martes, 30 de junio de 2009

Los moriscos y los palestinos, la Inquisición y el Sionismo




El 4 de Abril de 1609 fue dada la orden Real de expulsión de los moriscos de España por Felipe III. Los andalusíes, que siglos antes habían profesado la religión islámica, fueron obligados a marcharse con lo que pudieran llevar en sus manos y cargar a sus espaldas. Con la rendición de Granada en 1492 se inicia el proceso de genocidio contra este pueblo que tarda 120 años en ver la “solución final”. Algunos afirman que unos 300.000 moriscos fueron expulsados, mientras que otros dicen entre 500.000 y 3 millones. Tomando como referencia la documentación existente, por ejemplo en el valle de Almanzora (Almería), de 16.000 personas fueron expulsadas 13.000. Esto supone el 81%, que fueron literalmente arrojados al mar: cargados en barcos y expulsados, además de torturados, esclavizados y asesinados. La mayoría murió de inanición o enfermedad, o de pena. Siendo necesarias repoblaciones con gentes procedentes del resto de la península y Europa.

A la expulsión de los moriscos le preceden más de 100 años repletos de ejecuciones, deportaciones internas, éxodos, ataques a aldeas, torturas, esclavización, confiscación de bienes, exigencia del pago de impuestos extras, y la mayor humillación posible sobre un pueblo al que se le niega cualquier manifestación de su existencia. A los moriscos les fue prohibida su manera de vestir (con sedas de colores), de hablar (algarabiya), de escribir (aljamiado), de comer (legumbres y frutas), de asearse (los baños árabes, y lavarse las manos antes de comer), de llamarse por su nombre, de tener cuchillos, de reunirse, de desplazarse, de tener libros árabes, de bailar zambras…, toda manifestación que recordase su cultura andalusí fue legalmente prohibida y regulada por los más inhumanos castigos.

Las operaciones se hacían con la ayuda de toda una red de edificios, castillos, espías, cardenales y el ejército, que en nombre de la Santa Inquisición, decretaban y ejecutaban las más horrendas condenas, torturas y crímenes. Los moriscos constituían un peligro contra la seguridad del Estado Católico de España, y era necesario castigarlos hasta acabar con ellos.

La violencia fue tal que no se ha conocido mayor crimen contra la humanidad en España. El propio imperio español se resintió de esta matanza, que implicó tales pérdidas que fueron el inicio de su caída del poder. Pero el genocidio fue perpetrado, y el 16% de la población de España fue asesinada. Cuatro siglos después poco interés tienen quienes lo ejecutaron en que se recuerde o estudie este crimen, que fue contra la cultura andalusí y todo su esplendor y riqueza, y contra quienes siempre habían vivido en su tierra.

El 15 de Mayo de 1948 fue aprobada la creación del Estado de Israel y con ella la Orden de expulsión de los palestinos que allí vivían. Más de 700.000 fueron expulsados de su tierra, y miles asesinados; La Nakba o el desastre palestino, el 85% de la población tuvo que irse con lo que podían llevar en sus manos y cargar a sus espaldas. Más de quinientas aldeas árabes fueron literalmente arrasadas y de ese éxodo actualmente más de 5 millones sobreviven repartidos por el mundo. Nuevas poblaciones han sido construidas sobre las ruinas de las aldeas árabes, rotuladas en hebreo eliminando de la memoria su nombre árabe original, y repobladas con personas de “sangre judía” que llegan de Centroeuropa, Estados Unidos o cualquier parte del mundo. La mayor parte de los palestinos actuales son “refugiados”, y siguen reclamando su derecho a volver a su tierra de la que fueron expulsados.

Para aquellos que se pudieron quedar, el Estado de Israel emitió y sigue emitiendo órdenes basadas en ser un Estado Judío y sólo para “judíos”. Se les restringe el movimiento por zonas, se les expropia, asesina, esclaviza, expulsa, humilla, golpea, se les encierra tras un muro, en campos literales de exterminio, se les bloquea el acceso al agua, a las medicinas, a la educación y se les bombardea con armas de destrucción masiva. Los palestinos son discriminados por su religión, su habla, sus apellidos, por su escritura, por sus nombres, por sus tradiciones, y por cualquier manifestación de su cultura palestina.

Las órdenes del sionismo son inapelables. Tienen instaurado todo un sistema de control y ocupación, incluyendo el uso legal de la tortura, secuestros, ejecuciones, expulsiones, expropiaciones… Disponen de todo un sistema de leyes, edificios, cárceles, muros, espías, y un ejército que ejecutan las más horrendas condenas contra los palestinos. La existencia de los palestinos pone en peligro la seguridad del Estado Judío de Israel, y es necesario acabar con ellos, incluso lanzando bombas de una tonelada en hogares donde se refugian las familias.

La violencia es tal que no se conoce Estado que haya incumplido más resoluciones de la ONU ni haya cometido más crímenes contra una población indefensa. El genocidio se está perpetrando, y poco interés tienen quienes lo están ejecutando que se conozca o queden pruebas de su ejecución; un crimen que es contra la cultura palestina y toda su riqueza, y contra quienes siempre han vivido en su tierra.

La Inquisición y el Sionismo representan una ideología que utiliza las más poderosas armas para exterminar a un pueblo previamente castigado, esclavizado, empobrecido y humillado; es decir ejecutan un proceso de genocidio. En nombre del catolicismo o del judaísmo, por orden de la Santa Inquisición o por la Organización Mundial Sionista, son las mismas estrategias, el mismo objetivo, y la misma excusa: la seguridad de un Estado, regulado y asentado sobre unas leyes de exclusividad religiosa basada en un principio de “pureza de sangre”, y en ambas ocasiones contra un pueblo de cultura árabe.

Hace cuatrocientos años fueron exterminados los moriscos, hoy les toca a los palestinos; dos pueblos que comparten su lengua, escritura, tradiciones y formas de vida; y por desgracia el inmenso sufrimiento de un genocidio, por simplemente existir y haber nacido en su tierra. Ambos víctimas de un racismo de Estado, y que pocos denuncian a pesar de ser tan obvio.

María José Lera Rodríguez
Vicente Miguel Pérez Guerrero
Jesús Pedro Bergara Varela
Francisco Cuberos Gallardo
Luis Ocaña Escolar
Francisco José Gavira Albarrán

http://andalucesdealcala.blogspot.com/
andalucesdealcala@gmail.com

Para cuando nos pregunten cómo pudo el mundo permitir la exterminación de los palestinos de Gaza



Maria Jose Lera
Rebelión
Me encuentro una encuesta en un periódico canario que señala que el 56% de las personas cree que el conflicto lo inició Israel, mientras que un 37% lo inició Hamas. Este 37% no puede ser sionista pues no hay tantos en el mundo, pero puede reflejar una población que ha sido literalmente engañada. Si estas personas supieran que:
1.- No se llama conflicto (que supone un equilibrio entre las partes) sino VIOLENCIA, por ser ejercida por el infinitamente superior, por ser intencional y por ser repetitiva durante 100 años. Esta perspectiva compartida en todos los ámbitos de la violencia, curiosamente no se aplica en los cursos de expertos de violencia internacional, que forman a analistas, periodistas y políticos.
2.- Los campos de refugiados de Gaza no se llaman así porque sea el nombre del patrón de Gaza, no. Es que ya fueron expulsados y masacrados en 1948, y buscaban refugio en algún lugar. Este es Gaza donde hay 8 campos de refugiados que concentran a más de 1 millón de personas, que han sido atacados cada día del mes, todos los meses del año, durante toda su existencia.
3.- Gaza está asediada y soporta un bloqueo absoluto desde hace más de 20 meses, con ataques israelíes en medio. Un bloqueo que no tiene perspectivas de quitarse y que les impide tener gasolina (que los palestinos caminen, decía Olmert), medicinas, agua, comida y todo. O se mueren de hambre, o se mueren de pena, pero el caso es que se mueran.
4.- A pesar de todo Hamas, fiel a su palabra, no rompió nunca ninguna tregua con Israel, y ahora nuevamente tampoco. El 5 de Noviembre fue rota por Israel al matar a 7 milicianos.
5.- Israel tiene preparada esta operación desde hace tiempo porque coincide con sus elecciones, y quien más palestinos maten más votos obtendrá y por ahora han aumentado en expectativa de votos (en la medida que la población de Gaza agoniza), y su población alienta a seguir atacando.
6.- Esta operación ha sido consensuada con EEUU (aunque ellos lo niegan, como es lo esperable pues los asesinos son expertos en mentir) a quien le interesa que el trabajo sucio se haga con Bush así llega Obama con sus manitas limpias de sangre palestina, y empezando de cero.
7.- Esta operación también ha sido aprobada por Abu Masen (presidente de la Autoridad Palestina) pues su mandato termina hoy día 9 de Enero, y si se convocan elecciones ya se sabe quien ganará, el mismo que ganó hace dos años y que no ha podido gobernar ni un solo día en condiciones normales para cualquier humano
8.- Esta operación también ha sido consensuada con Sarkozy, que terminaba su presidencia europea el 1 de Enero, así Israel contaba con el apoyo de este agente del Mossad en su inicio de la matanza y podía demorarla más (mueren más y son más votos). También ha sido consensuada con Tony Blair y con Brown, como una medida de eliminar a Hamas y continuar con la recolonización de Cisjordania, como ya están haciendo convirtiéndolo en un país “árabe moderado”, es decir, títere de Europa y EEUU como lo son Egipto y Jordania.
9.- La prensa sionista sigue mintiendo que unido a la supina ignorancia sobre Palestina e Israel que tienen TODOS los analistas políticos, deja el camino libre para seguir engañando y mintiendo al personal, como siguen haciéndolo. Pensar que Pilar Rahola es contertulia de varios programas y analista (ondacero radio), o José Maria Ridao que no ha puesto un pie en Gaza en su vida (la Ser); o Ana Terradillas, que se lleva 10 minutos para describir el susto de los cohetes, y ni un solo segundo para el desconsolado sufrimiento de los niños, mujeres y hombres de Gaza (el Pais). Todo vale para engañar.
10.- Aquí en España también hay grupos. El PSOE está infiltrado de sionistas, como Múgica, Defensor del Pueblo que no se sabe a qué pueblo defiende; el lobby feminista más preocupado por la forma de vestir de la mujer palestina que de sus derechos como persona bajo la ocupación, y más preocupada de liberarlas de sus maridos que de las bombas que las matan directamente (esto no es relevante, pero el velo sí). Dentro de este grupo está Sr. Moratinos que en teoría entiende del problema, pero en la práctica no se entera de nada. Supongo que será fácilmente seducido por la comida, y entre los buenos placeres que le da Israel y que nunca ha estado en un check point, pues otro ignorante de grado supino.
En el PSOE andaluz también tenemos a nuestros sionistas particulares infiltrados a partir de la fundación Tres Culturas, que depende directamente de presidencia y que aboga por la igualdad entre ambos pueblos. Es decir, ignoran y borran de un plumazo los 100 años de resistencia de un pueblo sometido ya a 66 masacres humanas, la Nakba y mucho más. Otros ignorantes, o no tan ignorantes sino intencionalmente manipuladores así no nos enteramos de nada. Quien era presidente de esta institución es ahora director de la oficina de asuntos exteriores del presidente Chaves, el Sr. Enrique Ojeda, siendo esta precisamente el área favorita del sionismo y el Mossad para operar en el extranjero. Manuel Chaves o no se entera o igualmente es cómplice. Bueno, le sigue Gaspar Zarrías, que mientras yo estaba intentando entrar en Gaza con invitación de la Organización Mundial de la Salud y que no me dejaron y precisamente porque iban a romper la tregua, él se paseaba con Simon Peres, el presidente de Israel que ha pertenecido a grupos terroristas, ha matado a ingleses y árabes por centenares, y que para mayor indignación tiene un Nobel de la Paz (eso sí recurrido ya en el parlamento Noruego por indigno).
11.- Convergencia i Unio es el partido sionista por excelencia. Se permitió el lujo de enviar 10 días antes que esta matanza empezase una carta a Zapatero instándole a apoyar los acuerdos comerciales europeos con Israel. Ahora no dice nada (silencio), ahora que tendría que justificar cómo se puede defender a semejantes genocidas
12.- ERC también tiene su parte, pues NO condena a Israel y eso que es de izquierdas.
13.- BNG, IU, PNV están bien informados, por eso actúan muy sensatamente.
Desgraciadamente esta sangrienta y dramática situación sólo tiene una perspectiva positiva: ayuda a desenmascarar a los sionistas perfectamente identificados por ser los únicos que NO condenan a Israel, guardan silencio ante una masacre como nunca antes se había visto en la historia de la humanidad, y no toman ninguna medida de acción.
El silencio de la Junta de Andalucía y de la Generalitat de Cataluña son ejemplos concretos que confirman estos datos. La ambigüedad de Zapatero solo esconde mejores formas diplomáticas y quizás una intención de hacer algo, pero nada más. Quizás desconoce que las muertes de los niños palestinos y el sufrimiento al que están siendo sometidos es parte del plan, de ganar la guerra demográfica de Israel; es por ello que un israelí vale al menos la muerte de 100 palestinos y si son niños mejor, así se impide el futuro.
Veo las noticias y comunican que si se aprueba un cese al fuego no terminará el bloqueo. A los palestinos los matan de hambre, de angustia, de sufrimiento, con radioactividad, fósforo blanco, misiles, los echan, los masacran. Según el sionismo los palestinos no existen, son cucarachas que hay que exterminarlas como tales, y para muestra vea un poco de esta masacre inhumana.
Nuevas voces aparecen como Irán, Líbano, Siria, Venezuela, Ecuador, Mauritania, Turquía pero claro no son países “fiables”; según los medios de comunicación de analistas y asesores políticos especialmente de exteriores no son “moderados” por lo tanto no podemos confiar en ellos.
Hay mucho miedo ante el sionismo y los únicos que se enfrentan a ellos, hambrientos, sedientos y casi sin armas, son llamados terroristas por estos cobardes colaboracionistas sionistas que solo siguen las instrucciones de EEUU e Israel, los amos del mundo, pero que no lo serán eternamente.
Al menos que sepan que lo sabemos.
Si no condenan, son sionistas
Si no toman medidas, son sionistas
Si siguen muriendo palestinos y no hacen nada, siguen siendo sionistas
Pero estas muertes quedarán bajo sus conciencias, y se lo recordaremos y NUNCA se lo perdonaremos.
Maria Jose Lera es Coordinadora del proyecto universitario Sevilla-Palestina. Profesora de la Universidad de Sevilla y Doctora en Psicología.

La fórmula de los dos Estados, una manzana envenenada



María José Lera
Rebelión
“Estados Unidos reiteró hoy su apoyo a la solución de dos Estados en el conflicto entre Israel y Palestina (1 de Abril de 2009). La Unión Europea advirtió el viernes al primer ministro designado de Israel, Benjamin Netanyahu, que los vínculos con su país se verán afectados si no acepta las peticiones palestinas para una solución "de dos estados" al conflicto en Oriente Medio (Reuters, 27 de Marzo, 2009).
Estas y otras noticias confirman el apoyo Internacional a la solución de los dos Estados, y especialmente enfatizado ante las últimas declaraciones de Lieberman (Ministro de Exteriores de Israel, recientemente nombrado) que explícitamente rechaza los acuerdos de Anápolis basados en esta solución. Por su parte, Mahmoud Abbas en nombre de la Autoridad Palestina, también sigue defendiendo la solución de los dos Estados, ya iniciada por él mismo en los acuerdos de Oslo en 1993.Y, por último, Hamas, en voz de Haniye dijo que:
“Su grupo no bloqueará cualquier intento de establecer un Estado palestino en la franja de Gaza, Cisjordania y Jerusalén Este. "El establecimiento de un Estado palestino en las fronteras de los territorios ocupados en junio de 1967 es un objetivo nacional conjunto y Hamás no será un obstáculo en ese camino" (Efe, 1 de Abril, 2009, http://www.palestinalibre.org/articulo.php?a=14469).
Parece que hay discordia pues entre uno único Estado Israelí, o dos Estados independientes, y se ven como únicas alternativas. Las declaraciones de Lieberman de que sobra “la gente” pero no la tierra, unido a su deseo expresado de tirar una bomba nuclear en Gaza para acabar con Hamas, hace que la solución de los “dos estados” sea la mejor percibida. Además, al ser apoyada por el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, -que parece que representa a los palestinos-, por EEUU y la UE, hace que internacionalmente se esté viendo esta posibilidad como una última oportunidad.
Pero veamos en qué consiste la propuesta de los dos estados para saber qué esconde. El documento “A last chance for a two-state israel-palestine agreement”, (una última oportunidad para el acuerdo de los dos estados) ha sido elaborado por el US Middle East Project, para que desde la Casa Blanca se haga una mediación intensa, dirigida a conseguir “los dos estados”. El documento está firmado por 10 personas muy influyentes y con muy alta reputación en el mundo de las Finanzas, la Administración estadounidense, y las Relaciones Exteriores; de hecho el primer firmante es Zbigniew Brzezinski (mano derecha de Obama). El 26 de Marzo fue publicado un artículo de opinión en el New York Times, destacando las bondades de este informe, en el que citan como novedad la necesidad de contar con Hamas para solucionar el conflicto (R. Cohen. The Fierce urgency of peace, New York Times, 26 de Marzo, 2009).
El documento presenta un resumen ejecutivo y tres pasos claves para poder llevar a la práctica dicha solución. Veamos estos pasos claves:
Presentar una clara visión desde EEUU para que termine el conflicto Israelo-palestino. La disputa entre ambas partes es demasiado profunda y las diferencias de poder son tan enormes, que no pueden resolver el conflicto sin la actuación de EEUU.
Este primer punto reconoce que el conflicto es profundo y las diferencias entre las partes increíblemente desproporcionadas. Pero justamente el reconocimiento de estas particularidades, de profundo desequilibrio y prolongado sufrimiento en el tiempo, no les lleva a recontextualizar la situación y definirla como violencia. Todo lo contrario, es utilizado para fundamentar que la resolución de este “conflicto” implica la actuación de EEUU, como un espectador determinante para facilitar una solución.
Para cualquier ser humano medianamente informado del tema (y no hace falta ser experto en resolución de conflictos) un agente como EEUU que lleva proporcionando a Israel armas, dinero, y toda la ayuda posible para que siga matando a palestinos durante tanto tiempo, no puede ser precisamente un facilitador de ninguna solución, cuando es parte importante del problema.
Algo va mal, y sigue yendo mal, pero la solución es más de lo mismo. Más actuación necesaria desde EEUU para solucionar “el conflicto”, aceptando como exitosos todos los acuerdos anteriores. Los cuales han dejado, además de mucho sufrimiento palestino, según el informe, los siguientes puntos que necesitan de más atención:
1.1.Dos estados, basados en las líneas del 4 de Junio de 1967, con menores modificaciones
Estas “menores modificaciones” implican que los asentamientos grandes permanecen en Cisjordania, el muro se supone que continua pues no se hace ninguna mención, y otros asentamientos y lugares especiales también se reconsiderarán. No se menciona las fronteras de aire y de mar, y las de tierra quedan por lo visto por redefinir (pág 11). La unión entre Gaza y Cisjordania se pretende con un “corredor” sin precisar. Recordamos que en otros momentos se ha sugerido un túnel o un telesférico, solución que también se ha mencionado para unir las ciudades de Cisjordania (propuesta de Moratinos en 2005).
1.2. Una solución para el problema de los refugiados consistente en los dos estados no significa el derecho general al retorno.
Es decir, que no se recoge el derecho inalienable del pueblo palestino a volver a su tierra, aunque dice que se explorarán otras medidas. Es decir, todos aquellos que aún guardan las llaves y que han sido expulsados de sus tierras y desposeídos, no tienen derecho a volver (pág. 12). Ni de los campos de refugiados de Siria, Jordania y Líbano; ni de los campos de refugiados de Gaza ni de Cisjordania, ni ninguno de los palestinos de la diáspora. Reconocer este derecho sería reconocer la Nakba, y esto no está en la agenda de Israel. Se llegarán a acuerdos, pero no se reconoce la tragedia acontecida en 1948.
1.3. Jerusalén es el ”hogar” de ambas capitales, con barrios judíos bajo la soberanía israelí, y barrios árabes bajo la soberanía Palestina, con especiales acuerdos para la “Ciudad Vieja”, proporcionando cada parte el control de sus respectivos lugares sagrados.
Los barrios de Jerusalén Este son permanentemente demolidos, están bajo ocupación y violencia extrema, de hecho la situación de Jerusalén es muy difícil, y aún peor la de la Ciudad Vieja de Jerusalén, donde se encuentran los santos lugares.
Los santos lugares son el Santo Sepulcro, el Muro de las Lamentaciones y la inmensa explanadas de las Mezquitas (Doma de la roca y Al Aqsa). Esta gran explanada es reivindicada diariamente por Israel pues dice que está construida sobre los cimientos del Templo de Salomón; un hecho que no se demuestra, pero que poco a poco están consiguiendo que la Mezquita se derrumbe de un día a otro como consecuencias de tantas excavaciones (hace dos meses se desplomó el suelo de un aula de un colegio, y las niñas se cayeron, al menos 20 resultaron heridas).
Si consiguen encontrar la más mínima prueba de que hay vestigios del Templo de Salomón bajo las Mezquitas, este terreno será declarado lugar sagrado para los israelíes, y por lo tanto bajo su control. De hecho esto ya ocurre en parte, permitiendo Israel de manera arbitraria el acceso o no a las Mezquitas, poseyendo las llaves de algunas de sus puertas, y ofreciéndolo como lugar de culto a los judíos (Khaled Amayremah, Devorar Jerusalen 3 de Marzo, 2009).
Se añade que la Ciudad Vieja de Jerusalén tendrá un carácter especial, y se considerarán “medidas creativas” para la búsqueda de soluciones. Especialmente teniendo en cuenta la necesidad de control físico de las zonas israelíes y palestinas, por un tiempo transicional. Se contempla que habrá que regular de manera especial el derecho al espacio aéreo (en las demás zonas supongo que también, aunque no se menciona) (pág. 12).
1.4. Un Estado Palestino no militarizado, junto con un mecanismo de seguridad que atienda los problemas israelíes y respete la soberanía Palestina; una fuerza multinacional dirigida por EEUU para asegurar un periodo de seguridad pacifico de transición. Esta estructura de “paz”, bajo el mandato de la ONU, se constituirá con el liderazgo de América de las fuerzas de la OTAN y suplementada por Israelíes, jordanos y Egipcios. Se prevén 5 años, con mandato de renovación con el objetivo de conseguir que en un plazo de 15 años se obtenga la completa dominación Palestina de las cuestiones de seguridad.
Esto es lo más impresionante, ese Estado sin límites claros, con asentamientos por todas partes (que ya nadie se plantea que sea viable ni continuo), además se exige que sea no militarizado, pero que esté controlado por una Fuerza Internacional que asegure la “paz” y que está compuesta por fuerzas de la OTAN, incluyendo a países árabes amigos y a ISRAEL, todo liderado por EEUU, y bajo mandato de la ONU.
Alucinante, todas las Fuerzas del Imperio para controlar a palestinos, expropiados, refugiados, divididos, sin nada, y por supuesto no-militarizados. Mientras su vecino seguirá siendo la cuarta armada del mundo, bien dotado de arsenales nucleares, y ahora además con la ayuda de EEUU, la OTAN, y hasta de fuerzas árabes.
2.- Estimular las negociaciones Siria-Israelíes para transformar fundamentalmente la región y en última instancia separar a Damascus de su difícil socio estratégico Irán.
No se habla de negociar los Altos del Golán, terreno Sirio ocupado por Israel, y no inocentemente, se incluye aquí gran cantidad de aguas y recursos naturales. La población que allí vive se considera siria, son los drusos de los Altos del Golán, que se niegan a tener ciudadanía israelí, y sobreviven como pueden a la ocupación constante militarizada. De esto no se habla, sino exclusivamente del objetivo, conseguir que Siria se separe de Irán.
En páginas posteriores sí proponen un pacto, Siria obtiene el territorio e Israel el agua, con todos los derechos a entrar, y con la multifuerza militar controlando el territorio. A cambio se le pide a Siria que corte sus lazos con potencias enemigas (Irán) y que colabore para que Hamas y Hezbollah se vuelvan “moderados” (pag. 13).
3- Una posición más pragmática hacia Hamas y al Gobierno de Unidad Palestino: parte palestina, unida, legitimada y poderosa para negociar con Israel, y es de importancia para poder conseguir cualquier acuerdo e implementarlo.
Básicamente se dice que se acepta a Hamas, siempre y cuando permita que la Autoridad Palestina siga actuando como lo hace, y llegue a estos acuerdos. No obstante añade una verdad, “Hamas is simply too important and powerful to be ignored” (pag 6) (Hamas es simplemente demasiado importante y poderoso para ser ignorado). Y lo consideran para que no aumente su poder, pero lo anularán de otra manera (como ya hacen, con prisioneros, torturados, asesinados, bombardeados, sin ayuda humanitaria, en fin… el mayor campo de exterminio del mundo, y aún así son “peligrosos”).
“Finalmente, cesar de desanimar para la reconciliación nacional de Palestina, y dejar claro que se apoya a un gobierno que acepte el cese al fuego con Israel, acepte al Presidente Mahmoud Abbas como el gran jefe negociador, y que se asegure por referéndum que un futuro acuerdo no será boycoteado ni sancionado” (pag. 6).
Es decir, Gobierno de unidad sí, pero como Mahmoud Abbas como único interlocutor, a pesar que su mandato expiró el Enero de 2009, dejando pues totalmente al margen la capacidad de decidir del Pueblo Palestino. Los gobiernos extranjeros deciden el presidente y lo ponen como condición para negociar.
Se exige el cese al fuego solo por una parte, curioso. Después de dejar mas de 1434 asesinados por Israel en Gaza, frente a 3 dudosas muertes perpetradas por los palestinos, aún se habla de cese al fuego por quiénes dudosamente suponen un peligro mortal, y se ignora a quien impunemente lleva batiendo récords de niños y padres asesinados en el menor número de días (388 niños en 23 días, y 1346 huérfanos).
Se añaden además una serie de propuestas políticas (pag 7), que básicamente se centran en la lucha contra el Islam, siendo Irán y Hezbollah los verdaderos agentes del eje del mal (siguiendo con el discurso del “choque de civilizaciones”). Y propuestas concretas que de una u otra manera mantiene la ocupación. El problema de los refugiados será para los palestinos, que tendrán que acomodarlo en las tierras que le hayan dejado, con el apoyo de los países árabes que deberá ser absoluto (pag. 12).
Finalmente hay una sección que analiza los problemas que se pueden encontrar para llevar a cabo este plan. Y para terminar un extenso anexo para asegurar la seguridad israelí (valga la redundancia) (pag. 14-16).
El documento está aquí, en inglés. La traducción no es fácil, pues una de las estrategias de los sionistas es el juego del lenguaje.
http://www.usmep.us/bipartisan_recommendations/A_Last_Chance_for_a_Two-State_Israel-Palestine_Agreement.pdf
Conclusiones
Palestina, siguiendo la propuesta de los dos Estados, terminará ocupada como Afganistán e Irak, por tropas de la ONU, y de la OTAN, que acompañarán a los soldados israelíes. Todas las fuerzas imperiales para controlar a los desarmados palestinos. El documento ignora la situación de los palestinos aún en su tierra, hoy Israel, los llamados árabes-israelíes, a los cuales Lieberman propone expulsarlos a Cisjordania o Gaza.
La solución de “dos estados” se entiende como parte de un plan organizado por fases dirigidas a conseguir el objetivo final de Israel: un único Estado judío y sólo para judíos, desde el río Jordan hasta el Mediterráneo (las dos franjas azules de su bandera).
Fase 1- se elimina a los pocos palestinos que aún continúan luchando (Gaza, operación Plomo Fundido y asedio, que continúa).
Fase 2- a quienes aún sobreviven se les da la manzana envenenada de los dos estados (Cisjordania), envuelta en bonitas palabras de paz y diálogo y apoyada por la Autoridad Nacional Palestina, EEUU y UE.
Fase 3- serán reocupados por unas fuerzas de “seguridad”, que incluye EEUU, OTAN, Jordania, Egipto e Israel, para controlarlos, y evidentemente seguirán encarcelados por el Muro (el cual no es mencionado en el documento).
Fase 4- se transferirán a este territorio los refugiados del 1948 y todos los que desde la diáspora quieran volver.
Fase 5- finalmente ante esta situación de hacinamiento, encarcelamiento y ocupación, ya se inventarán algo para deshumanizarlos aún más, y avanzar hacia el fin del sionismo, Israel como único estado.
Esta solución de los “dos Estados” se fundamenta en la existencia de un conflicto entre Israel y Palestina, considera en la misma posición a víctimas y a verdugos, y exige aún más a quienes todo lo han perdido. Sigue siendo una solución que sólo beneficia a Israel, sin reconocimiento de los crímenes y robos cometidos. Curiosamente en el texto se hace referencia a dejar la posición en la que “todos pierden” para pasar a una fase en la que “todos ganan”. Es interesante ese “todos pierden”, a pesar que solamente vemos pérdidas en el lado palestino, por una fórmula en la que “todos ganan”, donde el mayor beneficiario vuelve a ser Israel (pág.8).
Sin embargo, la cuestión Israel-Palestina NO es un conflicto, sino una OCUPACION, una violación permanente de todos los derechos de las personas que allí han nacido, y que se prolonga por más de 60 años. Es decir, desde cualquier análisis en términos de relaciones, esto es VIOLENCIA; y ante una situación de violencia lo primero que hay que hacer es pararla, detenerla, y no seguir alimentándola con más armas, poder, dinero y tiempo, mientras las víctimas agonizan esperando la “ayuda internacional”.
Curiosamente el título verdadero del documento es “Two States: addresing Israel security challenges”. (Dos estados: hacia las exigencias de seguridad de Israel), que aparece cuando se ven las propiedades digitales del mismo. Y esto es realmente el documento: la última oportunidad para garantizar la seguridad de Israel, los Dos Estados, y que debería ser entendida como la primera oportunidad del Pueblo Palestino para rechazarlo y exigir lo que por derecho le corresponde, SU TIERRA, y el derecho a restituir la memoria de los suyos, ya mancillada desde antes de 1948.
Desde una perspectiva científica, humana, justa y equitativa no se puede pedir otra cosa que UN UNICO ESTADO. Edward Said, en 1999, señaló “que el Estado binacional, se llamara como se llamara, Israel o Palestina, era, aun a largo plazo, la única salida del conflicto”.“A largo plazo es la única [solución] posible, pues es la única justa y equitativa, y por ello la única que garantiza la paz. Para llegar a ella, es ineludible que Israel reconozca su responsabilidad en el sufrimiento palestino y ofrezca algún tipo de reparación, quizá a través de una comisión de la verdad y la reconciliación como la que hubo en Sudáfrica (E. Said, El Pais, 25 de Septiembre, de 2008).
Sólo de esta manera se tendría garantizado el derecho al retorno de todo refugiado; sólo que una solución así pasa por aceptar la realidad y definirla en sus justos términos: violencia, ocupación y apertheid. Y esto nos lleva a la situación de Sudáfrica; fue la única solución posible, una persona, un voto, y será la única solución en Palestina.
La propia Autoridad Palestina, reconoció en Agosto de 2008 que "Si Israel continúa estando en contra, la conducción palestina pedirá para su estado un solo estado binacional", agregó [que] Israel siempre se opuso a esa solución, afirmando que absorber a millones de palestinos podría comprometer su característica de estado de mayoría judía. (Ahmed Qrea, La tercera, 10 de Agosto de 2008)
La solución de los “Dos Estados” que ofrecen la ANP, EEUU y UE es una manzana envenenada para continuar con la exterminación del pueblo palestino. Y que en estos momentos nos impide ver la única solución al problema: la indivisibilidad de una tierra, y la necesidad de reconocer los derechos de todo un pueblo, incluyendo a todos los refugiados -los del 1948, los de 1967, los actuales, los que viven en campos de refugiados (fuera y dentro de Palestina), y los que sobreviven en Israel-. Todos son palestinos, y todos tienen su derecho a vivir en su Tierra, y nadie tiene el derecho de decidir por ellos, algo que nunca se ha contemplado pero que en algún momento habrá que poner sobre la mesa.
Mientras, la decisión de apoyar la solución de los “Dos Estados” tiene bloqueadas las negociaciones del Gobierno de Unidad Nacional Palestino, condiciona la colaboración de Egipto, es una condición sine qua non para poder disfrutar de las ayudas económicas recientemente aprobadas en la Cumbre de Egipto, y que aún no se han puesto en marcha, y probablemente esté condicionando el aislamiento y asedio de Gaza. O se acepta esta solución, o parece ser que no hay otra.
Ha llegado el momento que sean los palestinos quienes hagan sus propias propuestas, de manera independiente a las realizadas por Israel (un único Estado solo para judíos), y a las expresadas por sus socios EEUU y UE (dos Estados con muchas condiciones). Es necesario que el Pueblo Palestino tenga su propia agenda, planteando la mejor solución para todos sus problemas; y esto es algo a lo que realmente teme tanto Israel como sus socios. Y especialmente en estos momentos, en los que la sociedad civil a nivel mundial expresa de todas las maneras posibles su solidaridad con el Pueblo Palestino, y apoya una solución que sea justa y equitativa, que permita restaurar los derechos de este pueblo históricamente violado y maltratado.
María José Lera
Dra. Psicología
Profesora Universidad
5 de Abril, 2009

El PSOE Andaluz y la visita del Embajador de Israel a Sevilla


María José Lera
Rebelión
El embajador de Israel en España, Raphael Schutz, ha sido invitado por la Fundación Tres Culturas, que depende de la Presidencia de la Junta de Andalucía, para dar una conferencia en Sevilla el día 1 de Junio de 2009, y donde ha expuesto sus argumentos del “desconocimiento en España” sobre Israel. Dice que los judíos fueron expulsados de la Península hace más de 500 años “y nunca más han vuelto a tratar aquí con judíos sino con estereotipos de judíos”. El Sr. Embajador quiere ignorar que el Estado de Israel poco o nada tiene que ver con el pueblo judío, y menos aún con los judíos que vivían en España hace 500 años, y para que lo entienda mejor aquí va una explicación. Los judíos que vivían en España se llamaban sefardíes, muchos de los cuales emigraron al Norte de Africa, y eran los mejores aliados de los musulmanes y los cristianos viejos. Debe saber este Sr. que quiénes fueron sistemáticamente discriminados y expulsados no fueron los judíos, sino los “moriscos”, es decir, los musulmanes que bautizados como cristianos católicos seguían siendo perseguidos. La orden de expulsión de Felipe II fue precisamente para ellos, que fueron masivamente arrojados al mar el 9 de Abril de 1609. Si el Sr. Embajador desconoce la historia de España, es triste para él, pues un cargo diplomático de esta categoría debería de saberlo de otra manera las explicaciones sesgadas de sus conferencias puede llevar a engaño de sus oyentes. Y hay más, es precisamente el Estado de Israel quien persigue, tortura, encarcela a judíos sefardíes, y un ejemplo concreto lo tenemos en una familia judía sefardí que emigró a Israel en los años 60 desde Marruecos. Uno de sus miembros ha sido sometido a torturas por orden de Shimon Peres (presidente de Israel), encarcelado sin poder hablar con nadie durante más de 15 años, y actualmente continua dicha prohibición y sigue bajo custodia y vigilado por los servicios secretos. Vive en Jerusalén y es de la familia Vanunu, estoy segura que conoce su caso. Así que es bueno que este Sr. Embajador sepa que “algunos” de los judíos sefardíes fueron expulsados por los católicos (nunca por los musulmanes), que no fue la minoría más castigada en España, y que curiosamente es el Estado de Israel quien en este siglo XXI impone castigos aún más duros precisamente a algunos judíos sefardíes, y para muestra este ejemplo que puede ser corroborado hasta en la wikipedia. Luego la primera premisa de este Sr. parece ser que falta a la verdad.La segunda razón que expuso fue que España, retomó las relaciones con Israel en el año 1986 “mucho más tarde que el resto de países”. Ante este hecho no puede culpar a los españoles ni a los andaluces de no poder haber decidido nada durante cuarenta años, pues no teníamos ni decisión ni autonomía. Si se lamenta porqué tardó 10 años más en reconocer a Israel, seguramente que España tenía cuestiones más urgentes que atender que reconocer a un pequeño Estado del planeta (recordemos que Israel tiene menos de 7 millones de habitantes).Schutz alegó en defensa de su país y de su raza una idiosincrasia muy distinta al resto de países entre las que destacó que una tercera parte de la población actual ha vivido el drama de la emigración y la obligación de tener que vivir refugiado, fundamentalmente a consecuencia del holocausto. El Sr. Embajador sabe muy bien que actualmente la cifra de personas que han sufrido el holocausto y que viven en Israel no supera las 300.000, y son además quienes tienen las pensiones sociales más ridículas y bajas; de hecho se manifestaron el año pasado exigiendo que les subiesen dichas pensiones que no superan los 300€ al mes, lo cual para un Estado de tan alto nivel supone realmente una total miseria. Este Sr. también sabe que son los mismos judíos que sí han sufrido el holocausto quienes son rechazados por Israel, les impiden la entrada en este Estado (veáse el caso de Norman Finkelstein), simplemente porque denuncian la utilización que del holocausto están haciendo los sionistas; estos sionistas que no son semitas ni han sufrido ningún drama relacionado con el holocausto (leáse Peres, Sharon, Ben Gurion, Meyer, Livni, Netanyahu, y todos los líderes que han representado al llamado Estado de Israel).“Nos relacionan con términos como genocidio, colonialismo y racismo, y es todo una gran mentira”. Este Sr. ignora, o quiere ignorar la definición de estos términos, y que cuando se expulsa a un millón de personas, se mata por miles, se tortura, encarcela, se les niega las medicinas, comida y hasta del agua, en este planeta que compartimos se califica como crimen contra la humanidad (por si le gusta más esta definición); y si el Estado de Israel comete estos crímenes, y lo lleva haciendo desde hace más de 60 años es lógico, sensato, y humano asociarlo con estas palabras que a él parece que le disgustan. Sr. Embajador si no quiere que su Estado se asocie con crímenes, simplemente dejen de matar.Según él, la famosa resolución 181 de Naciones Unidas en 1947 –que aprobaba un estado judío y otro palestino– no se terminó de ejecutar por parte palestina “porque ellos no quisieron”. Añade que la solución de la creación de los dos estados tampoco supondría para él una solución definitiva. Que este Sr. imparta conferencias, sea considerado un embajador, se considere con formación suficiente para “formar” a una audiencia, se pasee por España y por Andalucía con la mayor libertad del mundo es síntoma de la inmensa tolerancia de nuestras instituciones, la cual no es igualmente correspondida. Sabe muy bien que las instituciones españolas no pueden entrar en Gaza pues el Estado al que él representa lo niega, lo prohíbe, y lo impide. Si además cuando hemos solicitado estos permisos –personalmente a él- lo hiciéramos para bailar sevillanas, aún podría entenderse, pero cuando se solicita para dar asistencia humanitaria a las personas que sufren del mayor inmenso drama psicológico del planeta, más que una ironía es una crueldad, tan inhumana como es el sufrimiento de los miles de niños y niñas que entre escombros y miseria en Gaza sobreviven.La indignación es aún mayor cuando es público que este Sr. ha visitado Andalucía invitado por la Fundación Tres Culturas, una fundación presidida en Israel por Shimon Peres, este señor que ha sido un terrorista consolidado en sus años mozos, y que participó en las bombas del Hotel King Davis (por poner un ejemplo conocido por todos), y responsable de dotar de uranio y de capacidad nuclear a Israel (entre otros de sus “logros”). Con este Sr. el expresidente Chaves y su mano derecha Gaspar Zarrías ha firmado todo tipo de convenios, y parece que cuánto más palestinos mata más se fortalecen estos vínculos. Es el momento que los andaluces sepan las vinculaciones del PSOE Andaluz con el sionismo, a través de la mencionada Fundación que ni siquiera tiene un nombre con sentido, pues nunca ha habido tres culturas en Andalucía, sino una única cultura andaluza donde se han integrado todas las religiones de sus ciudadanos. Es una vergüenza para los andaluces tener semejante Fundación asociada a la Junta de Andalucía; es una vergüenza para los andaluces que el representante de un Estado que mata por miles sea invitado a nuestra tierra; es una vergüenza que un pueblo solidario esté representado por estos líderes del PSOE-A, y es una vergüenza para mí que estos líderes me hayan entregado este año el premio Clara Campoamor, justamente por las labores de apoyo al pueblo palestino. La doble moral del PSOE andaluz supera todos los límites imaginables, y si Clara Campoamor estuviese viva estoy segura que escribiría algo muy parecido. María José Lera, es profesora de la Universidad de Sevilla. Doctora en psicología, coordinadora del programa Golden5 –recientemente premiado a nivel europeo-, premio Clara Campoamor en marzo de 2009, y que ya no sabe como solicitar la entrada en Gaza, precisamente para poner en marcha el programa Golden5 para ayudar a paliar la inmensa crisis psicológica de tantos niños y niñas que allí sufren, entrada que Israel niega permanentemente, al igual que también la niega a representantes de la ONU, de ONGs, periodistas, y sobre todo a cualquier experto de la salud y la educación que se digne a solicitarlo.