miércoles, 1 de junio de 2011

EL CASTILLO DE ALCALÁ Y LA RECUPERACIÓN DEL PATRIMONIO: ¿REALIDAD O FICCION?

El ayuntamiento de Alcalá de Guadaira se viene volcando desde hace un tiempo en la pseudoconstrucción de nuestro castillo mediante el "Plan Almena". Un castillo que está considerado como una de las fortalezas de origen almohade más importante de la península y que ha sido parte integrante y activa de la historia de nuestra localidad desde su construcción hasta nuestros días. Nuestro castillo nos recuerda lo que fuimos y lo que somos, es parte de lo más profundo de nosotros. Sin embargo, desde Andaluces de Alcalá consideramos que el ayuntamiento está realizando actuaciones sin una línea de continuidad, un poco aleatorias, y sin un proyecto definido. El que se acomete a día de hoy es uno mas de tantos planes o proyectos, como en su dia tambien lo fue el Plan Especial de Proteccion y Reforma Interior del Complejo Fortificado de Alcala de Guadaira, (o en el caso del rio, el Programa Coordinado de Recuperacion y Mejora del rio Guadaira), que se queda en una mera declaracion de intenciones.

Consideramos que nuestro Castillo no debe ser sometido a trabajos de reconstrucción cada varios años, sino un trabajo constante de conservación, que es la manera más eficaz de mantener nuestro patrimonio. Esta forma de enfocar los trabajos sobre nuestro castillo sería menos costosa, ya que es más barato conservar que reconstruir, sería más lucrativa para nuestro pueblo, ya que permitiría concertar visitas de forma habitual a nuestro patrimonio, para crear riqueza, turismo, dar a conocer nuestro pueblo, etc. Además, las normas internacionales de patrimonio, regladas por la UNESCO a través del ICOMOS, dictaminan la necesidad de la conservación, y como mal menor, la reconstrucción, pero solo en determinados casos en los que es indispensable para conservar los restos arqueológicos, y en este caso, indicándolo de forma clara, usando las técnicas originales así como los materiales, etc. En Alcalá, sin embargo, la reconstrucción no es la exepción, sino la norma. Con esta actitud estamos falseando la historia, nuestra historia, y estamos dejándoles a nuestros descendientes una visión irreal de lo que somos. Si finalmente se lleva a cabo la creación del centro de interpretación y el espacio escénico, tenemos que ver si se le da el uso para el que han sido creados, si realmente sirve para dinamizar el turismo en nuestra ciudad, y si vuelve nuestro festival de flamenco, porque esto también necesita dinero. Decimos esto porque si las personas que vienen a Alcalá lo hacen para ver sólo su castillo, volverán a dormir a Sevilla y no pernoctaran aquí, que es lo que debemos conseguir, pero para ello debemos de ofrecerles otros atractivos, como un río limpio, u otros enclaves culturales, que los tenemos aunque bastante olvidados.

Desde nuestro colectivo echamos de menos la bajada de la cota actual de la zona donde se ubicaba antiguamente el recinto ferial para sacar las alturas reales de ciertas partes. Echamos de menos la reordenación del barrio del castillo y su integracion en el conjunto de Alcala (hasta ahora están siendo los propios vecinos quienes están tomando medidas, dándole una lección a nuestro alcalde), la mejora de sus viviendas y sus accesos, y su revitalización cultural, echamos de menos la limpieza y restauración de la calle santa María, y lo que más echamos de menos es el respeto por nuestro pasado. No es suficiente realizar actuaciones sobre nuestro patrimonio más visible: Puente, Castillo, Parroquia de Santiago, que es lo que le da visibilidad y crea la idea de un ayuntamiento que se preocupa por nuestro patrimonio, sin embargo, cuando sales del casco urbano, el abandono es más que evidente. Nos referimos sobre todo al estado en el que se encuentra nuestro patrimonio más importante, Gandul. La zona arqueológica más importante de Alcalá está abandonada a los asiduos del paintball, de las barbacoas, del aeromodelismo, expoliadores, etc. Gandul sí que requiere una actuación urgente y de amplio recorrido en el tiempo: necesita ser excavado y sacar a la luz todo lo que se encuentre, que según diversos estudios, es mucho; se debe poner en valor y estudiar, crear un centro de interpretación, se debe reforestar, se debe cercar y declarar el lugar “Zona Patrimonial” dentro del Parque Cultural de Los Alcores para el disfrute de todos. Tambien es necesario la recuperacion integral del rio Guadaira, el cual parece que solo discurre por el casco urbano de Alcala de Guadaira, olvidando que las actuaciones deben ir mucho mas alla, desde su nacimiento en Pozo Amargo hasta su desembocadura en el Guadalquivir.

Por todo ello, desde Andaluces de Alcala reclamamos actuaciones que vayan encaminadas a una recuperacion integral y real de todo nuestro patrimonio, asi como su posterior conservacion, y no a crear la ficción de una preocupación por parte del ayuntamiento de nuestra cultura, cosa absolutamente falsa.

Alcalá de Guadaíra, a 1 de junio de 2011
andalucesdealcala@gmail.com

http://andalucesdealcala.blogspot.com/

1 comentario:

Robin CLND dijo...

La puesta en valor del patrimonio no consiste en reconstruir como nos de la gana. Si Alfredo Morales viera lo que se ha hecho en el Castillo, diría que eso es un verdadero pastiche y que deberían estar todos los que han hecho eso en la cárcel.
Lo mismo ocurre con la fuente de la tapada, al lado del puente do dragao. Le han puesto un grifo de lo más cutre y encima está atascada totalmente. La caseta que hay al lado está llena de pintadas y suciedad. Dónde está la policía montada que anunciaron a bombo y platillo? Si aparecen por las tardes o por las noches por allí que alguien lo haga saber.