jueves, 30 de julio de 2009

Ni un solo despido: toda Alcalá con los trabajadores de Roca.


La multinacional catalana Roca acaba de anunciar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) general que afectará a 713 trabajadores, 177 de ellos son de la fábrica de Alcalá. Roca pretende que el 25% de los despidos estén localizados en el mismo lugar, en Alcalá de Guadaíra, con el impacto que tal cantidad de despidos tendrían en la calidad de vida de estas familias alcalareñas.

La noticia se ha hecho pública en pleno verano. Roca intenta llevar a cabo un despido masivo aprovechando la ausencia física de buena parte de su plantilla, afectada por un ERE temporal desde el mes de abril. Además, la empresa busca beneficiarse del letargo propio del período vacacional. Tal vez debido a tal letargo Antonio Fernández, Consejero de Empleo de la Junta de Andalucía, se ha limitado a calificar esta medida de “sorprendente”. Mientras que nuestro ayuntamiento, igualmente aletargado, sólo ha acertado a mostrar su “profunda preocupación” y su voluntad por “establecer contactos” con Roca.

Sin embargo, este ataque inadmisible por parte de Roca no tiene nada de sorprendente. Hace justamente un año la empresa anunció el despido de 398 trabajadores en todo el Estado, si bien en aquella ocasión el resultado final fue de 200 puestos de trabajo eliminados en forma de bajas pactadas y prejubilaciones. En Alcalá, un ERE temporal afecta a la mitad de la plantilla desde el mes de abril. Y el pasado mes de noviembre Cerámicas Bellavista, filial de Roca, despidió a 191 de sus 241 trabajadores en Dos Hermanas. El despido masivo que Roca anunció ayer es cualquier cosa menos sorprendente.

Desde Andaluces de Alcalá exigimos al Ayuntamiento de nuestro pueblo, a los sindicatos y a los partidos autodenominados “de izquierda” que tomen parte activa en defensa de los trabajadores de Alcalá. No es hora de “sorprenderse” ni de “mostrar preocupación”. Es hora de tomar partido. Es la hora de que demos un paso al frente quienes realmente pensamos que el sustento de las familias no puede depender del índice de beneficios de una empresa. Es hora de defender los puestos de trabajo frente a quienes sólo ven en ellos un recurso coyuntural para enriquecerse más y más.

Desde el grupo Andaluces de Alcalá deseamos denunciar una estrategia perversa de destrucción de empleo. Exigimos transparencia en las negociaciones, y que los trabajadores puedan participar directamente de las negociaciones. Para ello, creemos necesario trasladar dichas negociaciones a fechas más adecuadas: la empresa no puede aprovechar el verano para imponer sus decisiones unilateralmente. Además, queremos hacer público nuestro más sincero apoyo a los trabajadores de Roca. A ellos les animamos a organizarse y a mantenerse unidos. Estamos convencidos de que con la unidad y la solidaridad de toda Alcalá será posible una solución digna, que evite la pérdida de puestos de trabajo en nuestro pueblo. Por nuestra parte transmitimos a los trabajadores de Roca, y al conjunto de la ciudadanía alcalareña, nuestra voluntad inequívoca de apoyar y participar activamente en todas aquellas iniciativas que tengan como objetivo la defensa y promoción del empleo digno en Alcalá.

No hay comentarios: