad. Ya en el año 2005 en sus jornadas incluyó una charla sobre banca ética a cargo del grupo de Sevilla AIS, Asociación por el Interés Solidario. Años más tarde participaron representantes de Coop57 en sus jornadas, cooperativa de la que forma parte La Talega.

A nuestro entender, el dinero debe ser considerado como un instrumento que permita la construcción de procesos alternativos que generen inversiones más justas, solidarias y respetuosas con las personas y el medio ambiente. Sin embargo, las organizaciones y grupos humanos que apuestan por estos procesos no disponen de los recursos financieros suficientes y necesarios, debido fundamentalmente a las estructuras bancarias existentes y a las condiciones crediticias imperantes que impiden en la mayor parte de los casos realizar tales proyectos.

En resumen, es necesario ejercer nuestro derecho legítimo y democrático como ciudadanos a ejercer un control público y particular sobre nuestro capital para garantizar un destino socialmente justo del mismo. La corresponsabilidad financiera es el punto de arranque de la democracia económica. Según nuestra actuación en este terreno, podremos ser cómplices de una explotación humana o medioambiental, o compañeros de viaje de una justicia social y económica.

Ese descontrol o dejación de responsabilidad sobre los ahorros propios discurre en paralelo a la escasez de recursos dedicados a la puesta en marcha de iniciativas o proyectos sociales donde el beneficio económico no se convierte en el fin único y principal. Por un lado, existen dificultades de financiación para el desarrollo de esos proyectos sociales; por otro, nuestro dinero está confiado a la banca tradicional que los invierte con criterios muy diferentes, alejados de los valores que propugnamos como modelo social. Se produce, por tanto, una fuerte paradoja: mientras ponemos nuestras energías al servicio de un modelo social nuestro dinero puede estar trabajando en la dirección contraria. Para evitar esta contradicción, y para dar la alternativa de que cada cual asuma la responsabilidad del uso que se hace con sus ahorros, nacen las denominadas "finanzas éticas y solidarias". En Andalucía, las experiencias más destacadas son las de Coop57 (www.coop57.coop) y Fiare (www.proyectofiare.com). Desde Andaluces de Alcalá mostramos nuestro total compromiso con estas finanzas éticas y solidarias y por ello proponemos a la ciudadanía alcalareña que conozca y participe de cuantas iniciativas existan en esta dirección.

Alcalá de Guadaíra, a 6 de septiembre de 2011
andalucesdealcala@gmail.com

domingo, 4 de septiembre de 2011

ANDALUCES DE ALCALÁ CONTRA LA REFORMA CONSTITUCIONAL

Andaluces de Alcalá respecto a la propuesta del presidente del Gobierno de reformar la Constitución (curiosamente con el respaldo del PP) para introducir en ella una regla que limite el déficit público y el endeudamiento del Estado, desea expresar lo siguiente:

1º. Elevar a rango constitucional la limitación del déficit público significaría condenar a las futuras generaciones a renunciar a políticas e inversiones públicas tan necesarias en un país donde el gasto público y social es de los más bajos de la Unión Europea.

Significa institucionalizar los recortes sociales, las puertas abiertas para el desmantelamiento masivo del Estado de bienestar, a la privatización de servicios públicos como la educación o la sanidad.

2º. Teniendo en cuenta los niveles de paro y de precariedad laboral que han llevado a la ruina a millones de familias, realizar este tipo de medidas es anteponer los intereses de los grandes capitales a los de la población. En realidad se antepone el pago de la deuda y los intereses de los grandes capitales a la puesta en marcha de políticas que luchen contra el desempleo.

3º. Esta medida va a suponer aumentar la debilidad de las administraciones públicas frente a los capitales. Antes al contrario, son absolutamente necesarios unos Ayuntamientos más fuertes y saneados. Esta medida va en contra del fortalecimiento de lo público ante el capital privado y financiero.

4º. La participación de la ciudadanía en los asuntos públicos es un objetivo esencial de Andaluces de Alcalá. Por tanto, entendemos que una medida tan trascendente y que requiere la reforma de la constitución debe ser sometida a referéndum.

Por tanto, Andaluces de Alcalá SE OPONE FRONTALMENTE A LA REFORMA CONSTITUCIONAL PARA LIMITAR EL DÉFICIT Y EL ENDEUDAMIENTO DEL ESTADO Y EXIGE QUE ESTA MEDIDA SEA SOMETIDA A REFERÉNDUM.

Alcalá de Guadaíra, 1 de septiembre de 2011




jueves, 1 de septiembre de 2011

NUEVO CENTRO INUTIL DE EMERGENCIAS

El Nuevo centro de emergencias, inaugurado a toda prisa antes de las elecciones locales del pasado mes de Mayo, dentro del calendario preelectoral de inauguraciones llevado a cabo por nuestro ayuntamiento, unifica en un edificio las dotaciones de Bomberos, voluntarios dela cruz roja y de protección civil.  Dicho edificio, llamativo por sus colores y que todos los Alcalareños hemos tenido la oportunidad de ver alguna vez dado su emplazamiento, lleva terminado desde hace ya más de 4 meses sin estar dotado de los elementos necesarios para su puesta en funcionamiento por falta de presupuesto, pero además, los diferentes colectivos que van a hacer uso de él, han formulado una aserie de quejas que son, cuanto menos, llamativas.Tras la informción oficialmente difundida: un coste de 2,2 millones de euros (según “La Revista de Alcalá”),  unas amplias instalaciones de casi 4000 m. cuadrados, dotadas de los últimos adelantos tecnológicos y autonomía energética para varios meses, se esconde una serie de deficiencias técnicas no difundidas por nuestra corporación y sus medios de comunicación. Según fuentes consultadas cercanas a los colectivos que harán uso de dicho edificio, sus carencias y fallos de diseño son sorprendentes: salas con ventanas minúsculas que obligan a encender durante todo el día la luz (alarde de eficiencia energética), puertas de almacenes de apenas 80 cm. por donde no entra el equipo técnico ni material de los usuarios, puerta del parking demasiado baja que obliga a tener que sujetarla entre dos personas para que pueda salir la ambulancia, rampa demasiado angulosa para que salga un camión de bomberos con el depósito de agua lleno porque los bajos dan en el suelo, sala de comunicaciones donde no cabe ni un equipo de radio, o depósitos de combustible en habitaciones que impregnan de olor los medicamentos y alimentos que reparte la cruz roja, entre otros. A ello podemos unir el hecho de que nuestra cruz roja solo dispone de una ambulancia, teniendo que pedir refuerzos para actos multitudinarios.Ante esto nos preguntamos, ¿En qué estaban pensando los responsables políticos y técnicos a la hora de la construcción de dicho edificio? Dichos errores se nos antojan surrealistas, tercermundistas, o de película de los hermanos Marx ¿A nadie se le ocurrió pedir asesoramiento a los responsables de los colectivos que iban a hacer uso del centro? ¿Acaso interesa cometer estos errores para justificar más gasto? Deberían de ser los responsables de tal pifia los que asuman con su dimisión, una mala gestión y el continuo despilfarro de los recursos públicos.Tras los 2,2 millones de coste, el edificio de casi 4000 m. sigue sin uso por falta de dotación económica para echarlo a andar, y ahora tendrán que realizarse reparaciones para hacerlo útil, algo que se le presupone a un edificio desde su inauguración. ¿Se imaginan ustedes que les entregan sus viviendas con puertas pequeñas, o con un techo donde se den en la cabeza, o con ventanas por donde no entra la luz?  Un edificio nuevo debe ser útil y habitable. El nuevo edificio de los servicios de emergencias es como “tener un tío en Alcalá, que ni tiene tío, ni tiene ná”.

Andaluces de Alcalá
Alcalá de Guadaíra, a 1 de septiembre de 2011