domingo, 3 de julio de 2011

ALCALÁ EN EL MUNDO DESLOCALIZADO

Alcalá de Guadaíra es un pueblo andaluz, de la comarca de Los Alcores. A lo largo de su historia ha sido conocido por la calidad de su pan, por sus molinos, por sus mujeres aceituneras, por la extracción de albero, etc.

La dictadura franquista firmó en 1953 un acuerdo con EE.UU de ayuda militar y económica, por el que se ceden determinadas zonas de territorio para la implantación de bases militares. Dada la situación geoestratégica de Andalucía, una de ellas se instaló cerca de nuestra localidad, la base de Morón de la Frontera, en TM de Arahal, y otra en Rota. A las anteriores tenemos que añadir la base militar inglesa del Peñón de Gibraltar, único enclave colonial que queda en la Europa del S. XXI. Esto hace que a menos de 250 Km tengamos hasta tres bases anglosajonas diferentes. Son las bases de Rota, Morón y Gibraltar las que representan el mayor peligro nuclear en Andalucía. Casi nadie habla ya de que estas bases podrían almacenar armas atómicas (quizás desensambladas), o de que podrían ser blanco de ataques atómicos en caso de conflicto internacional, o de que el tráfico y estacionamiento de buques militares con armamento nuclear a bordo o propulsados por reactores nucleares supone un peligro real para toda la región del Estrecho de Gibraltar.(1)

Por otro lado, la industrialización de nuestro pueblo, unido a la tradición de fabricación de armas en Sevilla desde 1.500, hizo que se viera como lugar propicio para instalar la fábrica de armas de Santa Bárbara Sistemas, encargada de la fabricación de armas ligeras, cañones, lanzagranadas y carros de combate. La globalización hizo que Santa Bárbara fuera adquirida por General Dynamics, uno de los mayores productores de armamento de los Estados Unidos, fabricante de: misiles, tanques, fragatas, fusiles, etc. Dada la situación estratégica, con buenas comunicaciones con Morón y Rota, unido al hecho de la larga experiencia de Santa Bárbara en la producción de armamento, así como la facilidad que supone la compra de una fábrica que ya funciona en vez de tener que levantar una de nueva planta, y que el armamento que se fabrica Alcalá tarda menos de 5 horas en llegar a cualquier punto del mediterráneo y oriente medio, nos han convertido en parte integrante del sistema de dominación estadounidense.

Los Estados Unidos de Norteamerica son la primera potencia imperialista que no basa su dominio en la ocupación física total de un territorio. Esto le hace ser un imperio poco costoso y muy eficiente, donde sus bases militares estratégicas, unido a la amenaza que tras ella se cierne, obliga a los diferentes países a mantener su política en cada momento. La ocupación física de territorio, no bastaría para mantener el "american way of life" ya que les faltarían recursos materiales básicos; sin embargo, con su modelo consiguen controlar cualquier parte del planeta sin grandes esfuerzos. Como vemos, militarmente, el modelo estadounidense es el más eficiente y práctico de la historia de los imperios. Esto hace que su capacidad de influir en las políticas de los países-estados "independientes" sea máxima. La amenaza de su poder militar es suficiente para cambiar las opiniones de líderes políticos en la mayoría de los países. Por otro lado, han sabido utilizar los grandes conflictos del mundo, nunca cerca de sus fronteras, para sacar provecho. Uno de los ejemplos fue el “Plan Marshall”, que se implementó en Europa tras la Segunda Guerra Mundial. Con la excusa de la ayuda a humanitaria, dar democracia a quién no la tiene, etc., logran colocar sus bases, importantes acuerdos económicos, e hipotecar a los países para siempre. Su poder económico, basado en su amplio mercado interno dada su gran extensión y población, su capacidad de negociar contratos, etc. hace que también ejerzan enorme influencia económica en países soberanos.

Otro de los grandes pilares de su dominio mundial es la industria cultural, ideada y pensada para presentarlos siempre ante todos como el modelo a seguir, como el tipo de familia que debemos de ser, como los consumidores que debemos ser, a verlos como los salvadores del mundo ante cualquier tipo de amenaza... Su música domina las emisoras mundiales, su cine domina las carteleras mundiales, sus series los televisores, etc. Ellos son los que definen las nuevas modas culturales, estéticas, económicas, industriales, etc. La cuna del arte migró de París a N. York tras la II Guerra Mundial, la capital musical migró de Londres o Liverpool a Los Ángeles, la industria del cine... el culto al automóvil, la bolsa, la especulación, el capitalismo en sí, y ahora, internet.

No obstante, Internet ha supuesto una ventana, aún por controlar completamente, donde no han sabido ponderar las posibilidades que ofrece a cualquier persona o colectivo de saltarse las normas establecidas. El valor fetichista del objeto que se vende pierde su sentido, dado que todo se puede copiar fácilmente. Se crea entonces una nueva forma de relacionarse más horizontal, dado que la propiedad intelectual ya no es un monolito intocable, génesis del capitalismo. Ahora todo se transmite, no tiene por qué venderse, y los beneficios ya no parten sólo de la venta. Internet tiene la posibilidad de crear un mundo más horizontal, y de crear una fractura entre empresas que siguen comerciando con productos tangibles, y las que negocian con bienes intangibles o culturales, que debe cambiar su forma de relacionarse, por lo que pudiera ser este un instrumento que socavara uno de los pilares fundamentales del dominio de los Estados Unidos, dominio cultural.

En el nuevo escenario mundial han surgido una serie de “potencias emergentes”, especialmente China, que ha propiciado una progresiva pérdida del pilar del mercado interno estadounidense, en favor de esta, si la tendencia permanece implicaría la pérdida del monopolio cultural, sólo nos quedaría un pilar: las bases militares, que se podría mostrar insuficiente.

(1) Ecologistas en Acción. Revista El Ecologista nº 69

Alcalá de Guadaíra, 3 de julio de 2011


http://andalucesdealcala.blogspot.com/
andalucesdealcala@gmail.com

No hay comentarios: