jueves, 6 de octubre de 2011

Los andaluces siguen sin existir: ¿quién nos ha preguntado sobre la entrada de Rota en el escudo antimisiles de la OTAN?

La última reunión de la OTAN ha deparado la penúltima agresión contra los intereses de los andaluces. La base naval de Rota se convierte en la principal base del escudo anti-misiles de la OTAN (El País, 6 octubre 2011). Esta base fue construida hace más de cincuenta años en virtud del Convenio de Defensa y Ayuda Económica Mutua firmado entre los Estados Unidos y la España franquista en 1953. Nadie pidió permiso entonces al pueblo andaluz para construirla, más bien se hizo bajo un régimen cuasi-colonial dirigido por EEUU. A partir de hoy mismo, esta base pasa a ser una referencia prioritaria para cualquier ataque que cualquiera pueda dirigir contra territorio europeo. Una vez más nos colocan en la primera línea del frente, sin saber quiénes son los enemigos. Y una vez más lo hacen sin consultarnos.
El gobierno de los Estados Unidos desplegará cuatro buques destructores, hasta 1.100 militares y 100 civiles en nuestra tierra. La ocupación de nuestro suelo y su uso para la guerra se justifica como parte del nuevo sistema de defensa frente a los misiles balísticos que, supuestamente, países como Irán o Corea del Norte podrían lanzar contra Europa, a pesar de ser países que no han agredido a ningún país europeo nunca. Esa ocupación de nuestro suelo y su uso para la guerra ha sido negociada secretamente y durante meses, y cuenta con el visto bueno del presidente español José Luis Rodríguez Zapatero.

Desde el colectivo Andaluces de Alcalá nos oponemos frontalmente a la entrada de nuestra tierra en esta nueva empresa bélica que no tiene nada que ver con nosotros ni con nuestros intereses. Nos preguntamos cómo puede haber dinero para el desarrollo bélico al mismo tiempo que reducen presupuestos para el área de educación, sanidad o servicios sociales. Exigimos la desaparición inmediata de esta base naval extranjera en nuestro suelo. Como ciudadanos andaluces que deseamos la paz, no queremos ver ningún tipo de instalación militar, en general y en particular de los Estados Unidos, en ningún territorio de ningún pueblo del Estado, de Europa o de cualquier otro continente. Exigimos a los partidos políticos andaluces a que se opongan a la enésima afrenta contra nuestros derechos como pueblo, y contra quiénes niegan su existencia. Y animamos a los andaluces a organizarse activamente en defensa de aquello que legítimamente les pertenece.

Alcalá de Guadaíra, a 7 de octubre de 2011

No hay comentarios: