domingo, 28 de agosto de 2011

ANDALUCES DE ALCALÁ RECHAZA LA BRUTALIDAD Y LOS ABUSOS POLICIALES PRESENCIADOS DURANTE LOS ÚLTIMOS DÍAS CONTRA MANIFESTANTES Y COLECTIVOS SOCIALES

A la vista de los últimos acontecimientos ocurridos como respuesta policial ante manifestaciones ciudadanas, desde Andaluces de Alcalá queremos manifestar lo siguiente:

- Rechazamos de plano la violencia y brutalidad policial. Manifestamos nuestra más contundente repulsa a los métodos policiales empleados para disolver concentraciones y manifestaciones de colectivos sociales (15-M, laicismo, sindicatos, etc.) a través de insultos, vejaciones, coacciones, amenazas o violencia injustificada. Ninguno de estos mecanismos puede valer para limitar el ejercicio de derechos fundamentales. Por tanto, estas prácticas deben ser calificadas como delictivas y ser erradicadas de plano en la actuación de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Así mismo tampoco pueden tolerarse incitaciones públicas que amparen o animen a realizar estos comportamientos.

- Exigimos que se depuren las responsabilidades políticas y profesionales de los órganos competentes que ordenaron y permitieron las mismas a todos los niveles (Ministerio de Interior, Delegación del Gobierno, mandos y agentes policiales).

- Constatamos y denunciamos el incumplimiento sistemático y generalizado de lo dispuesto por las Instrucciones 12 y 13 de 2007 de la Secretaría de Estado de Seguridad por cuanto se refiere a procedimientos de identificación, empleo de la fuerza, cacheos, oportunidad de la práctica de la detención e inmovilización, así como en lo tocante a la identificación de los funcionarios actuantes.

- Exigimos la intervención del Ministerio del Interior y de la Fiscalía General del Estado a efecto de esclarecer las responsabilidades penales y disciplinarias en que hayan podido incurrir los participantes en los hechos.

- Denunciamos la pasividad y falta de respuesta del Mecanismo Nacional para la Prevención de la Tortura (MNPT), que una vez más vuelve a demostrar su ineficacia y falta de idoneidad para cumplir su cometido.

- Repudiamos el contenido de los comunicados emitidos por las centrales sindicales policiales (CEP, SPP y UFP). Resulta sin duda bochornoso que al amparo del la libertad sindical y de expresión se viertan informaciones, comentarios y valoraciones inciertas a sabiendas de su falsedad. Con esta actitud solo se ampara a quien no cumple diligentemente sus funciones y se extralimita en el uso de la violencia y la fuerza sin justificación alguna. Se pretende de este modo justificar, sin razón alguna, a quien contraviene lo dispuesto por el artículo 1 de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes.

- Exigimos la aplicación y el seguimiento de los mecanismos internacionales de prevención de la tortura en el Estado español, de manera especial el Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes de las Naciones Unidas.

- Por último, mostramos nuestra solidaridad con todas las personas (manifestantes, viandantes, periodistas, etc.) víctimas de estos abusos.

Alcalá de Guadaira, 28 de agosto de 2011.

2 comentarios:

altermundintercultural dijo...

Enhorabuena por la declaración. Democracia Real YA!!!
Hoy he presenciado algo de una charla en la parroquia de San Agustín donde una joven que había estado en la JMJ estaba contando su experiencia y sus miedos respecto de los incidentes en Sol: aunque sólo puede escuchar como reportaba que un compañero le dijo que recibió un empujón de parte de los laícos, que de los nervios ella llegó a llorar, y que la policía les aconsejaba y les advertía que no pasaran por Sol y que "es que dentro de poco iban a dar"... una mujer que escuchaba el relato creo que lo interpretó como que la policía les avisaba de que los laicos iban a terminar dando a los de la JMJ... la chica que contaba su experiencia se calló: me supongo que ella sabía que lo que la policía estaba diciendo era que la policía misma era la que iba a cargar contra los laicos y que era mejor apartarse... pero la señora escuchó lo que quería oir... no pude escuchar más, quizás yo también escuché lo que quise escuchar esta mañana en San Agustín, no lo descarto, pero desde luego si mi versión es la correcta, en realidad lo que oí no me gustó sino que me descorazonó: cómo es posible tanta incomprensión, prejuicios y frentismo en este país, a un lado y a otro de la línea de batalla... que paren el mundo que yo me bajo¡¡¡¡

Jose Aguilar Soria dijo...

Gran artículo, enhorabuena. También me gustaría decirle a altermundintercultural que es posible que haya personas que hayan dado un empujón a un peregrino. Tambiñen hubo peregrinos que dieron empujos a laicos e incluso a un señor laico un joven le asestó un navajazo. De todas formas, en Madrid había 10.000 agentes desplegados, un millón de peregrinos y una manifestación de unos 10.000 laicos y no vamos a pagar todos justo por pecadores. En la policía hay de todo, en el 15m hay de todo y en la JMJ hay de todo. Esto no quita que la inmensa mayoría tenga sus creencias, sus objetivos o su profesionalidad claramente asentadas. Saludos.