jueves, 26 de agosto de 2010

Novela histórica, para disfrutar y aprender de Al Andalus

Novela histórica, para disfrutar y aprender de Al Andalus
María José Lera

La lectura de la novela histórica ayuda a entender el pasado, el presente y saber cómo abordar el futuro. La historia se estudia, pero si además se lee novelada los recuerdos quedan mejor, los detalles se saborean y nos permiten recontextualizar las relaciones y los modos de vida. Soy andaluza, y como tal necesito conocer al Andalus, la historia más próxima que nos grita cada día desde un edificio, desde una expresión, el nombre de una batalla, los nombres no oficiales de las calles, las comidas, los olores, nos recuerdan que el pasado existió -aunque no nos lo cuenten en la escuela-.

Recuperar nuestro pasado es una responsabilidad que tenemos, y leer novela histórica nos facilita la tarea. Abajo aparecen 20 libros que creo necesario conocer; tras leerlos es conveniente organizarlos, saber de qué etapa y de qué lugar hablamos. Las fechas son aproximadas, comenzando por el siglo, los años que comprende, el título del libro y una pequeña descripción del mismo. Si se leen además en este orden aprenderemos más, pues muchos nombres y personajes se repiten en las historias.

1. S VIII (711-750). Tarik o la conquista de Ala, GIRARD, P. (2007)

Novela histórica que nos sumerge en el mundo de conspiraciones que llevaron a la entrada de Tarik en la península o tierra de los vándalos, por ser requerida la presencia. Se entienden los pactos con los visigodos, ya divididos, y el castigo que merece Tarik por haber hecho semejante obra (la conquista de casi la península sin derramar ni una gota de sangre), de hecho nunca más pudo volver a Andalucía. Impresionantes las mentiras que nos han contado.

2. S VIII (750-756) El príncipe Omeya, FON EISEN, A. (1964 (traduccion 1995))

Historia basada en los relatos de Washintong Irving que narran novelada la vida de Abderraman, el primer Omeya que durante seis años huye de la muerte a través del desierto, hasta llegar a al andalus y fundar el I Emirato independiente en el 756.

3. S VIII (756-800) Abderramán, el emigrado LARA, R.; RICO, J. (2006)

Excelente relato de aventuras del príncipe Abderramán y su primer emirato; ya ha llegado a Al Andalus, desde todos los rincones se espera su llegada. Escritora cordobesa, y muy actualizado, con referencias constatadas del origen de la bandera andaluza.

4. S X- (929-1050) El mozárabe SANCHEZ-ADALID, J. (2005)

Novela imprescindible para entender la Córdoba del Siglo X, su millón de habitantes, el califato de Abderraman III y del Al Hakim, la llegada de Almansor, y la pérdida del califato. Todo ello integrado por musulmanes, judíos y mozárabes; asesores del califa, y gran muestra del nivel cultural, científico, y de convivencia de Al Andalus. Extraordinaria.

5. S X. (950-1000) El cirujano CAVANILLAS, A. (2009)

Cordoba, Abul Qasim, medico personal del califa Abderrahman III. Este médico ya operaba de cataratas, apendicitis, hernias, y se inventó la anestesia. Nos cuenta la vida en Córdoba y sus viajes para compartir y adquirir conocimientos a Alejandría, Jerusalen y Bagdag. Su forma de vida nos lleva a entender cómo se vivía en la gran Córdoba de casi un millón de habitantes y con alumbrado público, y donde, según nos cuenta había pensiones sociales para los que no tenían nada. Excelente novela, de lo mejor que he leido.

6. S X (950-1000) Los cipreses de Córdoba GUILADI, Y. (1997)

950-1000, vida en Cordoba de una familia de médicos judíos. Aparece Abel Qasim (el cirujano) como personaje secundario. Nuevamente, bien la historia y muy bien la contextualización, universidades, bibliotecas, hospitales, la convivencia, las artes, las costumbres, las religiones, en fin... un ejemplo de vida y de las intrigas del gobierno.

7. S XI (1000-1050) La perla de Al andalus MOLINOS, L. (2009)

Basada en Córdoba califal, y la vida de entonces, la llegada de Almansor y la caída del califato

8. S. XI (1050-1100) El puente de Alcántara BAER, F. (1991)

Otro excelente libro que nos cuenta cómo se estudiaba y hablaba árabe, la política, y en la pagina 83 una explicación de porqué no se luchaba, sino que se compraba la paz a los reinos castellanos. La vida se organiza en Murcia, Sevilla y Salamanca (castellano), y representan a un médico judío, un musulmán poeta, y un cristiano. Muy buena la contextualización de las historias.

9. S XI-XII (1085-1107). Zaida, la pasión del rey LASALA, M. (2007)

Increible novela histórica que cuenta el romance entre la ultima descendiente de los omeyas, Zaida, y el rey Alfonso VI, situado en Toledo. Tuvieron un hijo, Sancho, que si no hubiera muerto desde luego la historia hubiera deparado en otros acontecimientos. La reina se hizo cristiana, y ni fue aceptada por unos, ni por los otros, pero eso sí, féliz con su rey.

10. S XIII (1200). Guadalquivir. ESLAVA-GALAN, J. (1989)

Novela extraordinaria que nos narra las aventuras de un chico musulmán de Jaén, que llega a Córdoba, Sevilla y el magreb, para finalmente participar en la batalla de las Navas de Tolosa en 1212. Novela que narra la desigual batalla por el uso de las armas, que los castellanos venían muy reforzados, con técnicas novedosas de las cruzadas; por su parte, los andaluces no eran dados a las batallas. Esta novela está fuera de edición, pero merece la pena buscarla (quizás en los mercadillos).

11. S XIII (1300 en adelante). Azafrán. GARCÍA-MARÍN, J. (2007)

Novela que narra las aventuras de un chico del Aljarafe dispuesto a irse a Granada, pues la vida se hace imposible en Sevilla desde la llegada de los castellanos. Libro imperdible, y de necesaria lectura

12. S XIII (1250-1300). La profecía del Corán. MAESO DE LA TORRE, J. (2006)

Novela que narra las rencillas entre los Trastamaras y Pedro I El Cruel, una princesa nazarí secuestrada por el rey castellano en Sevilla, y la búsqueda de un antiguo coran. Se describen las formas de vida, las bibliotecas perdidas, y nos sumerge en la Sevilla del siglo XIII.

13. S XV (1487-1492) El mercenario de Granada,. ESLAVA-GALAN, J. (2007)

Historia de un mercenario enviado por el imperio otomano para reforzar a Málaga que estaba a punto de ser tomada por los castellanos. Envían a un solo hombre, experto en pólvora, mejoraron los cañones, pero todo fue inutil. Finalmente se perdió. Muy buena novela.

14. S XV (1450-1492): El manuscrito carmesí. GALA, A. (1990)

Novela de Antonio Gaza que él dice que no es histórica. El manuscrito carmesí que nos cuenta la vida del último rey de Granada, Bo-abdil. Sin duda hay que leerla.

15. S XV y XVI (1492-1609). Granada, ASHUR, R. (1994)

Trilogía que nos narra vívidamente las desgracias de una familia granadina, desde la toma de Granada en 1492 y la firma de capitulaciones; su incumplimiento y llegada del Cardenal Cisneros (1502), las órdenes cada vez más estrictas que impedían la vida, la rebeldía de las alpujarras (1568), y finalmente la expulsión y muerte de los moriscos (1609). Están las tres obras traducidas, es inmejorable el estilo y el contenido. La autora, egipcia, ha ganado varios premios por esta novela histórica.

16. SXV-XVI (1492-1550) A la sombra del granado, de Tarik Ali.ALI, T. (2003)

Nuevamente otra novela histórica que nos hace sentir la ocupación, el hostigamiento, la humillación, el robo, las muertes de los que continuaron viviendo en el reino de Granada

17. XVI (1568-1609). La mano de Fátima. FALCONES, I. (2009)

Novela que cuenta la rebelión de las Alpujarras (1568), la huída del chico a Córdoba, y la vida de peregrinación y desesperanza de los moriscos.

18. SXVI (1580-1610) La esclava. BENMALEK, A. (2009)

Novela que nos cuenta la historia de una niña, mujer y madre a lo largo de la discrimación, la desesperación y el asedio de la Inquisición, que finalmente acabó con su vida en la hoguera, por haber nacido “morisca”.

19. SXX (1970). La escalera del agua. GARCÍA-MARÍN, J. (2008)

Novela que nos cuenta el regreso de un morisco a Granada, relatando visiones y cuentos de sus antepasados de ćomo emigraron y vivieron en Extremadura, huyendo de persecuciones e Inquisición

20.- Rodrigo de Zayas (2006). Los moriscos y el racismo de Estado: creación, persecución y deportación (1499-1612) ZAYAS, R.D. (2006)

Libro histórico que nos cuenta el crimen de expulsión a los moriscos, con anexos de enorme valor al conseguir los documentos originales del siglo XVI que llevan al rey a tomar la decisión. La descripción de las causas por las que debían ser expulsados, y exterminados no dejan indiferente a nadie.

Bibliografía (por orden alfabético):

ALI, T. (2003): A la sombra del granado, Alianza Editorial, Madrid.
ASHUR, R. (1994): Granada, Ediciones del Oriente y del Mediterráneo, Madrid.
BAER, F. (1991): El puente de Alcántara, Narrativas Edhasa: Barcelona.
BENMALEK, A. (2009): La esclava, Grijalbo: Barcelona.
CAVANILLAS, A. (2009): El cirujano de Al Andalus, La esfera de los libros, Madrid.
ESLAVA-GALAN, J. (1989): Guadalquivir, Abc, Sevilla.
ESLAVA-GALAN, J. (2007): El mercenario de Granada, Madrid.
FALCONES, I. (2009): La mano de fátima, Grijalbo.
FON EISEN, A. (1964 (traduccion 1995)): El príncipe Omeya, Siruela: Madrid.
GALA, A. (1990): El manuscrito carmesí, RBA, Editorial planeta: Madrid.
GARCÍA-MARÍN, J. (2007): Azafrán, Roca: Barcelona.
GARCÍA-MARÍN, J. (2008): La escalera del agua, Roca Editorial, Barcelona.
GIRARD, P. (2007): Tarik o la conquista de Ala, Algaida historica, Sevilla.
GUILADI, Y. (1997): Los cipreces de Córdoba, Planeta Agostini: Madrid.
LARA, R. & RICO, J. (2006): Abderraman: El emigrado, Ediciones El Almendro, Córdoba.
LASALA, M. (2007): Zaida, la pasión del rey, Fundación Jose Manuel Lara, Sevilla.
MAESO DE LA TORRE, J. (2006): La profecía del Corán, Grijalbo: Barcelona.
MOLINOS, L. (2009): La perla de Al Andalus, roca editorial: Barcelona.
SANCHEZ-ADALID, J. (2005): El mozárabe, Ediciones B, Barcelona.
ZAYAS, R. D. (2006): Los moriscos y el racismo de Estado: creación, persecución y deportación (1499-1612), Almazara, Córdoba.


Alcalá de Guadaíra, 26 de agosto de 2010
http://andalucesdealcala.blogspot.com/
andalucesdealcala@gmail.com

domingo, 22 de agosto de 2010

Los derechos humanos en el mundo, y de cómo se defienden.

Si tuviéramos conciencia de los derechos humanos en el mundo, nos escandalizaríamos al saber cómo sufre la mayor parte del planeta, y precisamente en aras que la otra parte (un 20%) viva por encima de sus posibilidades. Los derechos de estos "seres" humanos no son contemplados, no son defendidos, y cuando lo son por alguna altruista razón, tiempo le falta a los agresores para detener de inmediato dichas acciones. Una de ellas, por simple y novedosa, son los barcos (la flotilla) que intentan llevar ayuda humanitaria al mayor campo de exterminio del planeta, Gaza, donde casi dos millones de personas convalecen entre la muerte por hambre, enfermedad o cáncer y la vida dentro de un cerco vigilado por mar, aire y tierra.

En el intento de ayudar al menos 10 personas fueron asesinadas por el ejército israelí, lo fueron a sangre fría, por la espalda, con tiros en la sién, y con unas hojillas con fotos para indicar a quien había que matar; lo triste es que los soldados se equivocaban, pero daba igual, todos eran culpables de querer romper el bloqueo a Gaza.

En este mundo de los "derechos humanos", defender a la población indefensa es un acto de terrorismo, y como tal es justificado, por eso los asesinos no son juzgados ni investigados; por el contrario, ayudar a un estado que asesina, con donaciones de armas, firma de acuerdos comerciales, invitaciones culturales, deportivas o académicas, es definido como actuaciones en nombre de la libertad, la democracia, la paz y los derechos humanos.

En nombre de estos principios algunos estados invadieron Afganistán (2001), Irak (2003), Libano (2006), Gaza (2009), e Iran que está muy próximo. Estas invasiones no son de rosas y margaritas, sino de la más pesada y sofisticada industria bélica, que no solo mata en el momento, sino que también lo hace a largo plazo impidiendo la vida por las altas concentraciones de radioactividad que siembran donde pisan.

Gaza sigue igual, sin energia, sin medicinas, atacada diariamente, y casi sin esperanza; decía Israel que levantaría el bloqueo, lo que se ha traducido en introducir 10 camiones más al día (osea nada), los cuales son atacados por "terroristas beduinos", malos malisimos, que ni siquiera respetan la ayuda palestina (y que son agentes israelíes del mossad disfrazados).

Mientras nuestros políticos hablan de paz, hacen la guerra, apoyan a los agresores, impiden la ayuda a las victimas, firman acuerdos con Israel, y se multiplican los actos de difusión de "su cultura". En un ejercicio de confusión intencional, mienten, distorsionan, y repiten sus mantras, que la gente se cree, hasta que deje de hacerlo.

Para ir entendiendo el lenguaje de los agresores hay que recordar que colonizacion es paz, y quien no opine lo contrario será considerado un extremista, insurgente y terrorista; y como tal serán perseguidos y hasta juzgados, y para ello el Gobierno español acaba de aprobar una normativa europea, de persecución a los "disidentes" a quien no comparta su visión de los derechos humanos para ciertos seres, y no para los demás.

Estas leyes y su puesta en práctica se hace, igualmente, con nuestro dinero, pues efectivamente no solo nos coaccionan, engañan y estafan sino que además pagamos por ello. A niveles locales la policía recibirá formación contra el terrorismo (que imparte Israel), serán instruidos en como desmantelar manifestaciones, en el manejo de nuevas armas antidisturbios, que enriquecerá más y más a esos determinados seres que sí tienen derechos, los otros seres, los que no tienen derechos seguirán sobreviviendo y preguntándose cuánto tiempo más habrá que esperar para que la sociedad civil (que tampoco tiene derechos) se dará cuenta del perverso lenguaje de los agresores, que llaman paz a la guerra, y guerra al genocidio.

Alcalá de Guadaíra a 22 de agosto de 2010

jueves, 5 de agosto de 2010

ANDALUCES DE ALCALÁ CONTRA LA REFORMA LABORAL

A fines de julio ha sido aprobada una reforma laboral que constituye el mayor ataque perpetrado contra los derechos de los trabajadores durante los últimos cuarenta años. Un ataque dirigido, paradójicamente, por un gobierno que se autodenomina socialista y que apuntala con esta medida un modelo de sociedad desigual en el que los trabajadores vuelven a perder derechos. Esta reforma laboral supone un nuevo e importante avance en la precarización de las condiciones de vida del grueso de los ciudadanos.

Tan escandaloso como el contenido de esta reforma resulta la forma en la que ha sido aprobada. Una norma que introduce cambios decisivos en algo tan importante como los mercados de trabajo debería ser objeto de debate público y participación activa por parte de todos los actores sociales. Por el contrario, esta reforma ha sido deliberadamente ocultada al conjunto la sociedad. La reforma ha sido tramitada mediante un procedimiento de urgencia, porque así lo votó el PSOE en solitario un miércoles 22 de junio y por la noche. El 29 de julio, la Comisión de Trabajo del Congreso aprueba una enmienda sobre las causas que justifican el despido y entre las que se incluye la previsión de pérdidas. Con esta enmienda, y aprovechando el despiste propio del período vacacional y el revuelo organizado el día anterior con la prohibición del toreo en Cataluña, se recoge la posibilidad de que una empresa prive a la gente de su derecho al trabajo simplemente por preveer que en el futuro los beneficios pasarán a ser menores. Con esta enmienda, en definitiva, se consagra legalmente el libre despido en el Estado español.

Durante los últimos treinta años los derechos de los trabajadores han sido debilitado a través de cíclicas contra-reformas laborales que han supuesto una paulatina pérdida de garantías y condiciones laborales para los trabajadores y trabajadoras. Curiosamente, todas estas reformas fueron anunciadas como destinadas a reducir el desempleo y/o la temporalidad. Ninguna de ellas ha tenido esos efectos. En Andalucía, la tasa de paro asciende al 27,78%, lo que quiere decir que casi un millón de personas (863.685) están desempleadas, con la pérdida social, económica y humana que eso significa. Nuestra localidad también presenta cifras récords en cuanto a desempleo se refiere. En Junio de 2005 eran 5.241 personas las desempleadas en Alcalá. En Junio de 2010 son 9.451. El paro se duplica en pocos años, con una tasa de destrucción de empleo en torno al 20% anual. Frente a esto no observamos ni Planes de Empleo, ni Programas de Desarrollo de la Economía Local, ni Fomento del Empleo Público ni ninguna otra propuesta de solución del problema. Por el contrario, asistimos a la complicidad de las instituciones con la patronal más agresiva.

Pero la cosa es aún más grave. En los últimos dos años se ha desarrollado un nuevo proceso que autodenominan de “Diálogo Social”, que ha servido a la patronal y sectores afines para vincular los conceptos de Relaciones Laborales y crisis. Con ellos se ha conseguido que en el debate público la idea de recuperación económica haya quedado ligada a la de desregulación de Derechos Laborales. El proceso de reforma -o contrarreforma- laboral ha sido acompañado de multitud de manifiestos y artículos de opinión. En ellos se ha ido reforzando una serie de tópicos que no guardan ninguna relación con la realidad: hablan de “rigidez”, “elevado coste del despido” y “dualidad temporales fijos”. Estos tópicos son falsos, y deben ser desmentidos con rotundidad para evitar procesos goebbelianos por los cuales la mentira pueda parecer verdad a fuerza de ser repetida. Por mucho que nos repitan lo contrario, abaratar el despido sólo fomenta el despido y no el empleo. Por mucho que nos repitan lo contrario, destruir el contrato de trabajo indefinido sólo genera más empleo temporal y precario.

Ante esta realidad, y lejos de apostar por la necesaria recuperación del Derecho Laboral en el marco de una planificación económica democrática, nos encontramos nuevamente con la asunción por parte del Gobierno español de las posiciones más ultras de los liberales. El gobierno, una vez más, pretende interpretar las relaciones laborales como un mercado más. Por eso este Real Decreto Ley 10/2010 supone el mayor ataque que nunca han sufrido los Derechos Laborales. Porque para convertir las relaciones laborales en un simple mercado se ha debilitado la Negociación Colectiva, así como los tres elementos esenciales de la relación laboral: modalidad contractual, extinción de contrato y modificación del mismo.

Por lo que respecta a la modalidad del contrato se mantiene básicamente el régimen que ha consolidado altas cotas de temporalidad. Las mínimas medidas que pretenden limitar la contratación temporal no actúan sobre el fraude de ley en la contratación, ni en la propia temporalidad del puesto de trabajo. Pensar que con una indemnización de 12 días por año se reducirá la temporalidad supone desconocer la realidad de las Empresas de Trabajo Temporal (ETTs). En las ETTs existe esta indemnización, y sin embargo las ETTs no han parado de crecer, y con ellas la precariedad. De hecho las ETTs seguirán creciendo en adelante, gracias al permiso que les otorga la nueva ley para participar en todos los sectores. En una expresión máxima de manipulación y cinismo, se pretende mostrar como un avance el permitir que durante el contrato de formación se cobre el Salario Mínimo hasta el segundo año del mismo.

En cuanto a la extinción del contrato, se consolida la existencia del despido no causal. Es decir: ya no es necesaria la concreción de hecho alguno para ninguna modalidad extintiva. Esto significa, en otros términos, consagrar la posibilidad del libre despido. Al mismo tiempo, se construye progresivamente un régimen general de indemnización de 33 días por año con tope de 24 mensualidades, renunciando al histórico de 45 días por año con tope de 42 meses.

Con esta ley también se lleva a cabo una modificación sustancial de las condiciones de trabajo. Desde ahora, se permitirá dejar sin efecto la negociación colectiva sectorial. Y además, se consolida el sistema de bonificaciones de la contratación. Un sistema que básicamente consiste en entregar miles de millones a las empresas para unos fines que nunca consiguen.

Esta reforma laboral tendrá un efecto contrario al que persigue. Lejos de crear empleo se incrementarán los despidos, por la sencilla razón de que despedir será más fácil. La reducción de la indemnización del contrato indefinido no provocará una disminución de la temporalidad. Y apostar por la precariedad será un desincentivo para incrementar la productividad. El resultado de esta reforma laboral, como el de las reformas laborales anteriores, será un fracaso.

Andaluces de Alcalá entendemos necesaria la recuperación del contrato indefinido como generalidad, y que el contrato temporal sea una excepción. Es necesario recuperar un sistema de garantías y protección ante el despido, así como la estabilidad en las condiciones laborales. Creemos firmemente en la necesidad de una legislación garantista, que remueva las desigualdades y minimice las injusticias de una sistema estructuralmente injusto y desigual. Hoy se está caminando en un sentido contrario: otorgar más prerrogativas a la patronal no sólo supondrá enterrar los derechos de los trabajadores tal y como los conocimos en la segunda mitad del Siglo XX. También significará entregar a las futuras generaciones una sociedad en la que sólo serán fuerza de trabajo que se compre y que se venda. Por eso entendemos necesario organizarnos y construir una respuesta a este ataque contra los intereses generales. Una respuesta organizada que, como se demuestra, nunca debe ser aplazada “para después del verano”.

NOTA: Los datos ofrecidos en el primer párrafo han sido extraídos de las páginas oficiales del SAE e INEM-SPEE:


Andaluces de Alcalá, 5 de agosto de 2010