lunes, 6 de septiembre de 2010

Andalucía vuelve al ladrillo con la excusa del golf. Por Decreto, en los nuevos PGOUs o buscando todas las triquiñuelas habidas y por haber, como en el caso de “La Boticaria”.

El pasado 15 de junio, por Decreto, el Gobierno andaluz aprobó la posibilidad de establecer campos de golf en localidades andaluzas, eliminando la obligatoriedad de estar contemplados en los Planes de Ordenación del Territorio . Previa declaración de interés turístico por el Gobierno cuando entiendan que “aportan valor añadido a la oferta andaluza”, como por ejemplo, porque dichos campos alberguen usos urbanísticos. Lo que de facto es considerar que las limitaciones impuestas por el Plan de Ordenación del Territorio 1 de Andalucía (POTA) al crecimiento de nuestros municipios, máximo un 40% del suelo urbano consolidado o un incremento de población que no supere el 30%, ya de por sí una barbaridad, suponen un freno al desarrollo que dicho decreto vendría a reparar. Se hace más ágil la tramitación, se relajan los trámites, como por ejemplo, se elimina la obligación de que los proyectos cuenten previamente con la autorización ambiental unificada. En definitiva, se facilita la recalificación de terrenos en lugares altamente sensibles desde el punto de vista medioambiental y patrimonial.

En general, se utilizan terrenos vírgenes o agrícolas donde se emplearán herbicidas, insecticidas, funguicidas y fertilizantes que contaminan el suelo y el acuífero. Este consumo de territorio implica, entre otros aspectos: destrucción del paisaje, pérdida de conectores biológicos y biodiversidad, mayor presión humana y, consecuentemente, más tráfico, ruido y contaminación lumínica nocturna.

Ecologistas en Acción considera que se trata de un modelo insostenible, con unos beneficios que de ninguna forma compensan el consumo desmesurado de recursos (por ejemplo, un turista de golf gasta entre 10 y 15 veces más agua por día de estancia que un no jugador). 2

Un campo de golf de 18 hoyos y unas 60 hectáreas, dependiendo de la zona geográfica, puede consumir entre 600.000 y 1.000.000 m3/año, 3 equivalente al consumo de una población de entre 9.000 y 12.000 habitantes. A todo lo anterior tendríamos que añadir el consumo de jardines y piscinas de las urbanizaciones aledañas.

Pero el Gobierno lo ve como un “nicho” de creación de empleo inmediato y no como una depredación del territorio. Piensan en la inmediatez. Como en el cuento de la lechera, centenares de ricos europeos vendrán a los últimos rincones con encanto de Andalucía y generarán riqueza. En definitiva, se sigue apostando por el ladrillo como una de las palancas del tan cacareado desarrollo económico andaluz. En una Andalucía que cuenta con más de 90 campos de golf, situándose en primer lugar del ranking por comunidades dentro del Estado Español. Privilegio nefasto que no ha impedido dejar de ostentar el otro gran record, somos la segunda comunidad autónoma con la tasa de paro más alta de España, 27,21%, solo por debajo de Canarias 27,68, últimos datos estadísticos del INE. 5

El intento de reactivación del ladrillo, utilizando los campos de golf como excusa, lo vemos, igualmente, en el nuevo PGOU de Alcalá de Guadaíra. Dicho Plan contempla la recalificación de todo el campo de golf “Real Club de Golf de Sevilla”, 150 hectáreas, más otras 78 hectáreas en los aledaños que pasan de suelo rústico a urbano, donde se pretenden construir 468 chalet. 6

Por otro lado, el proyectado campo de golf de “La Boticaria”, que inició las obras de forma ilegal y que fueron paralizadas por una denuncia de Alwadi-ira, nos sigue amenazando. En internet podemos comprobar como se ofertan “practicas de golf” en sus instalaciones. En sus inmediaciones se tala un eucaliptal, lo que resulta cuando menos sospechoso. Todo ello aderezado con los planes urbanísticos SUS R5, SUS R6, SUS R7 y SUNS 1.

Desde Andaluces de Alcalá consideramos que la ingente cantidad de recursos destinados a los campos de golf, tanto por cajas de ahorros como por subvenciones públicas directas, 8 es mucho menos rentable medioambientalmente y socialmente que la apuesta por un turismo rural y cultural, un sector que crea puestos de trabajo estables y de calidad sin esquilmar los recursos naturales.

Posee Andalucía un basto patrimonio rural compuesto de castillos, torres, palacios, haciendas, cortijos, ranchos, molinos, estaciones ferroviarias abandonadas….., siendo Alcalá de Guadaíra y los Alcores una de las comarcas con mayor potencial, destacando haciendas como La Soledad, La Palma Gallarda, San Antonio de Clavinque, Martín Navarro, Mateos Pablo, Los Ángeles, Zafra, Guzmán, el cortijo de Alcaudete,…, por las que han pasado reyes e infantes, como Felipe V escritores como Fernán Caballero, 9 románticos como Richar ford o Washington Irving , muchos de ellos en ruinas como la hacienda de La Palma, Cañada Honda, Echevarría, el Cortijo de Gallegos, o mal conservadas como la hacienda de Córdoba. Patrimonio que ha ido modelando el paisaje, integrándose en él, enriqueciéndolo, y es la apuesta por este patrimonio en comunión con los distintos elementos del entorno: ríos, arroyos, fuentes, abrevaderos, puentes, cañadas, cordeles, veredas, coladas, descansaderos,….caminos, hijuelas, vías abandonadas, dehesas, palmares, olivares… la que puede significar la creación de riqueza y puestos de trabajo de calidad, manteniendo una relación de armonía con el medio, lo que, hasta el hartazgo, ha venido en llamarse desarrollo sostenible.

Andaluces de Alcalá, 6 de septiembre de 2010

1.- Decreto 309/2010, de 15 de junio, por el que se modifica el Decreto 43/2008, de 12 de febrero, regulador de las condiciones de implantación y funcionamiento de campos de golf en Andalucía.

2.- https://www.ecologistasenaccion.org/spip.php?article7459
3.- http://www.ambientum.com/revista/2004_01/GOLF.htm
4.- http://www.andalucia-web.net/golf.htm , http://www.territoriogolf.com/
5.- http://www.ine.es/daco/daco42/daco4211/epapro0110.pdf
6.- Nota de prensa de Alwadi-ira “Open de golf y open business” de 29 de abril de 2010.
7.- http://infoplus.qdq.com/hotellaboticaria/es/
8.- http://www.andaluciadestinocalidad.es/web/contenido?pag=/contenidos/ayudasySubvenciones/ayuda_sec_5_golf&idActivo=M19
9.- “Cortijos, Haciendas y Lagares. Provincia de Sevilla”. Arquitectura de las grandes explotaciones agrarias en Andalucía. Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio. Dirección General de Vivienda y Arquitectura. 2009.
10 “La Hacienda de Cecilia”. Los Alcores. Crónicas Visuañas. Leopoldo de Trazegnies Granda. Ediciones Grafein. Barcelona 2009.

http://andalucesdealcala.blogspot.com/
andalucesdealcala@gmail.com

1 comentario:

Alatriste dijo...

De verguenza, gracias por informar de estas cosas