miércoles, 26 de agosto de 2009

“LA PROBLEMÁTICA DEL RÍO GUADAÍRA: PROPUESTAS DEL GUADAÍRA BLANCO Y EL GUADAÍRA VERDE”


Antonio Gavira Albarrán, Licenciado en Historia rama de Geografía y Presidente de la Asociación Ecologista Alwadi-ira. Conferencia impartida el 21 de julio de éste año en el aula de la Universidad Pablo de Olavides de Carmona.


El título de esta ponencia:


“LA PROBLEMÁTICA DEL RÍO GUADAÍRA: PROPUESTAS DEL GUADAÍRA BLANCO Y EL GUADAÍRA VERDE”

¿Qué podemos decir?
Pues que después de trece años desde la aprobación del “Programa Coordinado para el Saneamiento y la Recuperación Integral del Río Guadaíra” (16 de marzo de 1996), después de más de veinte años de arduo trabajo de los movimientos sociales de la cuenca (la Sociedad Ecologista Alwadi-ira celebró los veinte años de de su nacimiento en 2008), englobadas en los últimos diecisiete en la “Plataforma Cívica Salvemos El Guadaíra” (nace en noviembre de 1992), por fin empieza a verse algo de luz en el negro túnel, de las negras aguas, del río Guadaíra.

Pero este río, como debería ser evidente, es algo más que unas aguas y un simple cauce, su cuenca, con más de mil trescientos kilómetros cuadrados de superficie, se encuentra drenada por decenas de arroyos, algunos grandes como el Salado, Guadairilla, el Saladillo, La Alameda, Los Barros, el Salado de Morón, Talavera. …, otros pequeños como La Torrecilla, Los Sastres, La Madre, Bencarrón, La Muela, El Judío, El Almendrillo, Los Tres Pozos, La Florida,… pero todos ellos importantes, porque el Guadaíra no es más que la suma de todas sus partes, de todos los arroyos, de cientos de kilómetros de pequeños cauces y riberas (y no el parque de Oromana como los políticos alcalareños y sevillanos nos quieren hacer ver a base de fotos espectaculares).

Desde su cabecera, en la serranía de Morón de la Frontera y Puerto Serrano, hasta su desembocadura en el término municipal de La Puebla de Río, pasando por Arahal, Paradas, Marchena, El Coronil, Los Molares, Carmona, Mairena del Alcor, El Viso del Alcor, Alcalá de Guadaíra, Dos Hermanas, Sevilla…. numerosos son los elementos naturales, históricos, arqueológicos o etnográfico de interés ligados al río, que aún hoy es posible encontrar como la Sierra de Pozo Amargo, Esparteros, Cerro de La Plata o Los Alcores…, restos de bosques de galería en arroyos como La Alameda, Guadairilla-Maestre o La Madre de Gandul… o en el río, como a su paso por Torrelengua, Cabeza del Sordo o El Baldío … dehesas como la de Los Arenales, Bucaré, Trigueros o dehesa Nueva…, yacimientos arqueológicos de primer orden como La Tablada, Alcaudete, El Acebuchal, Gandul, la Torre del Cincho o Torre de La Membrilla,.. castillos como el de Morón, de Alcalá de Guadaíra, Marchenilla o Mairena del Alcor… molinos del río Guadaíra como La Rubia, El Boticario, San Pedro, Hundido, Las Aceñas, Algarrobo, Arrabal, Realaje, Pelay Correa, Cerrajas, Teatinos…. o de arroyos como los Marchenilla, los de Gandul, los del Arroyo de Los Molinos del Campo, El Alcaudete…, decenas de edificaciones rurales de gran categoría como cortijos, haciendas, ranchos,… y una extraordinaria red de caminos y vías pecuarias, por no hablar del Dominio Público hidráulico, que podrían permitir acceder a toda esta riqueza que, en general, aún está por conocer.

Llegados a este punto podríamos hacernos las siguientes preguntas:

- ¿La mejora en la calidad de aguas de del río Guadaíra hay que entenderla como la ejecución definitiva del Programa Coordinado? O por el contrario ¿Quedan aún importantes objetivos que cumplir?
- ¿El lema ”El río Guadaíra sigue Muerto”, esgrimido durante más de tres lustros por la Plataforma Cívica Salvemos el Guadaíra, sigue en vigor o, como parece creer y hacernos creer las administraciones, el Guadaíra no sólo ha salido de la UCI sino que es ejemplo de recuperación a seguir? Y por último,

- ¿La labor de los movimientos sociales como La Plataforma Salvemos el Guadaíra ha cumplido su ciclo o debe continuar?

¿EL GUADAÍRA BLANCO?
Hace quince años, 15, que se dice pronto, que el Pleno del Parlamento Andaluz aprobó la Proposición No de Ley número 8/94, para la puesta en marcha del citado Plan, que durante años ha dormido el sueño de los Justos, aunque a día de hoy podemos decir que se han producido algunos avances, sobre todo en lo referente al “GUADAÍRA BLANCO” y que se concreta en la Redacción y Aprobación de Ordenanzas Municipales de Vertidos, Finalización y Mejoras de Colectores o la Construcción y puesta en marcha de depuradoras,… en ello han jugado un importante papel tanto la Directiva marco del Agua de la Comisión Europea, aprobada en el año 2000 como el pertinaz trabajo de la Plataforma Cívica Salvemos el Guadaíra”.

Como he afirmado con anterioridad se ha producido una mejoría en la calidad de las aguas, es más, al canalizarse buena parte de las aguas residuales urbanas hacia las depuradoras y de estas hacia un número más reducido de focos de vertido, quizás no volveremos a ver las imágenes de río Guadaíra completamente seco como ha ocurrido bastantes años de la década de los noventa y principios del presente siglo.

Todo parecería perfecto, todo parecería indicar que, lo que constantemente nos machacan los medios de comunicación, y sobre todo los políticos, el Guadaíra Blanco se encontraría prácticamente ultimado, con una inversión superior a 30 millones de euros, 5.000 millones de pesetas, y El Guadaíra Verde marcharía a buen ritmo, estando muy avanzada su ejecución, habiéndose invertido ya más de 16 millones de euros, cerca de 3.000 millones de pesetas, por lo que el Programa Coordinado estaría llegando a su fin.

Como digo todo parecería de color de rosa, y más si leemos, y nos creemos, lo que aparece publicaciones, a todo color, como “La REVISTA DE ALCALÁ” en su nº 62, de junio de 2009, donde se realizan las afirmaciones siguientes:

“La recuperación del río ha sido un proceso largo....” o
“Alcalá cuenta en la actualidad con 150 hectáreas de parques de ribera ….. A ello se suma la fase final del Programa Guadaíra Blanco con la culminación de las depuradoras de los pueblos ribereños. La principal obra restante es la del anillo de colectores de Arahal cuya finalización está prevista para este año”, o
“Un informe de la Agencia Andaluza del Agua certifica la “mejora considerable” de la calidad de las aguas...”.

Aun así no debería presumirse en Alcalá de colectores, ya conocemos como, al menos, el colector que recorre la Huerta de la Pañuela es insuficiente y cada vez que llueven unos 10 l. por metro cuadrado las aguas fecales son expulsadas hacia el río.

Como digo, todo parecería de color de rosa si no fuera porque sólo hace falta darse un paseo por la cuenca para ver los graves problemas que la acucian.

1º SOBREEXPLOTACIÓN DE LOS ACUÍFEROS.
Al ir disminuyendo los vertidos incontrolados a los numerosos arroyos de la cuenca ha salido a la luz la gravísima situación de sobreexplotación en la que se encuentran nuestros acuíferos, especialmente el de Sevilla-Carmona, pero sin ser mucho mejor el de Arahal-Paradas-Morón y el de Esparteros-Montellano. Así se puede comprobar como muchos arroyos se encuentran prácticamente secos incluso en pleno invierno como el de La Montera, El arroyo de Los Molinos del Campo, Alconchel, Alcantarilla.. y si acaso, lo que aún corre por sus lamentables cauces sigue siendo aguas podridas como ocurre en el arroyo de La Muela, de la Lunada, arroyo de San Cristobal... incluso arroyos tan importantes como El Salado (el salado mantiene aguas continuas a partir de la salida de la depuradora) y el Guadairilla, a fecha de 13 de junio de 2009, únicamente mantenían algunos charcones.
Todo ello sin nombrar los numerosos manantiales que han desaparecido para siempre.

Ha esta situación se ha llegado por la brutal esquilmación de los acuíferos en los últimos años y lo peor es que a este proceso no se le pone freno por las administraciones competentes, ya sea la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, la Agencia Andaluza del Agua, la Consejería de Innovación y los propios Ayuntamientos de la cuenca, que están permitiendo, cuando no fomentando urbanizaciones legales e alegales, polígonos industriales que no están conectados a las redes de colectores, y sobre todo son miles de pozos, y digo miles, en la comarca de Los Alcores, cuyo acuífero, para más INRY, será destrozado por el tren de alta velocidad andaluz, el famoso AVA, por si no le bastaban ya las numerosas canteras de extracción de áridos; son cientos de pozos y decenas de nuevas balsas los que se distribuyen a lo largo de la campiña y la sierra cuyo objeto es el riego, fundamentalmente de miles de nuevas hectáreas de olivares intensivos y superintensivos. Este proceso, que no parece vaya a tener freno a corto plazo, va completamente en contra del espíritu, y la letra, del Programa coordinado “para el Saneamiento y la Recuperación Integral del río Guadaíra” y de la propuesta de creación del “Parque Cultural de Los Alcores”

2º CAUCES, MÁRGENES, EL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO Y VERTIDOS.
En cuanto al resto del Guadaíra Blanco, es decir, la mejora de los cauces y márgenes mediante su limpieza, protección del dominio público hidráulico... realmente, salvo el simulacro de deslinde hecho desde Sevilla al puente de Trujillo, poco más podemos decir salvo que siguen los arados abusivos, alambradas, deforestación, pozos,... y los vertidos. Afortunadamente han disminuido los vertidos urbanos, pero recordemos que aun se producen estos en las urbanizaciones ilegales, en algunos polígonos industriales, e incluso en los pueblos, sin contar con los vertidos legales, solo hay que echar un vistazo al BOP para ver como casi diariamente aparecen solicitudes de vertidos a los distintos arroyos de la cuenca.

Y para finalizar este Guadaíra Blanco, sería muy interesante conocer los metros cúbicos de agua consumidas en las distintas poblaciones de la cuenca y los metros cúbicos de aguas depuradas.

¿EL GUADAÍRA VERDE?
En cuanto al Guadaíra Verde habría que decir que en el apartado de Redacción de planes y estudios específicos se han producido avances, de hecho cada vez que alguno de los Planes Especiales, tanto el de Parque Metropolitano como el de Rivera se han aprobado han aparecido artículos en la prensa escrita, en la radio e incluso en las televisiones locales y regionales. ¿Pero en que se ha concretado tanto plan sobre el terreno, en la realidad?

b)Actuaciones de mejora y corrección del medio físico.
En cuanto a la mejora y corrección del medio físico sería interesante que alguien competente, como el responsable de la “Oficina del Río”, o de alguien de la “Comisión de Seguimiento” nos dijera dónde, cuándo y cómo se han llevado acabo, en qué parte del río y arroyos de la cuenca se ha regenerado su vegetación, en qué zona de la comarca de Los Alcores o de las sierras de Morón, como áreas afectadas por erosión grave se ha reforestado, yo diría que más bien todo lo contrario, pues se ha seguido deforestando a base de talas, nuevas roturaciones, pastoreo e incendios; y qué decir de la restauración paisajística de las canteras, teniendo en cuenta que a día de hoy existen un mayor número de ellas que hace trece años, repartidas especialmente por los Alcores y Morón de la Frontera, y son numerosos los expedientes solicitando la apertura de otras nuevas. Realmente muy pocas han sido las restauraciones llevadas a cabo, en algunos casos convertidas en nuevos polígonos industriales como las canteras de Zacatín, buena parte de las canteras de Cemento en Alcalá. Pero no solo eso, sino que se han enmascarado numerosas canteras en procesos urbanizadores como ha ocurrido en la zona del Zacatín, de la Pirotécnia y la Boticaria en Alcalá; en el camino de Gandul, junto al escarpe, en Mairena del Alcor, o en el Viso del Alcor.

Mención aparte merece la recuperación de las vías pecuarias y los caminos.
Todos sabemos cual es la situación en que se encuentran las vías pecuarias andaluzas, que es extrapolable a la situación de los cientos de kilómetros de vías pecuarias de la cuenca del Guadaíra. Archivados todos los expedientes de deslindes, que quedaban abiertos, por caducidad de los mismos, es decir, por que la administración competente, la Delegación Provincial de Medio Ambiente, no ha sido capaz de finalizarlos en los plazos establecidos, quién sabe por qué motivos, aunque la presión de la gran patronal agrícola, ASAJA, presentando alegaciones, recurriendo todos los procesos y con extensos artículos en la prensa, en los que se erigían como los mejores y únicos garantes de las vías pecuarias pudo haber tenido algo que ver.
Actualmente, la gran mayoría de las vías pecuarias de la cuenca, veredas, cordeles, cañadas... se encuentran convertidas en meros caminos (los que no son carreteras (El cordel de la Camorra a su paso por la carretera Alcalá-Carmona no se ha tenido en cuenta para la ejecución de la nueva autovía, siendo imposible la conexión a pié o en bicicleta sin tener que entrar en el asfalto), no importa su anchura legal, en muchos casos abiertos únicamente por el tráfico de vehículos, que periódicamente son aradas para dificultar el tránsito por ellas, e incluso en algunos casos prácticamente privatizados, como algunos tramos de la vereda de Angorrilla o el cordel de Mairena a Utrera (esto mismo ocurre en las vías pecuarias de las sierras de Morón) pues el desconocimiento de su existencia y características es absoluto.
De los caminos mejor no hablar, sirva como ejemplo el catálogo de caminos de Alcalá de Guadaíra (no publicado en el BOP), del que tenemos constancia hace más de seis años, en el aparecen unos cien caminos públicos más varias decenas de servidumbres (no reconociéndose otros caminos tradicionales como el de La Boca, el del Rincón, el del molino de Pared Alta....). En el mismo se reconocen ya numerosos caminos cortados como el camino de Peromingo, el camino de Angorrilla, el camino de Gandul a Mairena.... Pues bien, en estos años de existencia del catálogo, no se ha movido un dedo para liberar ninguno de ellos, es más se ha permitido “privatizar” varios de los que atravesaban el Campamento de Gandul, que al desaparecer este han pasado a manos de la fábrica de tanques, la multinacional General Dynamic.
Y qué decir de la importancia de los caminos en el planeamiento urbanístico, desaparecen caminos tradicionales que conectaban los núcleos de población con las zonas rurales debido a que no se tienen en cuenta esta conectividad con las zonas rurales en los procesos de desarrollo urbanísticos.
En cuanto a las denuncias de los grupos sociales sobre estos hechos y otros muchos, en general no se han dignado ni en contestar.

c) Acciones de recuperación del patrimonio Histórico y Cultural.
- Rescate del patrimonio arquitectónico vinculado al río.
En este apartado la mayoría de las actuaciones, si no todas, se han llevado a cabo en Alcalá de Guadaíra, donde, si bien se han restaurado varios molinos, como el de Benarosa, San Juan, Algarrobo o La Tapada, a los que no se les ha dado ningún uso, con el consiguiente deterioro, no es menos cierto que otros tantos se han ido deteriorando como el molino de Cerrajas, los de Pelay Correa, El Arrabal, Hundido, Cajul, Hornillo, La Boca, Cañiveralejos, los tres de Gandul....e incluso han desaparecido, como el molino Nuevo o el Tragahierros.
En cuanto a los molinos en los demás pueblos de la cuenca, los de Morón, Arahal, Carmona, Mairena..., podríamos preguntarle a alguno de los presentes, si es que hay alguna persona de estos pueblos en la sala, cuál es el estado de conservación de los mismos, o cuales han sido las acciones llevadas a cabo para su recuperación en los últimos años.

Otros temas de los que podríamos hablar serían:
- Protección e investigación arqueológica.
- Restauración de los castillos de Alcalá y Marchenilla.
- Recuperación de balneario y poblado de Pozo Amargo.
- Divulgación de este patrimonio.

d) Creación de áreas de equipamiento y ocio.
- Creación de áreas específicas.
- Creación de itinerarios naturalísticos y culturales.
El Corredor Verde, entre El Descansadero de Truhillo y Morón de la Frontera, la gran apuesta de la Administración para el Guadaíra Verde.
Es una lástima:
- No haber aprovechado la oportunidad de crear un itinerario para ciclistas y senderista y no una verdadera carretera sin asfaltar,
- No haber deslindado la Cañada Real de Morón, con lo que se le da la posibilidad a los propietarios colindantes de vallar a pie de camino,
- No haber reforestado amplias zonas en vez de arrancar miles de palmitos, la única palmera europea, supuestamente protegida, para ampliar el carril.
Y por último que es una lastima que se pretenda pasar por corredor verde lo que en realidad es una carretera sin asfaltar, donde no faltan puentes faraónicos sin sentido ni utilidad alguna y cuyo coste saldrá del bolsillo de todos los andaluces y que sin lugar a dudas podrá facilitar la parcelación ilegal de las fincas anejas a la vía pecuaria.
- Ejecución del Parque Metropolitano.

DIVULGACIÓN Y SEGUIMIENTO DEL PROGRAMA COORDINADO Y DE LAS ACTUACIONES QUE COMPORTA.

Pues uno de los mayores problemas del río Guadaíra y del Programa Coordinado es el Desconocimiento e Ignorancia fomentado desde los poderes públicos que se ejemplifica entre otros en:

- El hecho de que la exposición itinerante elaborada para su difusión sólo se haya expuesto en Alcalá de Guadaíra.

- En la continua utilización, por parte de los políticos, del río Guadaíra a su paso por parque de Oromana para justificar los avances y logros del Plan Coordinado.

- En el callar la voz de los que discrepan, de los que tienen una visión distinta de la cuenca del Guadaíra, lo que podemos ver con su actitud ante la marcha al Parlamento Andaluz, cuando más de quinientas personas de toda la cuenca, desde niños a mayores, acuden andando desde Alcalá de Guadaíra hasta la casa de todos los andaluces, para recordarles a los políticos de turno la situación de nuestro río, de nuestra cuenca, del Plan Coordinado... políticos que jamás se han dignado en recibirnos, sin contar con la contra campaña llevada a cabo por las administraciones las semanas previas y el férreo control que parecen ejercer sobre los medios de comunicación, donde raramente aparece alguna reseña, la mayoría de las veces de mal gusto.

- Y qué decir de la Comisión de Seguimiento y de sus periódicas reuniones y de lo dispuesta que está a escuchar a los grupos sociales.

SOLUCIONES-PROPUESTAS
- La solución a los problemas que siguen acuciando al Guadaíra pasa fundamentalmente por la ejecución del “Programa Coordinado” en su totalidad y en la realidad, sobre el terreno.
- Aplicando la amplia legislación vigente a las actividades que se desarrollan o se pretendan desarrollar en la cuenca.
- Poniendo freno a los vertidos incontrolados.
- Impidiendo la apertura de nuevos pozos.
- Impidiendo la construcción de nuevas balsas de riego.
- Recuperando el dominio público hidráulico y las vías pecuarias para el uso de todos y no de los de siempre.
- Protegiendo nuestro patrimonio natural, arqueológico, histórico, etnográfico... el de todos los pueblos de la cuenca.
- Creando el “Parque Cultural de Los Alcores”
- Dándole publicidad al programa mediante la exposición itinerante, que ya existe, en las escuelas, institutos, casas de la cultura...

En definitiva, la ejecución del “Programa Coordinado” no puede depender de que el político o políticos de turno estampen en un papel su firma, salgan en la foto y escenifiquen en el parque de Oromana el gran logro obtenido, como parece que ya están dispuestos ha hacer, sino de el desarrollo, punto por punto, de lo establecido en él, recordemos que buena parte de lo que aun no se ha realizado afecta a los derechos de todos los andaluces y son las administraciones las responsables de que se cumplan en beneficio de todos y no de unos pocos: Deslinde del dominio Público hidráulico, Deslinde de las vías pecuarias, recuperación de caminos, protección de los acuíferos, recuperación y puesta en valor de todo el patrimonio ligado al río…
Con esto creo que doy respuesta a la última pregunta, pues si la “Plataforma Cívica Salvemos el Guadaíra” deja de trabajar, de dar una voz distinta a la oficial, de crear una opinión distinta, quién puede garantizar que el Programa Coordinado sea desarrollado en su totalidad, más bien, me temo, sería liquidado de un plumazo.

No hay comentarios: