viernes, 25 de noviembre de 2011

MISMO PERRO PERO CON DIFERENTE COLLAR

Queridos amigos:

Estamos de enhorabuena, por fin Andalucía gozará de unas elecciones independientes a las del estado español. Dicho anuncio fue hecho por nuestro presidente, José Antonio Griñan Martínez, después de que debatiera internamente con su partido sobre la conveniencia o no de celebrarlas conjuntamente con las elecciones estatales. La fecha elegida parece ser el mes de Marzo de 2012 (1).

Recuerdo que desde que existen elecciones democráticas, las andaluzas, en la mayoría de los casos, han ido de la mano de las estatales. Tenemos que remontarnos al 12 de Junio de 1994 para encontrar unas elecciones al Parlamento de Andalucía que no se hayan celebrado al amparo de las elecciones estatales para el Congreso de los diputados y el Senado, las cuales fueron celebradas un año antes, el 6 de Junio de 1993. Desde entonces, siempre han coincidido las fechas: 3 de marzo del 1996 (en Andalucía fueron anticipadas), 12 de marzo del 2000, 14 de marzo de 2004, y las últimas, el 9 de Marzo del 2008. Pero es que si nos vamos más atrás en el tiempo del ya mencionado 12 de Junio de 1994, vemos que también coincidieron el 22 de Junio de 1986.

Pero lo triste de esto, no es ya el que coincida en fechas con las elecciones estatales o no, que también, sino el que la celebración de nuestras elecciones siempre hayan estado supeditadas al interés del partido de turno que gobierna en Madrid en cada momento, y a la búsqueda de un “puñado de votos” en Andalucía con los que aumentar su número de escaños en Madrid. Ello implica la inexistencia de un debate político propio en el cual se traten los verdaderos problemas de Andalucía, las particularidades de nuestra economía, la definición de un modelo político y social, la puesta en valor y defensa de nuestra cultura, de nuestra identidad como pueblo, y de otras muchas características propias que nos diferencian del resto del estado. A cambio, recibiremos una limosna en forma de terrenos como en el caso de la deuda histórica, la cual utilizaran unos y otros para dejar claro que fue el otro partido el que no hizo frente a esta demanda histórica de Andalucía. Y no pasa nada, dentro de 4 años todo se habrá olvidado y volverán para pedirnos, de nuevo, su voto.

Y que vamos a esperar de políticos que supuestamente defienden los intereses de los andaluces, como es el caso del señor Manuel Cháves, quien justo un año después de que más de 2 millones de andaluces lo votaran en las urnas decidió hacer las maletas y marcharse a Madrid, ¿Qué le importa Andalucía a este señor? O no digamos menos, la señora Rosa Aguilar, quien decidió dejar tirado a su partido de toda la vida para defender los intereses de todos los andaluces, y un año y medio después de tomar esta decisión, prefirió una cartera ministerial en Madrid que una Consejería en Andalucía. ¿Estos son los políticos que defienden los intereses de Andalucía?

Pero como dice el refrán “a perro flaco, todo se vuelven pulgas”, el candidato del otro partido mayoritario en Andalucía, el señor Javier Arenas, también se ha subido ahora al tren de “lo andaluz”, diciendo que Andalucía debe tener sus elecciones separadas, reproduciendo sus propias palabras: ”más que nunca hace falta un análisis político, social y económico propio”(2). Ahora, precisamente ahora señor Arenas, antes ¿no? 16 años antes, no; señor Arenas, casualidades de la vida. Una persona cuya carrera política es inversa a la del señor Cháves, pues uno cambió Madrid por Andalucía y el otro Andalucía por Madrid. Pero que no deja de ser lo mismo: anteponer los intereses del estado a los de Andalucía.

En definitiva, desde Andaluces de Alcalá reclamamos unas elecciones propias, en las que se debata verdaderamente sobre Andalucía y que no estén amparadas por los intereses partidistas del grupo político de turno que gobierne desde Madrid.

Andaluces de Alcalá
26 de Noviembre de 2011
andalucesdealcala@gmail.com

No hay comentarios: